Editorial Agosto¿Votos fáciles o políticas constructivas?

Parejo y Cañero Intermedio fijo
Ya en la cuaresma de este año pudimos disfrutar de un espectáculo que puso en pie a todo el auditorio y los pelos de punta a la gran mayoría que supo sentir y vivir aquel gran espectáculo cofrade que daba la bienvenida a la Semana Santa en Osuna de una forma musical.
En esa misma época se desarrollaba en Osuna la celebración de uno de los concursos de saetas más prestigiosos de Andalucía y con más de veinte años de existencia: el “Carmen Torres” que organiza la Hermandad de la Vera-Cruz.

Grandes citas ineludibles para la cuaresma, y que ustedes se preguntarán por qué hablamos de esto en pleno mes de agosto y la respuesta muchos la sabrán ya: por la incesante campaña del PP poniendo trabas a este tipo de celebraciones culturales y su organización.

En el primer caso, en los días que rodeaban al espectáculo, tan sólo los más cercanos al mundo de la política pudieron enterarse de que el PP de Osuna había intentado “boicotear” burocráticamente la celebración del espectáculo “Sevilla Reza Cantando” por considerarlo un acto que se utilizó electoralmente, más tarde nos enteramos todos de que esto había sido cierto y que probablemente si se hubiera seguido a la intención del PP no habríamos podido disfrutar de este espectáculo en Osuna, pero afortunadamente no fue así.

En el segundo caso, sale a la luz una noticia publicada en los medios, hace escasos días, en el que el portavoz del Partido Popular en la Diputación de Sevilla ha acusado al presidente de la Diputación por otorgar subvenciones a dedo y, entre ellas, al concurso de saetas de Osuna “Carmen Torres”. Debemos recordar que este tipo de concursos basan su importante categoría a nivel andaluz en los saeteros que participan en él, los cuales vienen llamados por la cantidad económica de los premios y que, por lo tanto, las asociaciones o hermandades que lo organizan necesitan de la ayuda económica de las instituciones públicas para poder continuar celebrándolos.


Desde Sevilla, se ha ejemplificado esta circunstancia del aporte de subvenciones por parte de la Diputación utilizando tres ejemplos en los que se pone casi al mismo nivel el hecho de aportar una subvención para reparar un reloj en Puebla del Río o para alquilar una carpa en El Pedroso con el importante acto cultural del concurso de saetas “Carmen Torres” de Osuna. Dejando así claro que parece ser que lo importante va a ser el resultado electoral y no la celebración y promoción de la cultura ursaonense.

Estos son sólo dos ejemplos de la lista que enumeró el PP de Osuna en su día denunciando la utilización electoral de estos actos. Está claro que posiblemente algunas de estas actuaciones hayan sido una forma de beneficiarse electoralmente por la fecha en la que nos encontrábamos. Pero… ¿acaso es más importante luchar por lo votos de un grupo político que luchar por la celebración de actos culturales en nuestro pueblo?

Parece que cuando tenemos las elecciones encima se nos nubla la vista y empezamos a verlo todo de una forma criticable y apta para destruir al rival y se olvida que al final los perjudicados somos los ursaonenses de a pie, el pueblo en general que son los que sufren todas estas “peleas de niños” entre políticos y que al fin y al cabo lo que les importa es que en su pueblo haya más actos culturales y no tantos papeleos y desprestigios mutuos entre políticos que llegan a cansar.

El PP de Osuna en su afán por criticar parece que está perdiendo los papeles últimamente y que no sabe actuar de otra forma que no sea este tipo de enfrentamientos burocráticos y dialécticos en pro de conseguir más adeptos y por ende el poder. Todavía nos gustaría ver al PP en vez de hacerse fotografías delante de los lugares llenos de basura, recogerlas ellos mismos como ya se hiciera en Sevilla, pero eso al paso que vamos parece que es casi imposible. Esta es la oposición que está sufriendo el PSOE, quien ayudado por la crisis económica y por sus fisuras internas lleva dos años de legislatura totalmente inoperativa, aprobando los proyectos menores diseñados por IU (o Marcos Quijada, se acuerdan de él ¿verdad?)

Desde nuestra redacción sentimos con cierto nerviosismo y preocupación este tipo de actuaciones o acciones, sobre todo con la que hay en juego. Ahora es el PP, pero en otros tiempos fue el PSOE o la propia IU. Ahora inmersos en una crisis económica que se presenta muy fuerte, parece que la única luz que aflora son “megaproyectos” tipo campo de golf, energías renovables y… las ocurrencias que nuestros políticos suelen diseñar y vender. Desde nuestra perspectiva todo lo que sea bueno para Osuna lo es para sus ciudadanos y por consiguiente las fuerzas políticas se pueden autoreforzar, pero siempre con unos límites. No obstante, tanto en periodos electorales como en periodos estivales, navideños o de feria, los políticos de nuestro pueblo carecen en ocasiones de sensibilidad y respeto hacia nuestro pueblo, el cual, señoras y señores necesita de ayuda para superar esta crisis y al menos subsistir, desgraciadamente, como lo viene haciendo desde hace años, décadas.

Nos entristece mucho que en estos días los medios nacionales afloren sus hojas, nuestras pantallas o las ondas radiofónicas informando del nuevo éxodo del ladrillo al campo que se está produciendo en muchas zonas agrícolas de la provincia y de la comarca. ¿Después de 10 ó 15 años vamos a tener que volver al campo a recoger productos que la propia mecanización hace ya años que recoge de manera eficaz y barata? ¿De verdad tenemos que seguir los jóvenes sin oportunidades laborales más allá del macaco o el martillo o palaustre, como gusten? Si se supone que hemos crecido más que la UE, que Andalucía va al máximo, y que todo han sido bondades y mejoras, y aún así nuestro pueblo no mejora las condiciones laborales de sus jóvenes y no tan jóvenes.

 
Desgraciadamente tenemos que seguir dependiendo de partidos políticos que se pelean y se enfadan porque determinados actos culturales se celebran en Osuna de la mano de la Diputación de Sevilla. ¡Por favor! No vivimos en tiempos de caciquismo ni de subdesarrollo, pero en ocasiones viendo la clase política gobernante y la oposición política existente en nuestro pueblo (donde recordemos que debería encontrarse tanto PP como IU si el sistema fuera favorable al ciudadano y no diseñado y favorable para el propio político) el ciudadano de a pie no tiene más sentimiento y ganas que mirar hacia otro lado.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *