Concluyen las obras de restauración de la fachada de la Cilla del Cabildo de Osuna mientras prosiguen las de su interior

La Casona de Calderón

Ya se puede apreciar el aspecto que presenta la fachada de la Cilla del Cabildo de la Catedral de Sevilla, situada en la monumental calle San Pedro de Osuna, tras haber sido sometida a un intenso proceso de restauración y de conservación desde el pasado mes de septiembre.

Unas actuaciones que han permitido llevar a cabo una rehabilitación integral de la misma, para resaltar su valor artístico, patrimonial y turístico y que ha realizado la empresa local Sanor Restaura S.L., quien continúa finalizando las obras en las dos naves interiores y en el archivo parroquial de este edificio de estilo barroco y de gran monumentalidad, que data del siglo XVIII, y que tiene una superficie superior a los 1100 metros cuadrados.

Un proyecto de actuación cuyo presupuesto asciende a más de 597.000 euros y que será sufragado en su totalidad por la Archidiócesis de Sevilla.

Al estar catalogado como inmueble de protección de primer nivel, es decir, al ser un edificio monumental, solo se permite realizar obras  mejoras del mismo, sin que éstas conlleven ninguna variación sobre los aspectos que definen las características estructurales y arquitectónicas de esta Cilla del Cabildo, de ahí que estas actuaciones se hayan centrado en la consolidación de la fachada y de las cubiertas y en la conservación de todos sus elementos.

Torre de la Colegiata

Esta actuación ha coincidido en el tiempo con la que se ha realizado sobre la torre de la Colegiata de Osuna, concretamente sobre el cuerpo de la torre que contiene el campanario, donde se ha procedido a su cerramiento con la construcción de una estructura plana en la parte superior de la misma, para evitar las filtraciones de agua y que éstas sean expulsadas hacia el exterior.

En este caso, para esta restauración  se ha dispuesto de un presupuesto de  casi 137.000 euros, de los cuales, unos 60.000 euros han sido aportados por el Ayuntamiento de Osuna, mientras que de la cuantía restante se ha hecho cargo la Archidiócesis.

Ambas obras, tanto la de la Cilla del Cabildo, como la de la Colegiata, suponen la rehabilitación de dos edificios monumentales de Osuna,  continuando con estas actuaciones con proyectos que apuestan y defienden la conservación del patrimonio artístico local, pilar esencial de preservación de nuestra riqueza cultural, así como del desarrollo turístico y económico de la Villa Ducal de Osuna.

Comentarios

AUTOR