Un exquisito y cuidado texto de Álvaro Reina protagonizó el Pregón de la Semana Santa de Osuna

Había expectación, y mucha, por escuchar el Pregón de la Semana Santa de Álvaro Reina. Expectación porque todos los allí presentes sabíamos que Álvaro, además de sobrado conocedor en la materia es un excepcional comunicador y no solo por lo que dice sino por lo que no dice y por cómo lo hace. Como buen locutor de radio, Álvaro es un dominador del silencio expresivo, de la pausa, del temple y de la modulación de la voz. Pero lo de este Domingo de Pasión era otra cosa.

Le precedió su presentador, José Manuel Torrejón Japón y flamante pregonero del pasado año y que tuvo palabras certeras para describir al pregonero y que estas llegaran tanto a los que ya conocíamos a Álvaro como a los que no. Palabras que en alguna que otra ocasión se tornaban en términos taurinos, como buen amante de este arte que es el protagonista y del que nos acercó desde su prisma profesional al más personal.

Llegado el turno y tras escuchar la marcha ‘Triunfal’ por parte de la Banda de Música Villa de Osuna, Álvaro tejió en 55 minutos una magnífica obra de arte. Llena de detalles, colmada de pasión, cargada de léxico y conocimientos y todo enfocado en una defensa acérrima de las tradiciones, del recuerdo y de los cofrades.

El pregonero quiso compartir con todos los cofrades su pasión por la literatura con citas a reconocidos poetas y artistas. Ante él, unas 500 personas. Tantas miradas quedaron sin palabras al escuchar a este ursaonés forjado de libros, prensa y revistas, enlazar palabras, frases, versos y temáticas de una forma tan magistral que cualquier aplauso que hubiera cabido habría sido una interferencia a tan exquisito trabajo.

A lo largo del pregón, Álvaro hizo brillantes referencias a cada una de las hermandades de nuestro pueblo en varias ocasiones. Nombró a todas aquellas personas que de una u otra forma debían estar en su pregón y recordó detalles, gestos y sentimientos que eran de justicia hacerlo.

El pregón de Álvaro Reina, no fue sólo el Pregón de la Semana Santa. Lo fue también, de Osuna, de las tradiciones y de las personas, pero si hay algo por lo que destacó ha sido por los detalles pues el pregonero no ha dejado pasar por alto ni un sólo detalle de lo que rodea o puede llegar a rodear la Semana Santa de Osuna. Hagan una prueba y piensen en cualquier detalle que pueda tener cierta relación con la Semana Santa, ¿ya lo tienen? Escuchen ahora su pregón.

Álvaro ha sido un mago de la palabra. Un cofrade cristiano. Y un defensor de las tradiciones y de las personas de hermandad. La expectación inicial pues, era justificada. El pregón que Álvaro ha pronunciado en este Domingo de Pasión es digno de ser recordado, leído, enmarcado y escuchado una y otra vez. De ahí que lo mejor de su pregón haya sido que no quedará en la Colegiata. Si lo escuchan o lo leen una y otra vez descubrirán, como si de una buena película se tratase, ideas entre líneas y detalles que el artista ha dejado plasmados para que desde hoy sean de todos los ursaonenses.

Una vez todo concluido, queda el recuerdo, la Colegiata como testigo, el Cristo de Mesa presidiendo, las bancas y sillas prestas como si ahora comenzara de nuevo todo y la luz iluminando este sueño de Manuel Rodríguez-Buzón. Pero sobre todo quedará el regusto de haber tenido la suerte de ser partícipes de uno de los pregones que serán recordados por siempre en Osuna y cuya mejor parte es que no acabó aquí. Ahora toca volverlo a sentir y descubrir una y otra vez. Enhorabuena Álvaro. Enhorabuena José Manuel.

Vuelve a escuchar la retransmisión en directo del Pregón de la Semana Santa de Osuna 2018 aquí.

Manuel Fdez Carreño

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas