Misericordia Señor, hemos pecado

17757189_1861031667500881_3824262376919350429_nOsuna. Madrugada del Jueves Santo. Silencio. Silencio y recogimiento. Misericordia Señor, hemos pecado. Con escrupulosa puntualidad, cuando las campanas de la Insigne iglesia Colegial de Osuna tocaban las 0:00 h., cuando la oscuridad se hacía presente, cuando la multitud aglomerada ante la puerta de la Colegiata se callaba, aunque como siempre con trabajo… se oyó tres golpes de un palermo sobre la puerta lateral, previa apertura para dar comienzo así la estación de penitencia de esta austera Cofradía del Cristo que tallase Juan de Mesa.

El cortejo lo componían unos tramos bien divididos y diferenciados por nazarenos de túnica y capillo negro, cordón morado y burdeos, guantes blancos y escudo en el centro del capillo, a la altura del pecho. Cera color tiniebla y un silencio sepulcral, propio de un voto de silencio el cual veneran y ratifican cada miércoles santo previo a la salida a la calle de la Cofradía.

Con claveles rojo monseñor y cuatro hachones color tiniebla se exornaba el paso del Señor de la Misericordia el cual se remataba el Miércoles Santo por la mañana. Se conformaba de esta forma el monte que acaricia los pies del Señor. Al frente sus capataces, José Francisco Martín Caraballo, Daniel Reina y José Antonio Cabello, comandaban este paso formado por 18 costaleros, que con puntualidad británica llegaba a Carrera Oficial – 1:30 h – de igual forma que de regreso a la Insigne Iglesia Colegial de Ntra. Sra. De la Asunción – 3:30 h. –

De esta forma culmina así un cortejo más en Osuna, un día más, una madrugada del Jueves Santo que da pie a este final de Semana Santa, quedando aún tres días en Osuna de procesiones, de fe pública y de estaciones de penitencia.

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas