Concluyó el II Curso de Formación para Hermandades y Cofradías

Parejo y Cañero Intermedio fijo

san arcadio mártirEl pasado viernes 8 de enero concluyó el II Curso de Formación para Hermandades y Cofradías de Osuna en la ermita de San Arcadio, organizado por la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla. Tras 6 sesiones desarrolladas desde finales del mes de octubre, se ha disertado sobre variados aspectos del mundo de las cofradías: la Pascua, el papel de los cofrades en la Iglesia actual, simbología, aspectos artísticos y otras más complejas sobre Teología.

La clausura estuvo presidida por Don Manuel Soria Campos, Canónigo Real de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla y Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis. Dirigió sus palabras para remarcar el papel que adquieren los cofrades y, en especial, los miembros de las juntas de gobierno de las hermandades como representantes de asociaciones públicas de la Iglesia Católica, y las responsabilidades que contraen.

Insistió en la importancia de los vocales de culto, formación y caridad de las hermandades, ya que sus fines son esos: culto público a Jesús, la Virgen y los santos, formación religiosa de sus integrantes y la ayuda a los necesitados. También, en el compromiso cristiano de los cofrades, tan elemental como asistir a Misa y practicar los sacramentos, que muchas veces ni se llevan a cabo por los miembros de las juntas de gobierno.

Don Manuel Soria lanzó un deseo de que cada hermandad crease un grupo de formación. Esa idea es complicada en nuestro pueblo y contrasta con la implicación que los cofrades ursaonenses ha tenido en este II Curso de Formación que el Consejo de Hermandades ha ofrecido. Si en las primeras sesiones acudió un buen número de asistentes, éste disminuyó a medida que avanzaba el curso.

Resulta comprometido para los cofrades ursaonenses que la visita del Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías no fuera correspondida con la asistencia, al menos, de todos los hermanos mayores o representaciones de todas nuestras hermandades, hecho que no se produjo el pasado viernes. Al hilo de la formación de los cofrades que se exponía, en mayor cantidad quedaron sin recoger los diplomas que los que se entregaron a los presentes.

Junto a la imagen de nuestro Patrón San Arcadio Mártir, dispuesto ya para su Triduo (como les mostramos en la foto), que presidió la clausura y entrega de diplomas del II Curso de Formación para Hermandades y Cofradías, debemos reflexionar seria y comprometidamente sobre las hermandades de Osuna: su situación actual, su vida diaria, qué finalidades llevan a cabo, cuáles no, qué necesitamos, cómo debemos conseguirlo y qué nos demanda la sociedad. Ojala que encontremos la respuesta y una actuación decisiva ahora que tan cercana aparece la Cuaresma y la Semana Santa.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *