ENTREVISTA | Rafael de la Fe, alcalde de El Rubio: “Nos vamos a tirar al charco y volveremos el lunes a hacer test a todos los ciudadanos”

Tras la colocación de 250 mamparas en los pupitres, el regidor cree que ningún pueblo ha llevado a cabo esta medida

La Casona de Calderón

El Rubio es, sin duda, uno de los pueblos más punteros en la lucha contra la expansión del virus, y prueba de ello son todas las medidas que se están llevando a cabo en la localidad por parte de su Ayuntamiento. Con sólo dos nuevos casos desde el comienzo de la época de rebrotes y de los que uno de ellos ya ha recibido el alta médica, el alcalde de El Rubio Rafael de la Fe asegura que “estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para luchar contra el virus”.

Mayor desinfección en las calles, mamparas para todos los alumnos del colegio, o la creación de una nueva consulta en el ambulatorio que permita separar a los adultos de los niños, son algunas de las medidas que desde el consistorio se están llevando a cabo. Para conocer más sobre el tema y todas las novedades del municipio tales como la finalización de la piscina terapéutica y la residencia para personas con dificultades, en El Pespunte hemos hablamos con su alcalde, Rafael de la Fe.

 

P: En primer lugar Rafael, ¿cuál es la situación actual de El Rubio con respecto al COVID-19?

R: Ahora mismo solo tenemos un caso positivo de los dos que había. Una de esas personas tiene el alta médica y que resultó ser del rebrote de Estepa. Nosotros “nos vamos a tirar al charco y además bien tirados”, ya que a partir del lunes empezamos otra vez a hacer test a todos los ciudadanos que quieran y esto nos va a dar una idea real porque evidentemente un solo caso no hay, sino que hay muchos más casos lo que pasa que solo uno es el diagnosticado. Desde las 11 de la mañana del próximo lunes todos los ciudadanos de El Rubio que quieran pueden hacerse el test, y los mandamos a las autoridades sanitarias. Ahora mismo afortunadamente, sólo hay un caso. La semana que viene probablemente haya más de un caso.

Nosotros lo que no vamos a hacer es engañar a nadie, es decir, que porque no hagas test no va haber casos positivos. Claro que dicen ‘te puedes hacer un test y mañana te contagias’, y efectivamente, la única manera efectiva de hacerlo es haciéndole el mismo test a todas las personas en el mismo momento, en el minuto 0, pero eso es imposible. Es curioso que de la primera ronda de test donde hicimos bastantes, hemos encontrado muchos casos asintomáticos pero muchos sintomáticos en el mes de febrero, es decir, mucho antes de que nos confinaran el virus estaba entre nosotros. Gente joven que presentaban síntomas en febrero y ahora presentan anticuerpos.

 

¿Cómo se espera en el pueblo que sean los próximos meses? ¿Tenéis alguna planificación? ¿Se han adoptado medidas excepcionales por parte del Ayuntamiento, tanto sanitarias como sancionadoras?

Nosotros dependemos también de lo que nos digan las autoridades sanitarias. Vamos a maximizar los esfuerzos, a aumentar la desinfección por las calles, en el colegio vamos a hacer un esfuerzo con las mamparas que creo que no lo ha hecho ningún municipio, estamos testando a la población y ese testeo nos tiene que servir para combatir el virus. Nosotros vamos a intensificar todo lo posible, vamos a hacer campañas para que se cumplan las medidas de seguridad. Podemos tener unas medidas de prevención pero no podemos evitar que haya un rebrote. En este ámbito el Ayuntamiento lo que puede es maximizar la prevención, intentar tener recursos de Policía Local para vigilar ya que le hemos pedido a la Subdelegación del Gobierno refuerzos, y poco más podemos hacer.

También hemos hecho una consulta de Pediatría nueva para que los niños estén aislados de los adultos. Hemos puesto mamparas a todos los niños. Nosotros por lo menos se lo vamos a poner difícil al virus.

“La gente joven ha levantado un poco el pie del acelerador”

¿Qué respuesta está teniendo el Ayuntamiento por parte de los vecinos por todas las medidas que estáis tomando?

El Rubio tiene un comportamiento muy cívico. Afortunadamente los vecinos lo han aceptado. Lo que sí nos preocupa, tanto a mí como al resto de mis compañeros alcaldes de otros municipios, es que la gente joven ha levantado un poco el pie del acelerador. La mayoría de los rebrotes son por ellos, y ya me lo trasladaron en su día desde la Subdelegación del Gobierno que probablemente lo primero que iban a confinar o prohibir era la fiesta entre jóvenes y ahí tenemos el resultado. La gente más mayor parece que le tiene un poquito más de respeto, y parece que lo están haciendo de otra manera. No está mal que haya toques de atención y que la población no se relaje.

 

¿Cómo es la relación y la comunicación con el Área de Gestión Sanitaria de Osuna?

Yo hablo permanentemente con Ricardo Gil-Toresano, que es el gerente del Área Sanitaria, y nos comunican los casos que hay. Está claro que no nos dan nombres y apellidos, nos dicen si hay casos o no, ya los alcaldes tenemos que hacer una labor de investigación para saber quiénes son, ponernos a disposición de la familia, y eso es fundamental. Nosotros todos los resultados de los test los mandamos al Área Sanitaria. Estoy convencido de que van a salir resultados, de que van a salir positivos que tengan vínculos con otros pueblos, y eso ha sido gracias al esfuerzo económico que ha hecho El Rubio. Además también estoy convencido de que vamos a prevenir que entre el virus en algunas familias gracias a esos test. Eso es gracias al esfuerzo que ha hecho El Rubio y nosotros vamos a ayudar al Área Sanitaria.

