Entrevista a D. Antonio J. Rodríguez Báez por su traslado: «Este es un cambio muy grande en mi vida sacerdotal»

«Voy a ser director del Instituto Teológico a distancia, formador del seminario diocesano y quizás imparta algunas asignaturas como profesor»

Hoy, «nos despedimos» de un gran hombre, un excelente sacerdote que ha pasado por la Villa Ducal de Osuna durante 6 gloriosos años. Hoy, volvemos a hablar con Don Antonio Jesús Rodríguez Báez, quien ha sido Párroco de Ntra. Sra. de la Asunción de Osuna y Vicario Episcopal de la Zona Sur, manteniendo el cargo hasta septiembre de este presente año.

Incansablemente nos ha tratado de forma superlativa, teniéndonos siempre en una alta estima, una gran consideración y dándonos una importancia que nosotros aún no creemos tener, pues su vocación sacerdotal y humanitaria, además de su fiel apuesta por la comunicación y los medios digitales han conseguido que se divulgue más la fe y el Evangelio.

  • Llegados a este punto donde usted ha cumplido 6 años en Osuna, ha hecho tanto bien, ha dado un vuelco enorme y positivo a la Parroquia, ¿con qué sabor se queda tras el nombramiento de su nuevo destino y la consiguiente marcha de Osuna?

Tengo sentimientos encontrados, ya que por una parte como sacerdote deseo hacer siempre la voluntad de Dios y estar al servicio donde la Iglesia me necesite. Así que voy con ilusión. Por otra parte, un poco de tristeza, ya que me siento muy bien integrado en la parroquia y en Osuna. Este es un cambio muy grande en mi vida sacerdotal.

Muchos fieles me saludan y me dan la enhorabuena por mi nuevo destino, y también me manifiestan su tristeza porque me voy. Siento la cercanía y el aprecio de la villa de Osuna.

  • De todo lo vivido en estos años en Osuna, ¿con qué buen sabor de boca se queda?

Cuando llegué a Osuna aún estaba pendiente la reapertura de la Iglesia de Santo Domingo. La finalización de las obras y la consagración del templo ha sido el momento más intenso. Fueron años de mucho trabajo y, gracias a Dios, se consiguió reabrir el templo. Ese proyecto tan grande ayudó a unir a los grupos y fieles de la parroquia.

También me quedo con el testimonio cristiano de los fieles de Osuna. Vivimos tiempos recios, como diría Santa Teresa, y es fundamental para la nueva evangelización el testimonio de fe de los fieles. Osuna sigue manteniendo viva su raíz cristiana que se hace visible en la participación en la Eucaristía dominical, en la celebración de los demás sacramentos, en la gran cantidad de hermandades y cofradías, en los colegios religiosos, en los grupos de vida cristiana y en la presencia de la vida religiosa activa y contemplativa.

Hace pocos días le escuché a nuestro nuevo Arzobispo, D. José Ángel, que tenemos la tentación de la autoreferencialidad, que nos llevaría al conformismo y a pensar que no estamos tan mal del todo. Sin embargo, la nueva evangelización nos lleva a predicar el Evangelio con nuevo ardor misionero y aprovechando los medios que nos ofrece este momento de la historia.

  • ¿Hay alguna espinita que se le haya quedado clavada y no haya podido realizar?

Siempre quedan proyectos por realizar. Irme con la sensación de dejar tareas por hacer también es bueno, ya que significa que la parroquia de la Asunción y la Iglesia en Osuna están muy activas. Nuestra parroquia tiene un gran valor patrimonial, lo que implica que en todo momento hay que estar realizando proyectos de restauración y búsqueda de recursos materiales y económicos. Queda rematar la restauración de la Cilla del Cabildo, intervenir en la Iglesia de Santa Clara, continuar con el mantenimiento de Santo Domingo (muy afectado por humedades), etc. Por otra parte está la actividad pastoral propia de toda parroquia: catequesis, Cáritas, hermandades, pastoral familiar, movimientos,… Es una rica presencia pastoral que, no obstante, necesita una revitalización con la incorporación de jóvenes cristianos a la parroquia. Estoy convencido que D. Manuel Ávalos va a continuar aportando a un mayor dinamismo de la Iglesia en Osuna.

  • ¿Qué reflexión y resumen breve haría de su paso por la Villa Ducal?

Una etapa muy importante en mi vida sacerdotal. Soy feliz en Osuna y doy gracias a Dios por estos años de servicio aquí. Ser sacerdote aquí ofrece muchas satisfacciones, ya que los fieles responden a las iniciativas. Es cierto que nos están afectando los mismos retos que en otros lugares de España, como el avance de la increencia, la dificultad de atraer a los jóvenes a la Iglesia, la falta de vocaciones sacerdotales y religiosas,…, pero todos estos retos con la ayuda de las hermandades, los grupos de vida cristiana y los fieles serán evangelizados.

  • Ahora que “se puede mojar”, ¿en qué tenemos que mejorar las Hermandades y los cofrades de Osuna para seguir creciendo, en qué nos hemos quedado estancados?

Nuestras hermandades y cofradías ofrecen una importantísima unión entre fe, religiosidad popular y pueblo. Ofrecen a la Iglesia la posibilidad de llevar el Evangelio de Jesucristo a los fieles de manera cercana y directa. Muchos fieles se encuentran con Dios a través de los rezos, cultos, procesiones o estaciones de penitencia a las Sagradas Imágenes titulares. Es un gran valor evangelizador.

