¿Cómo de efectivo es encontrar el amor a través de las redes?

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Con la llegada del Internet, han sido muchas las ventanas que se han abierto en distintos aspectos de la vida. Uno de ellos, el amor de pareja.

Los constantes fallos, la búsqueda de nuevas experiencias, la necesidad de una aventura o la posibilidad de encontrar al amor verdadero, son de las razones que comúnmente llevan a una persona a hacer uso de las redes para concertar citas.

Aunque en la mayoría de los casos estas se tratan de aventuras de una noche, que se establecen en sitios donde buscar follamigos en internet sea fácil y el compromiso quede descartado, también hay personas que esperan encontrar su media naranja tras un ordenador.

No se puede decir que sea una locura, ya se han evidenciado casos alrededor del mundo, donde personas de distintos continentes han logrado establecer una relación amorosa fructífera.

Un caso bien llamativo es el uso de las redes sociales. La cantidad enorme de usuarios que cada día hacen vida en ellas, suman la base necesaria para establecer relaciones interpersonales que en un primer momento no toma en cuenta elementos como la clase social o la posición geográfica.

Sin embargo, también existen portales dedicados a esta actividad, donde la búsqueda de parejas es el objetivo y las personas allí inscritas han dado su validación para que el perfil esté público y se pueda contactar con otros con quienes exista algún interés particular.

Una de las más sonadas en España es Ashley Madison. Se ha dicho mucho con respecto de esta web, pero lo cierto del caso es que cada día son más los usuarios que se suman a su propuesta. Si aún no la conoces o no te ha llamado la atención, una opinion sincera de Ashley Madison en la web de buscarparejaideal, puede servirte de mucho.

La personalidad vía web

Todos queremos causar siempre una buena impresión. Uno de los aspectos positivos que pueden tener las relaciones a través de Internet es la posibilidad de recrear a ese yo ideal y dejar un poco de lado al yo real.

Pero, esta situación no es fácilmente sostenible en el tiempo, por lo que los expertos en la materia siempre recomiendan mantener un perfil ecuánime, donde los gustos y preferencias reales prevalezcan a fin de hallar a alguien que realmente sea afín con nuestros gustos y necesidades.

Otro asunto relevante es poder transmitir con claridad lo que se espera o se está buscando. Esto tiene el objetivo de evitar malos entendidos que terminen haciendo que una posible relación se descarte antes de alcanzar la primera cita. Puede ser que al inicio solo se espere una aventura para romper con la rutina de soledad que ocupa el día a día, pero que después se convierta en algo duradero.

Las páginas de citas

Como ya se mencionó anteriormente, existen portales en Internet como loventine que están dedicados a ofrecer un servicio de citas online. Este servicio puede ser gratuito, con una versión de pago o bajo ambos conceptos.

Los registros tienden a ser bastante simples y solo consistirá en llenar fichas con unos pocos datos que están protegidos por confidencialidad. Posteriormente, el usuario deberá crear una ficha para ajustarse a su perfil donde se describen los aspectos más relevantes que le gustaría que otras personas conocieran en la primera visualización.

Las formas de comunicación son variadas, basándose principalmente en los chats y correos electrónicos. Lo bueno del sistema es la facilidad de uso y la posibilidad real de encontrar personas que tienen los mismos intereses y que están en el mismo radio de acción que tú. Incluso, podrías programar alguna cita en la ciudad que visitarás para tus próximas vacaciones.

En este sentido, las alternativas son muy numerosas y ofrecen la posibilidad real de encontrar al amor verdadero. Que el primer encuentro haya sido a través de Internet, no le resta mucho más a los que son cara a cara, al final del día un proceso de relación amorosa pasa por muchas facetas y en el primer contacto, generalmente, es muy poca información la que se puede obtener.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…