Fuentes de Andalucía celebra los cultos en honor a la Virgen de la Aurora

D. José Antonio Rivera Valderrama, nuevo párroco de la localidad, ofició la Santa Eucaristía
Antonio Márquez Carreño

El Grupo de Fieles de Nuestra Señora de la Aurora ha celebrado a lo largo de esta semana los diferentes actos y cultos en honor a su titular. Debido a las pequeñas dimensiones de su capilla y las actuales restricciones de aforo, estos han sido celebrados en su totalidad en la iglesia Parroquial Santa María la Blanca, principal templo de la localidad. Por ello, la Virgen fue trasladada de forma privada y entronizada en un efímero altar, desde el que ha presidido todos sus cultos.

Estos comenzaron con la Felicitación a la Santísima Virgen, que tuvo lugar la medianoche del día 8 de septiembre, dando así la bienvenida al día grande para los devotos de Nuestra Señora de la Aurora. Un emotivo acto donde Dña. Aurora Ruiz García, la felicitadora de este año, dio cuentas del gran cariño y devoción que procesa hacia su titular.

Cuando apenas las primeras luces de la mañana clareaban el cielo fontaniego en aquel especial día de la Natividad de María, los fieles de la Virgen de la Aurora se volvieron a reunir en la iglesia Parroquial, esta vez para rezar el Rosario de la Aurora, que presidió el simpecado de la Santísima Virgen. Y, aunque este año los fontaniegos no pudiéramos cumplir con la tradición de besar las manos de la imagen, esta no paró de recibir la visita de sus devotos a lo largo de aquella mañana.

El día grande de la Virgen culminó con la celebración de la Solemne Función. Una eucaristía que por primera vez fue oficiada por D. José Antonio Rivera Valderrama, nuevo párroco de la localidad, y que contó con la participación del coro parroquial. En los días sucesivos, el Grupo de Fieles celebró el triduo en honor a su titular, que también estuvo presidido por el nuevo párroco.

El sábado 12 de septiembre la Santísima Virgen debería salir en procesión por las calles fontaniegas. Una salida cuyo punto álgido llega al entrar el cortejo en la calle Carrera, la calle de la Virgen. Allí es recibida por el clamor de sus vecinos entre fuegos artificiales y los sones de su himno. Desgraciadamente, la pandemia ha hecho que la junta del Grupo de Fieles se haya visto abocada a su suspensión.

La más hermosa y antigua vecina de la Carrera (tal y como reza su salve), se trata de una imagen mariana del siglo XVII, atribuida a los talleres de Pedro Roldán y Ruiz Gijón, que porta al divino infante en su mano derecha, así como su característica bandera de plata en la izquierda. En el altar de cultos también estuvo presente la primitiva imagen de Nuestra Señora de la Aurora, una imagen de tamaño académico del siglo XVI.

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas