Desde mi calle

Cuando vemos crecer a nuestros hijos, siempre nos preocupa saber cómo será el futuro que les espera. Nos desvelan sus preocupaciones, su salud, su formación y su personalidad. ¿Será tierno como el abuelo? ¿Pasional como su abuela? ¿Perezoso como su tío? En fin, que los padres siempre tenemos motivos para estar intranquilos. Gaelia me hizo una confesión sobre el tema y ahora no hago más que buscar entre los juguetes de mis hijos por si saco una conclusión. A mí me ha inquietado su mensaje. ¿Y a ustedes?

Juan Zamora Bermudo

El Gallo Negro
Automóviles Álvaro

 

Mi hija Laura

El baúl de los juguetes está cada vez más vacío de ellos y más lleno de huecos. No veo las muñequitas, ni las frutas de plástico de la tiendecita de colores, ni el bebé llorón. Quedan piezas sueltas del juego de construcción, una excavadora a escala, un garaje repleto de coches metálicos, un balón de reglamento y una pregunta que no quiero hacerme sobre mi hija Laura. 

© Gaelia 2018

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

Comentarios

AUTOR