La imagen de Ntro. Padre Jesús Cautivo

La Hermandad de la Vera-Cruz se encuentra inmersa durante esta semana en la celebración del XXV aniversario de la incorporación como titular de la imagen Nuestro Padre Jesús Cautivo y de su primera salida procesional. Ante esta efeméride queremos aportar algunos datos históricos, unos inéditos y otros poco conocidos, sobre tan soberbia imagen

La excepcional talla del “Cristo de la Caña” recibe tal denominación popular al representar el momento en que Jesús es coronado de espinas, lo revisten con una tela púrpura y le colocan una caña como cetro, recibiendo burlas como rey de los judíos. Data de la segunda mitad del siglo XVIII y existen varias teorías acerca de su autoría, actualmente se está investigando este aspecto. Muy conocida, pero ficticia, es la leyenda que la atribuye a un anónimo platero ursaonés.

Aunque Nuestro Padre Jesús Cautivo recibe culto en la Iglesia de San Agustín, proviene, al igual que su Hermandad de la Vera-Cruz, del desaparecido Convento de San Francisco, desde donde fue trasladado cuando se derrumbó. La imagen presidía el retablo mayor desde que un Viernes de Dolores de 1770 la donara el canónigo Juan Sánchez Pleites, donde se custodiaba en un trono-tabernáculo dorado cerrado por una reja con cristales bajo tres llaves que estaban en poder del prior franciscano, el Abad de la Colegiata y el Corregidor de la Villa (según el documento de donación de la imagen la custodia la tenían los padres guardianes de Convento, el abad de la Colegiata, al vicario eclesiástico y los sucesores). Esta circunstancia debió inspirar sin duda al religioso para que le diera la advocación de Santísimo Cristo del Portal, tal y como lo refiere en el documento de donación.

Es intención de la Hermandad recuperar esta primitiva y original advocación ya que, al igual que en otras localidades como Écija donde proliferan denominaciones particulares (Cristo del Confalón, Jesús sin Soga, Cristo de la Yedra…), en Osuna ésta es la única que se conoce con un carácter propiamente local.

El anteriormente referido retablo mayor del Convento de San Francisco de nuestro pueblo, en el que situaba el Santísimo Cristo del Portal, se conserva hoy día en homónimo convento de Sevilla, de San Buenaventura. Se trata de una monumental obra del siglo XVIII donde se representan ángeles, relieves de la Asunción y Coronación de la Virgen y santos la mayoría franciscanos, otros fueron añadidos cuando el retablo se adaptó y modificó para su nueva ubicación a mediados del siglo XX.

Desde que la imagen del Cristo de la Caña llegara a la Iglesia de San Agustín, se sitúa en un retablo, en el brazo izquierdo del crucero, que anteriormente alojaba a la imagen de Santo Tomás de Villanueva (imagen que se localiza en otro lugar de la Iglesia). El penacho que remata este retablo tiene tallado el corazón de San Agustín.

Desde hace muchos años la imagen del Santísimo Cristo del Portal estuvo en el punto de mira de los cofrades ursaonenses. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia pretendió adquirirla ante el grave deterioro que padecía su primitivo titular, según consta en las actas del Patronato de Arte con fecha de 18 de noviembre de 1969. La respuesta fue positiva, aunque la cesión se limitaría “solo durante la Cuaresma y para el desfile procesional de la Semana Santa”, de manera que “pasada esta, dicha imagen volvería a la Iglesia de San Agustín donde continuaría expuesta al Culto”. El traspaso se efectuó y la imagen fue montada en el paso en la Iglesia del Carmen, pero las lluvias malograron la posibilidad de que procesionara.

Lee también

Años más tarde se especuló con la idea de fundarle una hermandad propia con personas de etnia gitana.
De esta manera llegamos a 1984 cuando, tras años de inquietudes y deseos, la imagen se integra en la Hermandad de la Vera-Cruz. Desde entonces y hasta 1992 procesionó en el paso prestado por la Hermandad del Patrón San Arcadio. En ese año estrenó uno propio y significó, para la Semana Santa de Osuna, la inclusión de las trabajaderas sevillanas en el mundo de las almohadillas ursaonés.

En los últimos años la hermandad ha recuperado, en torno a la advocación del Santísimo Cristo del Portal, su antiguo culto que se celebraba en el Convento de San Francisco a principios de cada año y una singular oración de preces: Pídeme que soy muy rico, que aunque cautivo me ves, por muchas que tu me pidas, muchas más yo te daré.

Llegada la fecha de sus 25 años procesionando cada Martes Santo, aunque la imagen antaño procesionó en algunas ocasiones, la Hermandad espera la noche del sábado 26 de septiembre para conmemorar tan especial efemérides para su Hermandad y el pueblo de Osuna.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Clic hacia arriba
Popup emergente Torrijas