El oro como valor seguro tras la crisis

La cotización del oro vuelve a asegurar los mercados y la inversión

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Tras la tormenta producida por la crisis económica y la desaparición de los productos derivados tóxicos, el oro ha vuelto a ser un valor seguro para inversión de las pequeñas economías y las grandes también. Los inversores han aprendido que los experimentos económicos puede tener consecuencias nefastas en el corto plazo, los valores de inversión seguros son las mejor alternativa para las economías más conservadoras.

El valor de oro, como inversión segura, tiene muchas razones. Vamos a ver las claves de esta inversión y cómo poder obtener la rentabilidad que no nos aportan otros productos financieros tradicionales y que llegaron a colapsar en la crisis económica.

¿Por qué el oro es un valor de inversión seguro a diferencia de otros productos financieros?

Dentro de los productos de inversión financiera, el oro es quizá el medio de inversión más antiguo conocido por el hombre (dejando de lado la histórica cotización del azafrán que nos relataba Marco Polo y los productos de origen agrícola como el trigo y el ganado) desde que su extracción se hizo posible.

Su valor residía en la escasez y en la facilidad de transporte. Además, a diferencia de los productos de origen agrícola como el trigo y el ganado), el oro no es perecedero y su oxidación es tan baja que todavía hoy se encuentran lingotes de oro de más de tres mil años sin signos de deterioro. Por otra parte, el oro se relaciona en la primeras culturas con los ritos religiosos, su color y su escasez lo hacían un representante metálico de los dioses en la tierra.

Dejando esta perspectiva de lado, lo cierto es que el oro ha sido y es el verdadero rey de la inversión y valor de refugio para el dinero en los peores momentos. Desde los persas, pasando por los romanos y los actuales bancos centrales de las principales economías (el fuerte Fort Knox en EEUU guarda detrás de sus muros la friolera de 258,641,878.074 onzas, de oro que constituyen un método de asegurar el valor del dólar pase  lo que pase) todas economías de la historia han dejado en manos del oro el valor de su moneda por la baja volatilidad de su precio.

Desde que el patrón oro dejará de ser el principal referente para el valor de las monedas y divisas de todo el mundo, el oro se ha convertido en el principal referente de inversión para todas las economías. Pero, ¿por qué el oro es todavía tan valorado existiendo tantos productos de inversión tanto financieros como físicos? Aquí las claves.

 

Las claves del oro como inversión segura

Las claves por las que el oro no deja de ser el mejor producto refugio de inversión son las siguientes, toma nota y analiza si el resto de productos podría cumplir algún punto de este listado:

– El oro es un valor de referencia histórico: A diferencia de otros productos de inversión, el metal precioso por excelencia ha sido y es un valor de referencia. La limitación de su precio reside en su propia escasez, lo que no permite la creación de productos derivados que creen burbujas. Además, proporcionalmente, el valor de oro se ha mantenido estable.

– Altamente convertible: El oro es la metal más conocido de la historia y en el mundo entero. No existe economía, país o ubicación en el que no se pueda convertir cualquier cantidad de este metal en dinero al instante. Esta es una de las razones por las que comprar lingotes de oro para invertir es una de las tendencias. De la misma manera que en plena crisis muchísimas familias perdieron su dinero porque el mercado bajista bloqueó la posibilidad de vender las acciones en las que tenían su dinero invertido, el oro siempre tiene una altísima demanda.

– Refugio seguro y gran inversión: Además, el oro tiene una particularidad extraordinaria. En los casos en los que el mercado sufre movimientos bajistas, el inversor que tenga oro será el beneficiado directo ya que lo compró a la baja y lo podrá vender al alza, dado que todo el mercado pedirá comprar este metal. No solo soporta bien las crisis sino que además se revaloriza.

Estas son la claves básicas que deberías de tener en cuenta a la hora de plantearte invertir en oro. Si tienes un dinero ahorrado y que no tienes que utilizar, inviertelo en oro y espera a que el mercado vuelva a demandar. La inversión será redonda.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…