El viento y la lluvia no dan tregua tampoco para vivir un pleno Jueves Santo

Dos hermandades se preparan para salir en las próximas horas en Arahal, si no es posible abrirán las puertas de las iglesia para que los vecinos puedan visitar y rezar a sus imágenes

Ha amanecido otro día, Jueves Santo, sin que la lluvia de tregua. Las hermandades que tienen en unas horas su estación de penitencia siguen ilusionadas porque de pronto se abra el cielo y, por unas horas, puedan disfrutar de un día pleno. De momento, las previsiones no acompañan, aún así, las iglesias estarán abiertas para que los devotos pasen a ver sus imágenes, preparadas ya para salir, aunque no salgan.

Esta Semana Santa se recordará siempre como la que impidió la salida de muchas cofradías. Y, aquellas que decidieron salir, vivieron una estación entre amenazas de lluvias o lluvia y viento sin previa amenaza. En Arahal, hoy Jueves Santo, las miradas están puestas en la Hermandad de la Santa Caridad y Misericordia que ha anunciado en sus redes cómo todo está listo para abrir las puertas del templo, en esa atalaya de la plaza del Santo Cristo, y dar paso a una de las tardes más hermosas del año.

Es muy probable que no sea posible, aún así, seguro que la iglesia se llenará de hermanos y vecinos, como pasó ayer con la Hermandad de la Vera-Cruz, que decidió no salir antes las inclemencias del tiempo. Porque el tiempo no impedirá que se pueda rezar a las imágenes en su templo. Es cierto que la calle se disfruta, que realizar la estación de penitencia es una tradición que supera la devoción religiosa y convierte los pueblos en un museo al aire libre de obras de arte religiosa. Rezar en cada esquina, plaza, rincón, balcón, azotea se convierte en una manera de entender la devoción en los pueblos del sur.

Si no es posible de nuevo ver al Cristo de la Misericordia y a la Virgen de los Dolores en la calle, volveremos a recordar, por medio incluso de los vídeos de otros años compartidos en redes, como es la emocionante salida de la iglesia de las imágenes de la Hermandad de la Misericordia. Los costaleros, con un esfuerzo sobrehumano, se tiran al suelo y arrastran ambos pasos hasta que logran franquear una pequeña puerta, de fachada barroca, por la que caben justos.

Y esto lo hacen cada año si la lluvia no lo impide, con una hermandad detrás que cuida cada detalle, que ha trabajado durante meses para que todo esté a punto. Este año el exorno del Señor de la Misericordia es su ya tradicional rosas rojas y el de la Santísima Virgen de los Dolores una mezcal de rosas blancas, rosas mondial rosas, Hipericum rosa, astromelias Rosas, fresias Blancas y paniculatas.

Petalada para la Virgen de los Dolores

La tarde noche del Jueves Santo da paso a La Madrugá cuando la Hermandad de Jesús Nazareno está lista ya para hacer su estación de penitencia. Siempre se ha dicho que esta hermandad tiene la suerte de cara porque incluso, los años en los que no ha podido salir ninguna cofradía a la calle, el cielo se ha abierto y ha permitido a sus dos imágenes completar el itinerario previsto. Un itinerario largo que recorre barrios como La Fuente, Miraflores o Puerta Utrera.

Lee también
Lee también

También está ya todo listo. Según han publicado en sus redes que gracias al grupo de colaboradores de la Hermandad, comandados por la priostía, se han rematado los pasos de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores. Además el grupo joven han preparado su petalada para lanzar al paso de palio. Ya sólo falta que el tiempo acompañe y que permita una vez al año rezar en la calle a los Sagrados Titulares.

 

Grupo joven de la Hermandad de Jesús Nazareno preparando la petalá para el paso de palio

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)