La Junta actualiza el estudio ambiental para retomar el proyecto de la variante de Osuna hacia la carretera de Écija

La nueva carretera, con un trazado de 3,8 kilómetros, está incluida en el nuevo Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad

La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha completado la
actualización del estudio ambiental de la variante de Osuna, proyecto que se ha
retomado después de que se iniciara hace dos décadas pero nunca se llegara a licitar
por parte de los anteriores gobiernos andaluces.

La delegada territorial de Fomento en Sevilla, Susana Cayuelas, ha señalado que el Gobierno andaluz “ha trabajado en los últimos meses para desempolvar un proyecto que llevaba más de una década olvidado y sin alternativas para su futura ejecución”. “No sólo se retoma este proyecto, sino que además se marca una hoja de ruta clara para su ejecución con la inclusión de esta carretera dentro del Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía (PITMA 2030), ha manifestado.

Para la renovación de la autorización ambiental de la variante de Osuna, la Consejería
de Fomento contrató un trabajo de actualización de la documentación ambiental del
proyecto. Este trabajo ha finalizado recientemente y ha consistido en la revisión del
estudio ambiental del estudio informativo y del proyecto de la variante de Osuna,
repasando los condicionantes ambientales de la alternativa seleccionada en el estudio
informativo, comprobando si se mantienen o han variado.
Una vez completada la revisión del estudio se ha remitido la documentación al órgano correspondiente para obtener la autorización ambiental del proyecto, que se
encontraba caducado por el tiempo transcurrido y cuya concesión es un paso
fundamental para la licitación de las obras.

La carretera de Écija a Osuna (A-351) cumple un papel clave en la articulación de la
provincia de Sevilla, ya que enlaza dos vías de alta capacidad como la autovía del Sur
(A-4) y la A-92, pero también conecta con el Hospital comarcal de Nuestra Señora de
la Merced. Actualmente, atraviesa el casco urbano de Osuna en una larga travesía con
problemas funcionales y de capacidad, ya que tiene una anchura de calzada limitada y
con radios de giro estrictos, como en el tramo del Arco de la Pastora.
La variante de Osuna trata de resolver esta situación a través de una nueva carretera
de 3,8 kilómetros, formada por una calzada de siete metros (con dos carriles de 3,5
metros) y arcenes laterales de 1,5 metros y bermas de 0,5 metros. El corredor general
de trazado, de hecho, se contempla en el planeamiento urbanístico de Osuna.
El proyecto que se ha retomado se inició hace dos décadas, cuando se redactó un
estudio informativo que seleccionó una alternativa de trazado por el oeste de Osuna, partiendo de la entrada desde Écija hasta el enlace con la A-92 (kilómetro 80). Este
estudio obtuvo informe ambiental favorable en 2005. Cuatro años después, en 2009,
se redactó el proyecto de construcción e incluso se planteó su ejecución mediante la
vía de la colaboración público-privada, aunque finalmente nunca se licitaron las obras.

Fuente: Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Clic hacia arriba