Si antes advertía de la autoreferencialidad, ahora también hay que advertir de la autocomplacencia. Es decir, no podemos caer en la tentación de creer que porque desde las hermandades ofrezcamos unos cultos al Señor, a la Santísima Virgen María o a los santos, los fieles van acudir en masa. Como nos pide el Papa Francisco hemos de ofrecer espacios de encuentro con Dios en los que los fieles puedan vivir su proceso de conversión. Es cierto que en la conjunción de belleza, fe y religiosidad popular nuestros fieles se sienten interpelados y les mueven sentimientos muy profundos. Nuestras hermandades ayudan a llegar a encontrarnos con esos sentimientos. Lo más difícil viene después, ya que a esa conversión y ese encuentro con el Señor y la Santísima Virgen María, viene el proceso de maduración y crecimiento en la fe. Decisivamente hemos de ofrecer una formación cristiana que ayude a la maduración de esa conversión o encuentro inicial. Esto lo realizamos en la mutua colaboración entre las hermandades y la parroquia.

  • Su nuevo destino va encaminado a la educación, algo que usted ha llevado a gala incluso estando en Osuna en su Universidad y también en el Seminario de Sevilla, ¿es una vocación que le persigue la de la docencia?

Agradezco al Cardenal Amigo su confianza cuando me envió a ampliar estudios a la Universidad Gregoriana de Roma, y a D. Juan José Asenjo que me encomendó las clases. Desde que volví de Roma he estado vinculado al entonces Centro de Estudios Teológicos de Sevilla, y ahora a la Facultad de Teología de San Isidoro y a su Instituto de Ciencias Religiosas. Desde que llegué a Osuna también he impartido la DECA en nuestra Escuela Universitaria. Me acompaña este ministerio docente en mi vida sacerdotal y doy gracias a Dios si puedo ayudar a formar a futuros sacerdotes, religiosos y seglares.

  • ¿Qué espera de su nuevo destino?

Cumplir con la voluntad de Dios y colaborar con el Obispo Diocesano de Cádiz en las tareas que me ha encomendado. Voy a ser director del Instituto Teológico a distancia, formador del seminario diocesano y quizás imparta algunas asignaturas como profesor. Como es obvio, este servicio no lo puedo realizar desde Sevilla, así que voy a vivir a Cádiz junto a los seminaristas.

  • Una pregunta obligada que yo conozco, pero muchos lectores no. Y ahora ¿deja de ser Vicario Episcopal de la Zona Sur? ¿Quién lo releva del puesto?

Efectivamente, yo dejo todas mis responsabilidades y servicios en Sevilla, salvo las clases en la Facultad de Teología, ya que seguiré viniendo a impartirlas desde Cádiz. Como sabes los nombramientos se realizaron en junio. Pensé que saldría el nombramiento del nuevo vicario de la zona sur, pero D. José Ángel, nuestro nuevo Arzobispo de Sevilla, me ha renovado en el cargo hasta septiembre. Así que en ese momento hará el nombramiento del nuevo vicario de zona. Entonces sabremos quién ha sido designado.

  • Volviendo al tema de su nuevo destino, ¿Cuál será su función en el instituto de Teología a distancia en el Obispado de Cádiz y Ceuta?

He tenido un breve contacto con esta realidad a partir de mi encuentro con el Sr. Obispo y el actual director del Instituto. Todavía tengo que conocer su funcionamiento. Básicamente voy a ser el director, lo que implica dedicarme a su buen funcionamiento junto a la secretaria de la institución. Es un instituto consolidado, con años de servicio y con un buen número de profesores y alumnos.

  • Muchos apenan su marcha, no sabe usted cuánto, pero entre todos los mensajes que habrá recibido, ¿con qué se queda o con cuál se queda?

Me quedo con todos los mensajes, los buenos deseos y la cantidad de fieles que van a orar por mí. Voy con cierta inquietud, ya que aunque tengo experiencia de profesor, no así de formador de seminaristas. Confío en el Señor y con el apoyo de tantos mensajes de ánimo espero cumplir con frutos la misión que se me ha encomendado.

  • ¿Cómo valorarías tu paso por Osuna?

Gracia y bendición de Dios. En cada ocasión que he tenido la oportunidad de ser instrumento de Dios para llevar su paz a todo quien me lo ha solicitado me he sentido feliz y realizado como sacerdote. También estimo que es de buen cristiano pedir perdón por todas las veces que me he equivocado, o que no he sabido o que no he tenido la capacidad de ayudar a quien me lo ha pedido. A todos ellos les pido perdón y misericordia.

  • En un tema de actualidad. Ante la presencia de un obispo en Osuna. ¿Qué puede decirnos?

Tuve noticias de la presencia de un obispo en Osuna hace pocos días. Me mostraron una fotografía y por el testimonio de los fieles que hablaron con él, me trasmitieron que era obispo de Toledo. Es obvio que conozco al Arzobispo de Toledo y no coincidía con su descripción. Hablé con los párrocos de Osuna y decidimos comunicar en las misas del pasado domingo la presencia de un obispo no católico en Osuna, con el fin de que si tenían algún encuentro con él no le solicitaran servicios ministeriales. Nuestra intención fue informar a los fieles. Desde el domingo hasta aquí ya se tienen más datos de este obispo, de su afiliación y su presencia en Osuna. Para información de los fieles, deseo hacer constar que la celebración litúrgica que presidió se celebró en una sala de la Escuela universitaria de Osuna (no en la capilla). Parece que todo se desarrolló en un solo día, aunque nosotros nos hemos enterado con posterioridad. Dicho obispo pertenece a una institución que no está en plena comunión con la Iglesia Católica.

  • Para finalizar, le pedimos un audio para sus feligreses

Carlos Bellido García

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas