Entregados los restos de dos personas identificadas en la fosa de La Puebla de Cazalla

Del total de 77 cuerpos exhumados, las pruebas de ADN solo han podido identificar a dos víctimas de la represión franquista

Diaz Cadenas BBQ

La pasada semana se entregaban a los familiares los restos de las dos personas identificadas tras realizar las pruebas de ADN a los cuerpos exhumados en la fosa común del cementerio de San José de La Puebla de Cazalla.

El pasado mes de enero, y tras realizar las pruebas de ADN, se hizo público que solo habían podido ser identificadas dos personas de los 77 cuerpos encontrados en la fosa común “El Carnero” ubicada en el cementerio.

Los trabajos de recuperación comenzaron en el año 2006 aunque las obras tuvieron que ser paradas debido a la imposibilidad de eliminar los osarios construidos justo encima de la fosa. Tras diferentes trámites, en 2014 se comenzó la segunda fase de la exhumación, aunque las pruebas de ADN de las víctimas fueron realizadas hace un año.

El proceso complejo se inició por parte la Asociación “Romance de Juan García” hace 16 años. Una asociación de familiares, representada por Mª Carmen España, cuyo objetivo ha sido la búsqueda de los restos de familiares represaliados.

Después de las pruebas de ADN, el alcalde de La Puebla de Cazalla, Antonio Martín, entregaba los restos de los cuerpos que han podido ser identificados a sus familiares: uno de La Puebla de Cazalla y otro de Morón de la Frontera.

José Santos y Elena Vera, arqueóloga responsable de la segunda parte de la exhumación junto con Juan Manuel Guijo, acompañaban a los familiares en un emotivo acto donde se ha puesto en valor que “de esta manera se culmina este punto de la historia, recuperando la memoria de los que perdieron la vida”.

Los familiares cierran un ciclo doloroso en su vida. La victima de Morón de Frontera era Miguel Rodríguez Arroyo. Las pruebas de ADN fueron realizadas a sus hijos Antonio, José y Teresa. Precisamente, Miguel Guardado recogía los restos de su abuelo manifestando que “hará un camino de vuelta hacia Morón de la Frontera que, al igual que muchos, pensó nunca haría”.

La victima de La Puebla de Cazalla fue Jesús Contreras Angorrilla. Su sobrino Jesús Contreras Núñez fue quien se hizo las pruebas de ADN y los restos fueron entregados a sus sobrinos.

Se tuvo un recuerdo especial también para aquellas personas que no han podido ser identificadas. En las III Jornadas de Memoria Histórica se realizará el traslado de los restos sin identificar al Mausoleo ubicado en el cementerio.  Así se cerrará el proceso iniciado en 2006 y que ha concluido con la exhumación de 77 cuerpos: 62 hombres, 8 mujeres, 2 neonatos, así como 5 adultos sin identificar.

Fuente: Prensa Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla.

Comentarios

AUTOR