El Convento del Carmen se revistió de Soledad en Gloria

El Besamanos se celebró en su capilla durante el fin de semana

Eran días festivos en la orbe católica, pues a mediados de Septiembre se suceden los Besamanos y los cultos en torno a María y a sus Dolores Gloriosos. En esta ocasión, en el Convento de Padres Carmelitas, la Hermandad de la Humildad y Paciencia expuso a su titular mariana para un devoto y solemne Besamanos.

Ataviada para la ocasión de forma sensacional – incluso hubo otra celebración para la Virgen el sábado por la mañana pues se casaba uno de sus priostes – y con la mirada atenta del Santísimo Cristo de la Humildad y el Señor Atado a la Columna, María de la Soledad quedaba tan cerca de sus hijos como para que se le pudiera pedir cara a cara tantas cosas como tan inmensa es su grandeza. 

Nuestro compañero Pablo Ruiz se acercó hasta el Convento del Carmen para mostrar a aquellas personas que no pudieron ir cómo se dispuso el altar de cultos a María, que se revistió de Soledad en Gloria.

 

Comenta con Facebook

Noticias Relacionadas