La Estrella de Oriente podrá verse el 21 de diciembre, después de 800 años

Este hecho es debido a una alineación entre Júpiter, Saturno y Venus, además de una ilusión óptica de La Tierra en su posición respecto al Sol

Según la historia cristiana, una estrella fugaz permanente guio a los tres Reyes Magos hasta el portal donde nació Jesús, en la ciudad de Belén. La estrella aparece en el “evangelio de la infancia” San Mateo. Los evangelios de la infancia tienen un carácter ligeramente distinto al resto del evangelio. Por eso están llenos de evocaciones a textos del Antiguo Testamento que hacen los gestos enormemente significativos.

Pues bien, esta estrella se debe a una alineación de Júpiter, Saturno y Venus y será una ilusión óptica creada por la posición de La Tierra con el Sol, ya que nunca se juntarán estos planetas físicamente. Este hecho, en realidad, sucede cada 20 años, pero desde hace 800 no se producía tanto acercamiento entre estos planetas.

¿Cuándo se podrá ver y cómo?

La Estrella de Oriente se podrá ver durante el solsticio de invierno, el 21 de diciembre de 2020, dirigiendo la vista hacia al suroeste, aproximadamente 45 minutos después de la puesta de Sol. Sin embargo, a lo largo de esa semana seguirá siendo visible, aunque no con tanta fuerza.

«Tendría que retroceder hasta justo antes del amanecer del 4 de marzo de 1226, para ver una alineación más cercana entre estos objetos visibles en el cielo nocturno», explicó Patrick Hartigan, astrónomo de la Universidad Rice (Houston, Texas), a la revista Forbes. La próxima vez que se produzca este hecho será de nuevo en 2080, tan sólo 60 años después en comparación con la diferencia de años con la última vez.

Aunque los astrofísicos recomiendan el uso de un telescopio para presenciar este hito histórico, a simple vista se podrá ver con tan solo mirar al cielo en la dirección arriba indicada.

Carlos Bellido García

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas