La Espera Obtuvo su Preciada Recompensa

Después de una madrugada para la historia, el día amanecía nublado y con previsiones de lluvia bastante altas. En torno a las 17:00 de la tarde, las tormentas lloraron granizos y la inquietud e intranquilidad se hizo presente tanto en la iglesia de Santo Domingo como en el Convento de los Padres Carmelitas.

Tras una larga espera y varias reuniones de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Jesús Caído, finalmente decidía dar un paso adelante recortando el recorrido evitando su casa de la Merced y poner la cruz de guía a las 20:10 en el dintel de la iglesia del »bacalao». Con un fuerte aplauso recibía el público las aperturas de las puertas y con la marcha Cristo del Amor interpretada por la Banda de Cornetas y Tambores -estrenándose detrás del paso- enfilaba la Plaza Rodríguez Marín Ntro. Padre Jesús Caído, quien iba estrenando una nueva túnica de Lyon burdeos bordada en oro.

Momentos más tarde a sones de Encarnación Coronada ejecutada por la Banda Santa María la Blanca de la vecina localidad de La Campana, podíamos ver como una inmensa lluvia de pétalos caía sobre el palio de Ntra. Sra. y Madre de los Dolores.

Con paso firme y decidido la Hermandad llegaba a Carrera Oficial y no sería hasta la calle Sevilla donde se vivirían los momentos más emotivos, cuando los dos pasos se giraban hacia la Residencia Virgen de Belén. A su paso por Hornillos se pudieron disfrutar los instantes más íntimos, al igual que por Gordillo, desembocando de nuevo a una medio llena plaza Rodríguez Marín.

Pero la Hermandad de la Humildad también ha vivido momentos dubitativos y de desasosiego ante las inclemencias

meteorológicas, aunque al igual que sus »hermanos macarios», la Junta de Gobierno acertaba posicionando la Cruz de Guía en la puerta de los cantillos.

Con puntualidad británica, a las 20:30 se ponía en la calle dirigiéndose hacia el Convento de las Madres Carmelitas, aunque no realizarían la tradicional revirá mirando a las monjas de San Pedro.

Con una cierta tranquilidad, la Hermandad de los »pellejos» se encaminaba hacia Carrera Oficial, donde pedía la venia a las 22:15 horas, a sones de la AM Santa María La Blanca tras el misterio y la Banda de Música Villa de Osuna tras el palio. Aun así, esta Semana Santa seguiría sorprendiéndonos dejándonos estampas maravillosas como la de los pasos de los dos Sagrados Titulares por la calle Sevilla con la Insigne Iglesia Colegial al fondo. Aunque no sería hasta la entrada -cita obligada en nuestra Semana Mayor- cuando el Señor Atado a la Columna se encontraría con su bendita Madre, y así alcanzar la gloria.

Desde este equipo, queremos felicitar a ambas Hermandades por tomar la decisión de esperar ante las inclemencias meteorológicas y así poder realizar estación de penitencia.

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas