Conoce cómo ahorrar en los servicios de luz y gas

El elevado coste de la energía es una de las principales preocupaciones para los consumidores, pero especialmente en España. No obstante, hay diversas maneras de solucionar este problema. Una de ellas es optar por la mejor empresa que ponga a disposición el servicio, debido a que existe una creciente competitividad en el mercado de comercializadoras de energía, y por lo tanto ha multiplicado la oferta disponible. Las ventajas pueden ser muchas y es posible ahorrarse una importante cantidad de dinero al año si se toma la decisión correcta.

Tarifas de luz al alcance

Muchos evitan hacerlo porque puede resultarles una total pérdida de tiempo, pero al comparar el coste de los servicios de forma ordenada, mes a mes, tarde o temprano cualquiera puede considerarlo con el propósito de mejorar la economía doméstica. Especialmente en el país, donde las tarifas de electricidad son bastante altas, por eso contratar luz con la compañía que mejor se adapte a las necesidades del usuario es una cuestión vital. Para encontrar la mejor tarifa es recomendable acceder a la página web de la Comisión Nacional de Energía y comparar los precios.

Los Valencianos

Cuándo y por qué contratar los mejores servicios

Aparte de hacerlo porque es vital para la vida que se desarrolla en cada hogar, y sobre todo luego de comprar o alquilar una propiedad, lo primero es asegurarse de que todos los servicios están a la completa disposición del usuario. Sin embargo, en ocasiones alguno puede faltar; este es el caso del servicio eléctrico, por lo que debe contactarse a la distribuidora local para restablecer el servicio. En el mercado hay disponibilidad de dos tarifas: la regulada y tarifa libre de mercado.

Regulada (conocida como PVCP): lo primero a tener en cuenta es la potencia de consumo, como en la mayoría de los hogares donde no se usa mucha electricidad, entonces el PVPC o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor es más que suficiente.

Tarifa libre de mercado: no obstante, las necesidades de todos los hogares son diferentes, por lo que esta opción puede ser la más acertada. Para asegurarse de que es el plan correcto, solo debe calcularse un estimado de la potencia de consumo en Internet. Después de haber salido de dudas, puede optarse por un contrato del tipo PVPC o un contrato con empresa.

Tarifas de gas para todo usuario

Al igual que con las compañías eléctricas, las tarifas de gas también están a merced del mercado. En cada área existe una distribuidora de gas natural, pero el usuario puede elegir a la comercializadora de su preferencia. En los lugares que cuentan con una red de distribución de gas natural o no, contratar gas es del mismo modo una cuestión de importancia, incluso vital, sobre todo en las áreas rurales en donde el gas es distribuido en bombonas.

Pero no solo hay que pensar en la contratación del servicio, sino en considerar reducir el coste de las facturas de gas debido a que puede ser especialmente ventajoso durante ciertas estaciones del año como otoño o invierno. Quizá mucho más en invierno cuando la mayor preocupación y prioridad sea que el hogar se mantenga cálido. Y es aquí, cuando el consumo de gas natural se incrementa de manera exponencial en comparación con las otras estaciones.

Aunque España es más cálida que muchos lugares de Europa durante el invierno, hay ciertos territorios donde las temperaturas pueden llegar a menos cero grados. Como en muchas propiedades del territorio nacional, el uso del aire acondicionado sirve para la calefacción en el invierno, pero esto puede resultar altamente elevado si el lugar es amplio, por lo que es preciso tener ciertas precauciones.

Una buena alternativa resulta optar por los radiadores eléctricos, ya que pueden ser de las soluciones más económicas para el presupuesto de cualquier vivienda. A eso se añade si se buscan aquellos que funcionan con combustible o la calefacción que funciona con parafina. Sin embargo, la solución más económica son los que funcionan con gas natural, pero el precio variará dependiendo de las características del modelo. Un cilindro de gas de tamaño grande puede durar un mes. No solo es la alternativa más económica, sino la mejor, porque en la mayoría de las viviendas la calefacción opera con gas.

Comentarios

AUTOR