ENTREVISTA | Juan José Aguilar, gerente de Eventsur: “Queremos dar nuestro servicio a toda España en un tiempo récord”

Pronto se darán a conocer nuevos e ilusionantes proyectos de una empresa que se ha mostrado generosa con la sociedad en los momentos más críticos de la pandemia

La Casona de Calderón

Más de 15 años avalan la trayectoria de Juan José Aguilar Zamora al frente de Eventsur, grandes especialistas en el alquiler y montaje de todo tipo de materiales e infraestructuras para eventos.

Ha participado en grandes ferias de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional como BTravel del Barcelona, la BTL de Lisboa, Málaga Gastronomy, así como el Campeonato de Polo de Sotogrande o el montaje de los programas exteriores de Master Chef de TVE.

La empresa de Juan José Aguilar se ha mostrado en constante crecimiento adaptándose a las necesidades de cada cliente, luciendo por lo tanto una personalidad propia en cada trabajo.

La crisis generada por la pandemia mundial del Covid-19 hizo mella en todo el sector y Juan José, lejos de amilanarse, sacó una nueva línea de negocio que denominó MobilProtec, con la finalidad de retomar la vida tras el estado de alarma de la forma más normalizada posible.

En El Pespunte hoy queremos conocer más de cerca a su cerebro, Juan José Aguilar Zamora:

 

P: ¿Qué te llevó a crear Eventsur? 

R: Pues empezamos con un pequeño negocio familiar, en el que contábamos con unos equipos de música y unas casetas que utilizábamos como discotecas. Al contar con este material a modo propio, empezamos a hacer nuestros primeros “pinitos” en el ámbito del alquiler de infraestructuras para eventos.

Más tarde, decidimos dejar atrás el sector de bares y discotecas y continuamos con el alquiler del material en fiestas y ferias de la comarca, y aquí es donde podemos decir que se empezó a crear Eventsur.

 

¿Cómo fueron sus inicios? 

Como todos los negocios, muy duro (risas). Al principio cometíamos muchos errores, con lo que teníamos que ir tomando decisiones rápidamente, lo que nos llevó a adquirir mucha experiencia.

De trabajar en ferias y fiestas comarcales dimos el salto hacia Sevilla capital, cuando creíamos tener dominado Sevilla atacábamos Córdoba, y así año tras año íbamos dando el paso hacia otra provincia.

Fue en el año 2008, cuando el Festival de las Naciones nos hizo una propuesta para hacer un mercado por toda España, aquí empezamos a tocar el ámbito nacional y, más tarde, a principios del 2019, el ámbito internacional.

¿Es fácil hacerse un nombre en el mundo de los eventos? 

Más que un nombre, es un respeto. Que valoren tu trabajo. Recuerdo que teníamos varios clientes de Madrid, que nos llamaban porque tenían la necesidad de cubrir un servicio más especializado, y aquí es cuando resonaba nuestro nombre. Empezamos montando carpas, luego fuimos pioneros en estructuras de madera de exterior, pasamos a eventos de interior y cada vez nos especializábamos más, así que creo que más que un nombre, lo verdaderamente duro es ganarte ese respeto y confianza que tenemos hoy en día.

 

 Te vas de Osuna, pero no te vas. Cuéntanos qué tienes en mente actualmente. 

No nos vamos de Osuna, mudamos nuestras instalaciones (risas). El COVID-19 nos ha impulsado a tomar esta decisión. De hecho, nuestras primeras instalaciones estaban ubicadas en Los Corrales, y las trasladamos a Osuna cuando empezamos a desarrollarnos como empresa.

Teníamos muchas instalaciones, muy grandes y muy dispersas, y teníamos que buscar soluciones para unificarlo todo, nos propusieron unas instalaciones de 10.000 m2 en Aguadulce, y con todo lo ocurrido en estos últimos cinco meses, tomamos la decisión de trasladarnos. En apenas treinta días hemos llevado a cabo la mudanza y ya estamos trabajando de nuevo.

 

Te trasladas a Aguadulce, pero tienes que agradecer mucho a mucha gente.

 Por supuesto. En mi cabeza estas dos últimas semanas no he dejado de pensar en todo lo que nos ha dado este pueblo. Cada vez que paso por Osuna se me viene a la cabeza restaurantes, ferreterías, empresas de trasporte, mensajería, carpinterías, y muchísimas más que nos han ofrecido siempre su apoyo.

Me acuerdo la primera vez que hicimos el montaje en Sotogrande, que pusimos a trabajar conjuntamente herrerías, carpinterías, pintores de toda Osuna, y en apenas treinta días llevamos a cabo un montaje impresionante, gracias a ellos.

