Cómo los Hábitos Saludables Benefician tus Finanzas

El cuidado personal es un concepto que puede malinterpretarse como un “gasto de dinero vano y exagerado” en una sesión costosísima de spa, o en otras técnicas sofisticadas para mejorar la apariencia. Hay quienes, por ejemplo, pueden pedir prestado 3000 DKK hoy (lån 3000 kr i dag) para, entre muchas otras cosas, mantener el cuidado personal en un salón de lujo.

Pero, ¿desde cuando es necesario gastar tanto dinero para mantener el cuerpo saludable? La verdad es que existen muchas maneras de cuidarnos y darnos lo que necesitamos sin la necesidad de gastar una fortuna y que a la larga, nos trae decenas de beneficios para las finanzas.

Parejo y Cañero Intermedio fijo
  1. Hacer ejercicio

Trabajas con tu cuerpo y dependiendo de su condición, podrás rendir y desempeñarte mucho mejor en el trabajo. Cuidar de él es lo más importante, es lo principal. A través del ejercicio liberas hormonas (como la endorfina), que, en primer lugar, mejora tu estado de ánimo, pero también mantiene la salud mental y condición física. Mente y cuerpo saludables previene que nos enfermemos con frecuencia. Las enfermedades no solo implican preocupación y malestar, sino desembolso de dinero para comprar medicamentos y acudir al doctor.

Es verdad que inscribirse en un gimnasio también representa gastar dinero, pero tampoco es la única manera de mantenerse en forma. Basta con comprar un par de zapatillas, vestimenta cómoda y a correr.

  1. Comer saludable

Tanto o más importante para el organismo es alimentarse bien, ingerir alimentos que te mantengan saludables, que proporcionen lo que el cuerpo necesita. Ser responsable con la alimentación también es una buena forma de ahorrar dinero en el presente y en el futuro. Por un lado, la planificación en la compra de la comida contribuye a la buena administración de la misma. Es más que obvio que cocinar en casa es más barato que comer afuera, reducir la frecuencia con la que comes en la calle es fundamental. Las comidas saludables ayudan a prevenir la obesidad y las enfermedades relacionadas a esta.

  1. Descansar

Es indiscutible que trabajar duro para cumplir nuestros objetivos financieros es indispensable. Pero todos los extremos son malos, y no descansar es sumamente perjudicial para la salud. Necesitamos un descanso de calidad en las noches: un sueño de 8 horas corridas como mínimo en una habitación en silencio y con una temperatura adecuada.

Descansar también tiene que ver con tomarse días libres de vez en cuando. Desconectarnos del trabajo por completo es una gran medicina para tu cuerpo y mente. Significa darles tiempo para relajarse, reiniciarse y recuperarse después del esfuerzo laboral. Una mente y cuerpo despejados nos vuelven mucho más productivos en el trabajo, más creativos, pacientes y energéticos para laborar más eficientemente y conseguir mejores resultados.

Dormir también te ayuda a ahorrar y te vuelve más inteligente en cuanto a la toma de decisiones relacionadas con dinero, por ejemplo, solicitar un préstamo sin información de crédito por 14 horas al día (lån med nemid 24h), o rechazar la oferta de una nueva tarjeta de crédito. Las posibilidades de sufrir de alguna afección crónica se incrementan al no dormir el tiempo que recomiendan los expertos. Cabe destacar, que los tratamientos son costosos y fácilmente pueden conducir a cualquiera a una incómoda deuda.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…