Fotografías del día después de la fuerte tormenta que dejó en Estepa graves destrozos e inundaciones

El Ayuntamiento, junto con Diputación, se encuentra valorando daños y desperfectos

La Casona de Calderón

Ayer martes 11 de agosto, en torno a las 16:00 horas, los vecinos de Estepa se vieron sorprendidos por una fuerte tormenta que comenzó a arrasar con el municipio y que volvería a repetirse de forma similar sólo una hora más tarde.

En apenas unos minutos, las nubes descargaron gran cantidad de agua sobre el término municipal estepeño y la situación se convirtió en algo incontrolable para todos los vecinos de la localidad. Durante un corto periodo de tiempo pero de forma muy intensa, las precipitaciones eran de granizos con el tamaño de “pelotas de golf”, algo que provocó atascos en los desagües, desperfectos en los cristales de ventanas y persianas, o como no y algo muy habitual en estos meses, destrozos de piscinas domésticas.

De forma inmediata y justo al finalizar la primera tormenta, patrullas de Policía Local, Guardia Civil y Bomberos, se personaron en los lugares más acusados por las inclemencias meteorológicas para intentar valorar daños y buscar soluciones provisionales de forma inmediata. Además, el alcalde de la localidad Antonio Jesús Muñoz, junto con el Concejal de Urbanismo y otros trabajadores del Ayuntamiento de Estepa, se movilizaron y estuvieron junto a sus vecinos para transmitir “tranquilidad” en esos momentos de nerviosismo y mostrar su apoyo de cara a posibles daños y reparaciones.

Uno de los más grandes destrozos que ha dejado la tormenta se produjo cuando el muro exterior de la antigüa residencia de ancianos situada en la Calle Dehesa (una de las zonas altas del municipio), se vió desplomada por la fuerza y contención del agua. Esto produjo que una fuerte tromba de agua unida a la precipitación que ya estaba sufriendo Estepa, comenzase a descender por dicha calle arrasando a su paso con vehículos, pedazos del muro desprendido, y otros bienes como si de una película se tratase.

Atascos en sumideros, casas inundadas, bienes particulares arrasados por el agua y otros muchos desperfectos son las secuelas que dejó la tormenta de ayer martes en Estepa. La colaboración ciudadana fue increíble, y es que de forma inmediata, los estepeños se movilizaron para ayudar a sus vecinos a evacuar el agua, evitar que la inundación de la Iglesia de Los Remedios fuese a más, o incluso algunos mensajes en redes sociales donde las propias personas en sí se ofrecían a prestar su ayuda a aquellos que lo necesitasen.

A día de hoy, el Ayuntamiento de Estepa espera la visita de Diputación y comienza a valorar daños y desperfectos. Por lo que desde las autoridades, mandan un mensaje de paciencia y tranquilidad para los vecinos más afectados que más pronto que tarde, se verán atendidos por el Consistorio. Por lo tanto, la tormenta deja destrozos y muchos desperfectos, pero también ha sabido sacar la mejor cara de los estepeños y prueba de ello ha sido la colaboración ciudadana entre todos ellos.

Rubén Delgado

Comentarios

AUTOR