Siempre hemos intentado llevar a cabo la contratación de proveedores locales, y lo seguiremos haciendo en un futuro, aunque estemos trabajando desde Aguadulce seguiremos contando con ellos porque nos han ayudado mucho y son muy profesionales.

El carácter emprendedor en tiempos complejos es esencial para seguir creciendo, ¿qué te lleva a no ser conformista? 

La gran incertidumbre, y el no saber que nos deparará el futuro. En estos cinco meses hemos creado dos empresas intentando adaptarnos al futuro inmediato, pero no está todo hecho, hay una gran incertidumbre en nuestro sector, el sector servicios. En estos tiempos hemos intentado ser ágiles y rápidos, no nos podemos conformar porque no sabemos que nos deparará octubre.

 

Tenemos que destacar tu carácter solidario siempre, pero recientemente hemos visto el montaje de las carpas en el Hospital de Osuna en plena pandemia, ¿cómo fue tu experiencia? 

Siempre hemos estado comprometidos con el ámbito social. Desde hace tiempo diferentes asociaciones o hermandades nos han demando ayuda para diferentes actos solidarios, y hemos intentado dar una respuesta positiva en todos los casos, nosotros entendemos que le debemos mucho a la gente porque trabajamos gracias a ellas, a los eventos.

En este caso, el de la pandemia, entendimos que teníamos que estar ahí. Ya lo habíamos pensado antes, cuando veía por la televisión terremotos u otras grandes catástrofes había un pensamiento recurrente, que no era otro que lo que podríamos aportar. Esta vez ha pasado aquí y nos vimos con la obligación a aportar, o, mejor dicho, que había llegado la hora de aportar.

Este carácter emprendedor del que hablábamos anteriormente nos lleva hasta El Coto de las Canteras, donde tienes gran parte de culpa, ¿es ese uno de los proyectos más fuertes que has tenido últimamente? 

Bueno, es uno de ellos. Ha sido uno de los que más me ha motivado, eso sí, porque era volver veinte años después a donde empezamos, el mundo de la noche. Lo que si teníamos claro el grupo de personas que nos hemos juntado es que había que hacer algo muy bien trabajado, y que cumpliera todas las medidas de seguridad que tiene que haber hoy en día. Teníamos que aportar algo diferente al pueblo y así ha sido, además ha sido muy fácil trabajar con ellos.

 

Me comentas que son tiempos complicados y que prevés que hasta verano de 2021 no empezarás a remontar. ¿Cuáles son tus miras a corto, medio y largo plazo? 

Pues es justo hoy cuando pongo fin a una etapa de cinco meses, con todo lo que ha ocurrido, y luego vino la mudanza. Ahora nos tomamos unas pequeñas vacaciones en las que me gustaría analizar donde están las fichas en el tablero, ya que ahora todas estas fichas se han movido, todo es diferente, y ver un poco el tablero desde fuera para montar una nueva partida.

Creo que la crisis económica que ha provocado el COVID-19 todavía no ha llegado a España, pero llegará, y quiero planificar los próximos cinco años, siempre desde Eventsur, pero más con los recursos que Eventsur ha creado. La capacidad de producir, de dar servicio en toda España y sobre todo en un tiempo récord, porque cuando nos dedicamos al evento, nos dedicamos a hacer las cosas muy rápido y de forma muy eficiente. Así que queremos acometer proyectos de los cuales pronto podremos dar nombre.

 

¿Qué te ha llevado a trasladarte a Aguadulce? 

La necesidad de buscar soluciones para la empresa, si nosotros no tomamos soluciones y todo esto dura hasta verano de 2021, no estamos ni en Osuna, ni Aguadulce ni en ningún otro lugar. Al final es una búsqueda tanto económica como logística porque gracias a esto también hemos encontrado un lugar donde unificar todas nuestras instalaciones. Va a ser un salto cualitativo.

Nació Mobilprotec, arropada por Eventsur, dos empresas propias de Juan José Aguilar. ¿Cómo valoramos a cada una ahora mismo? 

Pues cuando montamos Mobilprotec el primer sorprendido fui yo, Juan José Aguilar. Tenía en mente que, si me salvaba yo como autónomo, era una persona menos que rescatar. Luego la respuesta fue impresionante. Contábamos con todos los recursos de Eventsur, así como clientes, y le dimos una imagen propia que fue la de Mobilprotec, con la que hemos tenido la oportunidad de montar en todas las ITV de Andalucía, Fremap, Oficinas de Turismo de Andalucía, Ayuntamientos, Colegios y un largo etcétera.

 

Algo que quieras comentar para finalizar la entrevista.

Una sola palabra, GRACIAS. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Carlos Bellido

Fotografías: Facebook de Eventsur.

Comentarios

AUTOR