Una de las quejas que tenía la Consejería es que decía que yo estaba haciendo cosas que se salían de mi competencia y realmente lo que había ahí era un negocio que era el de los test privados. Obviamente cada test vale 75 euros, y si el ayuntamiento lo hace pues le está quitando dinero. Si el ayuntamiento hace 2000 test, pues la “hemos liado” porque son 2000 test que pierden ellos. Ahí le quité competencia a la Junta y se enfadó conmigo, pero de igual manera hay algunas corrientes de los alcaldes, como por ejemplo lo que hemos hecho ahora de poner mamparas en el colegio, ahí le hemos quitado un peso a la Junta porque eso es competencia de ellos. Entonces yo pienso que la Junta en realidad tiene que estar contenta con El Rubio.

 

Con respecto a la relación con otros municipios, ¿cuál es la situación?

Yo creo que el siguiente paso, según mi opinión y lo que oigo por ahí, será limitar el movimiento entre provincias. Nosotros podemos poner los medios, pero la movilidad al final es humana y hay relación entre pueblos. Hay parejas que unos son de un pueblo y otros de otro, hay centros comerciales… en teoría la responsabilidad es de las personas y somos todos los que tenemos que cumplir las medidas de seguridad. Nosotros no podemos limitar la íntegra actuación entre los pueblos porque hay parejas, hay padres y madres, y obviamente si hay virus pues el virus se va a mover. La diferencia con la gran gripe de 1918 es que ahora hay mucha más movilidad, a favor de que este virus es más malo porque obviamente ahora mismo coges un avión y estás en la otra parte del mundo en un rato y es muy fácil que el virus se propague. Tenemos que ser conscientes de ello y ya está.

Ambulatorio, piscina terapéutica, residencia, mamparas

Cambiando un poco el tema, ¿cómo van las obras del Ambulatorio y cuándo se prevé que se pueda hacer uso de esas nuevas infraestructuras?

Se espera que esté disponible en un mes. También tengo que indicar que es una obra circunstancial, es decir, que tenemos el proyecto de hacer un ambulatorio nuevo pero había una demanda por parte de los profesionales y de los padres y ha sido un esfuerzo que ha hecho el Ayuntamiento a pulmón y se ha pretendido que los niños estén por un lado y los adultos por otro. Sabemos que los usuarios que suelen ir al ambulatorio son gente más mayor, gente de alto riesgo, y por otro lado ya mismo empiezan las campañas de vacunación, los niños se ponen malos y esto es a petición de los profesionales que decían que lo ideal era separar a los niños de los adultos, y eso hemos hecho. Los plazos han corrido y hemos hecho el esfuerzo, tenemos muchos frentes abiertos pero estamos priorizando las obras. Siempre hacemos lo que nos digan los profesionales, a veces los políticos pecamos de “dominantes”.

 

¿Y con respecto a la piscina terapéutica y la nueva residencia?

La piscina terapéutica de El Rubio está totalmente finalizada, la idea era haberla abierto en marzo pero nos confinaron. Estábamos con los permisos de Sanidad, teníamos ya las inscripciones para los talleres, iba a haber talleres de todo tipo incluso para las pre-mamá, lo que pasa que por el Covid obviamente pues se pospuso. Cuando la situación se normalice la abriremos, está totalmente acabada, amueblada y equipada.

Por otro lado, la residencia. En los próximos meses vamos a licitarla para la empresa que la gestione, la residencia está prácticamente terminada a falta de cuatro detalles. Es una residencia que inicialmente era para personas mayores y le hemos cambiado la tipología para personas con discapacidad grado 2 y grado 3, personas gravemente afectadas como autismo o parálisis cerebral. Como ventaja es muy importante porque genera el doble de puestos de trabajo, es decir, el ratio persona mayor-cuidador es de 0,5 lo que serían 10 cuidadores por cada 20 mayores, en cambio el ratio de cuidador-persona con discapacidad es de 1,01 lo que supone 20 trabajadores por 20 internos. Generas el doble de puestos de trabajo y sobre todo que tenemos menos potenciales rivales en la zona. Esto quiere decir que hay muchas residencias de personas mayores cerradas, pero como esta no hay, entonces la vamos a terminar y vamos abrir.

Importante, estamos haciendo las gestiones para llegar a una muy buena concesión, hay empresas que quieren hacerse con la gestión, pero nosotros tenemos que establecer los resortes para que la empresa garantice las medidas de seguridad tanto para los trabajadores como para los internos.

 

Hace dos días saltaba la noticia de la implantación de las mamparas para los alumnos en el colegio. ¿En qué consiste?

Las mamparas son para todos los alumnos del colegio, 250 alumnos. Vamos a hacer el esfuerzo humano y de recursos habido y por haber por nuestros alumnos. Lo hemos consultado, nos hemos reunido con los directores y ellos lo han visto bien, y es una medida más de seguridad. Al final es un granito de arena importante que ha puesto el Ayuntamiento, así como hemos puesto también personal de limpieza antes, durante y después de la jornada escolar. A fin de cuentas el tema del curso escolar depende de la Junta, yo les puedo dejar mi despacho para dar clase si hace falta, pero son ellos quienes tienen que contratar profesores.

Rubén Delgado

Comentarios

AUTOR