Leyendo ahora
La compra-venta online de oro se ha disparado en España

La compra-venta online de oro se ha disparado en España

Siempre que la política hace que se viven días históricos se dispara la venta del oro, puesto que el oro es la moneda global y el único activo que en momentos de graves conflictos se puede vender en todas partes del mundo, pero cuando llegan los buenos tiempos sociales el oro se devalúa y sólo los más conservadores siguen apostando por él.

La venta y compra del oro a lo largo de los tiempos pone de manifiesto lo ocurrido en la sociedad y vender oro fue una constante a lo largo de todo el periodo de crisis económica, que a pesar de la recuperación que se dice estar viviendo, se sigue haciendo.

 

Comprar oro es algo habitual en muchos países europeos

El oro de las joyas es más difícil de evaluar que el de los lingotes y monedas, pues al vender oro en forma de joya solo se da valor al oro en sí mismo y no a la creación, de modo que el valor decae mucho.

Otra cosa es encontrar una empresa capaz de tasar este oro del mejor modo posible para el comprador y además que esta esté situada en un lugar discreto, puesto que los que se ven en la necesidad de poner a la venta el oro de las joyas familiares no quieren ser vistos. Es más, seguro que a muchos los mueven sentimientos encontrados, porque tener que recurrir a vender el oro para poder sobrevivir nunca es plato de buen gusto.

Comprar oro es algo habitual en muchos países europeos como Alemania en que los clientes de las entidades bancarias tienen acceso a él desde estas mismas, sin embargo en España, los bancos nunca han promocionado esta acción financiera ni alentado al ahorrador al mercado del oro.

Quienes invierten en oro en nuestro país suelen ser gente con alto poder adquisitivo y no los humildes inversores, sin embargo, después de la crisis algo parece haber cambiado y la compra online de oro se ha disparado del mismo modo que se ha disparado la venta.

 

Lo mejor que se puede hacer es hablar con los profesionales de la compra y conocer el valor de cada tasación

Los gastos imprevistos y los baches financieros llevan a las personas a tener que deshacerse de objetos que valen más por el valor sentimental, ya que pueden haber sido heredados y haber estado presentes en la familia por largos periodos de tiempo, que por su valor económico, pero cuando se tienen que deshacer de ellos lo que quieren es obtener la mayor rentabilidad.

Lee también
Junto a la frontera de Gaza. 1-12-23. Foto: Jaime Villanueva
Lee también
BOCETO HB_RamonCajal_B1M3.indd

La plata, también es objeto de compra y venta. Muchas vajillas familiares de antaño están realizadas con este metal, pero también hay quién tiene en casa monedas de plata y hasta quien las colecciona. Los metales preciosos siempre pierden valor y esta es una premisa básica que tiene que tener presente el vendedor de oro, a menos de que cuente con un lingote cuyo precio lo determinará el precio del oro en aquél momento.

Si las joyas están diseñadas por un diseñador muy famoso, sí que tendrán más valor que de no tener ninguna firma o de estar firmadas por joyeros artesanos no reconocidos, pero es difícil que en estas transacciones los clientes salgan verdaderamente satisfechos y esto es algo que deben de tener en cuenta de entrada.

 

Si hay un sector especialmente flexible es el de la compra venta de metales preciosos, de modo que antes de vender oro lo mejor que se puede hacer es hablar con los profesionales de la compra y conocer el valor de cada tasación.

Existen empresas de referencia en la compra venta que tasan las alhajas y demás objetos de oro y plata muy por encima de otras, de modo que hay que saber cuáles son las mejores en cada localidad antes de vender oro y no sucumbir al imperativo que hace que nos tengamos que deshacer de artículos tan preciados en momentos de apremio.


Descubre más desde El Pespunte

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde El Pespunte

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo