Costaleros: ¿solo una afición?

“Y llegada la hora -llegado el momento- ya bajo las trabajaderas, sesenta corazones latirán precipitadamente al unísono, al tiempo que un Padre Nuestro saldrá por sus bocas…”

(Francisco Berjano, Pregón de la Semana Santa de Sevilla, 6 de abril de 2014)

 

No se entienden las hermandades sin sus costaleros y sus capataces. Si la procesión es un signo privilegiado de expresión de la fe, el trabajo de estos hombres (y mujeres también, en algunos lugares, más de los que se imaginan, de nuestra archidiócesis) es fundamental para que este signo sea vehículo de unión religiosa entre Dios invisible y el corazón del que contempla los pasos. Porque si alguien se emociona viendo un paso es que algo tocó esa parte de su alma sólo reservada a las cosas muy, muy profundas. Esa parte del alma reservada a Dios. La buena labor debajo del paso construye un lenguaje muy rico y complejo, hecho de tradición, sentimiento, música, silencio, oración, compañerismo, recuerdos… y fe. Y a través de ese lenguaje nos puede hablar el Señor.

Continuar leyendo...

Una revirá a la Comarca de la Sierra Sur, por Carmen Prados

La Cuaresma es tiempo de reflexión, de ayuno, de oración, de espera, de acción de gracias y penitencia. Pero también es tiempo de recogimiento, de conversión, de misericordia, de compartir y de festejar. De fiesta compartida y concelebrada. Porque es precisamente en estos días, 40, desde la Ceniza a los Ramos, el tiempo y los días en los que son muchos los carteles, piezas, obras, pinturas, marchas, estrenos… que se presentan. Por y para la Cuaresma. Por y para la Semana Santa. Y quien se siente cofrade y vive estos días deshojando calendarios … sabe bien de lo que hablo. Sabe y entiende, como se entienden las cosas aquí, de verdad. Sabe de cuartelillos, de tertulias, de charlas interminables, de olores, de sabores, de quejíos, de ensayos, de priostía y labores de casa hermandad … sabe de todo lo que entrañan estos 40 días de espera latente.

Continuar leyendo...

Nunca lo intentes

Escucha «Nunca lo intentes» en Spreaker.

La gente que no sabe a dónde va vive dispersa. La gente que sabe lo que de verdad quiere vive enfocada en una meta. Hay un indicador del escaso progreso personal: la falta de urgencia en la toma de decisiones. Sin determinación, siempre tendrás una excusa atractiva para aplazar tus actos. Por eso decía Teresa de Jesús que es muy importante poseer una “muy determinada determinación” de no parar hasta conseguirlo.

Continuar leyendo...

¿Por qué nos da miedo cambiar? (y III)

Escucha «¿Por qué nos da miedo cambiar? (III)» en Spreaker.

Hoy me gustaría compartir contigo tres parábolas inspiradas en los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola. Ellas hablan de nuestras resistencias al cambio. San Ignacio afirma que, cuando alguien quiere cambiar, el “enemigo” sigue tres pautas. Cuando dice el “enemigo” se refiere al diablo, aunque nosotros ya sabemos que es en realidad nuestro cerebro reptiliano quien sacude nuestra voluntad de cambio para prevenirnos. De cualquier forma, tanto el diablo como el cocodrilo son enemigos del cambio como crecimiento positivo. Por eso, la palabra “enemigo” nos va a venir como anillo al dedo.

Continuar leyendo...

Volver a ser como niños

Escucha «Volver a ser como niños» en Spreaker.

Durante las Cruzadas, los soldados musulmanes entraban en la Basílica de la Natividad montados a caballo y arrasaban con la vida de los fieles. Por ese motivo se tapió la majestuosa puerta principal, dejando sólo una entrada de poco más de un metro de altura. Ya nunca más se agrandó la puerta. Quienes quieran entrar en la cueva donde nació Jesús deben agacharse y hacerse como niños.

Continuar leyendo...