Cuatro causas por las que buscar un buen seguro de hogar

Parejo y Cañero Intermedio fijo

La finalidad de prácticamente todo ser vivo que se precie es “reproducirse”, pero en el caso del ser humano este factor ha evolucionado hasta convertirse en algo mucho más emblemático, y que cobra sin duda alguna un sentido mucho más profundo: formar una familia, y dejar un legado. Aunque, evidentemente para estos casos se necesita de un bien material fundamental: un hogar. La vivienda es el lugar principal donde se desarrollará la vida cotidiana y habitual de cada familia, independientemente de sus integrantes y por ello se debe de cuidar al máximo, ya que así a su vez estarás procurando el mejor futuro posible para tus hijos.

 

 

  1. Prevenir el robo, la expoliación y los desperfectos en el mobiliario particular y/o en cuanto a cualquier pertenencia de carácter personal.

No se trata tan solo de la seguridad de la vivienda, sino de aquellos que residan en ella. Cualquiera puede ser objeto de algún tipo de acto vandálico, intento de intrusión y/o robo que acabe causando cualquier tipo de daños, desperfectos, etc. En el domicilio, con la consiguiente repercusión ya no solo a nivel económico, sino también emocional de los integrantes de la familia que allí residan.

Dinero, bienes económicos y/o de gran valor como es el caso de joyas o pertenencias del mismo tipo son algunos de los elementos más característicos a incluir dentro de un seguro para la vivienda.

  1. Anteponerse a cualquier incidente fortuito, o accidente doméstico.

Es el caso de los incendios, daños por humo, agua o cualquier tipo de inconveniente producido por los elementos, las condiciones climáticas adversas y un largo etcétera de posibles calamidades, entre las cuales podemos encontrar los desperfectos por una tormenta eléctrica, el paso de un huracán, la caída de un rayo… Este tipo de seguros de hogar suele cubrir una enorme variedad de posibles escenarios, entre los cuáles se incluye tanto los daños causados por el problema en sí mismo, como lo que cueste el solucionarlo para devolver todo a la normalidad.

Los considerados como mejores seguros de hogar deben de tener una gran mayoría de servicios relacionados con estos dos primeros puntos estipulados dentro del contrato, ya que son los más importantes y básicos en cuanto a la elaboración de una póliza de seguros se refiere, sobre todo teniendo en cuenta las necesidades del propio inquilino frente a posibles robos, inseguridades, accidentes domésticos, etc.

Sin embargo, aún hay otros motivos igualmente válidos que mencionar y/o tener en cuenta a la hora de escoger un buen seguro de hogar que satisfaga tus necesidades como cliente.

  1. La protección de mascotas y cualquier otro tipo de bien “especial”

Las mascotas están consideradas como un bien del propietario del inmueble, por lo que también tienen derecho a ser aseguradas, debiendo hacerlo de forma obligatoria ya que estas también forman parte de tu familia, y si algo les ocurriese al menos saber que podrás acarrear con los gastos sanitarios de la misma con respecto a su recuperación, veterinario, etc.

Un seguro de hogar personalizado debe de tener en cuenta por tanto las mascotas del inquilino, así como bienes que se encuentren fuera de la propia vivienda, como es el caso del coche aparcado en el garaje de la vivienda. Bien es cierto que existen seguros específicos para los automóviles y las motos, pero la gran mayoría se aplican a cuando este se encuentra en circulación y no cuando este está aparcado en casa, así como tampoco implica cualquier suceso ni accidente derivado de la misma que pueda afectarle. Por ello, es conveniente incluirlo en tu seguro de vivienda. De hecho, todo aquello que puedas incluir dentro de dicho seguro será beneficioso para ti, aunque evidentemente ello encarecerá el precio final de la póliza.

  1. Prevención de impagos en alquileres, o cualquier tipo de problemática relacionada.

Este apartado en concreto beneficia a los dueños legales de la vivienda en sí misma, y no a quien en este caso la disfrutaría (los alquilados) prestando así ayuda jurídica en caso de así necesitarlo. El inquilino debe de cumplir con sus obligaciones de pago, y de no ser así deberá de ser castigado. Un seguro que incluya este tipo de situaciones te ayudará a agilizar los trámites y obtener tanto el dinero que se debe, como a echar a los mismos de tu propiedad lo antes posible, pudiendo cerrar este episodio negativo en tu vida.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…