Jesús Sánchez cerró el Otoño Cultural del Casino celebrado con gran éxito

Parejo y Cañero Intermedio fijo

 

El programa otoño cultural en el Casino de Osuna concluyó el pasado viernes con la conferencia, a cargo de Jesús Sánchez, sobre la historia del toreo local. El acto que contó con la presencia entre otros de Miguel Ángel Araúz, concejal del Ayuntamiento de Osuna y de José Luis Cecilia, Presidente del Círculo Taurino, fue abierto por el vocal de cultura de la Sociedad Casino de Osuna, Manuel García Aguilar. Con palabras de bienvenida llenas de satisfacción por la acogida que ha tenido este ciclo, anunció que es intención de esta Directiva convertir este Otoño Cultural en una cita tradicional dentro del escenario cultural de Osuna.

Comenzó Jesús con palabras de agradecimiento para iniciar un largo recorrido, que se remonta al siglo XVI, según actas municipales, en las que se aprecia que en el devenir de los tiempos siempre ha habido en Osuna gran afición a los toros. Se han celebrado festejos al modo de cada una de las épocas en las Plazas del Duque, San Agustín, Mayor, Bacalao, Puerta Ronda y terrenos de la Mohedana, siendo muy frecuentes a lo largo del siglo XVIII, según crónicas documentadas. Llama la atención que los vecinos se disputaban el dominio de los balcones para presenciar los festejos en un efecto mimético con los Duques que tenían palco propio en la Plaza de Toros de Madrid. En este sentido conocimos el dato poco conocido de que los Duques son ganaderos con el hierro Veragua; asimismo hemos sabido con certeza que Manuel García “Espartero” nace en Osuna, aunque bautizado en Sevilla, pero que el apodo taurino le venía por pertenecer sus padres y abuelos al gremio del esparto, oficio tan ligado a nuestro pueblo.

Sin duda el documento que convierte a Osuna en epicentro de la tauromaquia es la “Cartilla de torear”, redactada en Osuna por el Sr. Cantalejo en el entorno de 1.650, en donde se recoge una completa reglamentación que había que observare en estos acontecimientos. En 1.902 se funda, precisamente en los salones del Casino, La CIA Anónima Plaza de toros de Osuna con fondos a base de participaciones de 25 Pts, aunque en algunos casos se permitió el fraccionamiento entre dos o mas personas. En 1.904 se inicia la construcción en terrenos de la familia Govantes-Oriol, siendo una autentica primicia, el que Jesús rebelara que el proyecto es de Aníbal González, siendo sus honorarios de 1.000 Pts. En este momento el ponente revindicó la declaración de edificio BIC, para preservar la plaza, hoy propiedad Municipal.

Jesús ofreció muchísimos datos, cargados de anécdotas, poniendo de manifiesto un conocimiento profundo de nuestra historia torera, en la que los años 40 y 50 representan el punto álgido de la fiesta dado que surgen muchos aspirantes a torero. Destacan Barrita, Zapaterito, Franco, Luis Pérez, Marcial Navarro, y un sinfín de aficionados, cada uno de ellos con diferente fortuna. Independientemente de ellos, la plaza de Osuna ha vivido momentos memorables con grandes figuras que van desde Manolete hasta los primeros espadas de la actualidad, tanto a pié como a caballo.

Sería interminable la crónica del acto, si tratáramos de reproducir totalmente, lo que de forma muy amena nos contó Jesús en la noche del viernes, por lo que debemos remitir al lector a su libro “Osuna y su historia torera 1904-2004”.

Con una cerrada ovación terminó el acto, con la entrega por parte del presidente de la Sociedad, Antonio Navarro, de un recuerdo consistente en un azulejo que reproduce el cartel anunciador del programa.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *