Colocada la primera piedra de la Residencia "Virgen de Belén"

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Hoy lunes se ha colocado la primera piedra con la que se comenzarán las obras para llevar a cabo la construcción de la residencia “Virgen de Belén” destinada a personas con discapacidad gravemente afectadas y que ha promovido Cáritas Diocesana de Sevilla.

Este acto, marcado con un importante fin social, ha estado presidido por la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar, el cardenal arzobispo de Sevilla fray Carlos Amigo Vallejo, el presidente de Cáritas de Sevilla, Felipe Cecilia y el delegado provincial de Igualdad de la Junta de Andalucía, Antonio Gálvez, acompañados por numerosas autoridades civiles y eclesiásticas que se han dado cita en el antiguo convento de Santa Catalina, un edificio histórico del siglo XVI que será la sede de esta residencia para discapacitados y que está situado en la céntrica calle Sevilla.

Como bien ha señalado la alcaldesa de Osuna, se trata éste de “un proyecto de unas características especiales que tiene el apoyo y el aval de todas las administraciones y que va a servir para aumentar de una forma considerable los servicios, los recursos y el número de plazas que Osuna dispone para atender a estas personas, al mismo tiempo que una apuesta por la generación de empleo, tanto en puestos directos como indirectos”.

Por su parte, el arzobispo de Sevilla ha querido destacar la sensibilidad de Cáritas por “su implicación permanente en proyectos que responden a las demandas de quienes más lo necesitan y porque es la institución de mayor credibilidad en gestión social porque su fuerza no son los números sino la labor de las personas que la integran.”

Además ha apostado a que será éste “un proyecto con muchas garantías de que conseguiremos llevarlo a buen puerto porque todas las instituciones estamos muy entusiasmados con él y porque el único objetivo es prestar todo el apoyo a aquellas personas que no pertenecen a nadie y que necesitan la máxima atención”.

Por su parte, Felipe Cecilia, ha calificado este día de “muy significativo para los que venimos trabajando en este hermoso proyecto desde que, hace ahora seis años, se adquiriera este edificio” y que ha calificado de “alto riesgo”, debido a la envergadura del mismo, al mismo tiempo que de “felicidad, por cuanto que se van a poder atender a unas 100 personas, entre la estancia residencial y la diurna con la que contará, así como contribuirá a la creación de unos cien puestos de trabajo.”

Como ha explicado, la residencia tendrá una superficie total construida de 5450 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas y sótano, en los cuales se crearán 90 plazas de garaje.
La residencia “Virgen de Belén” estará destinada a adultos de edades comprendidas entre los 16 y 60 años, con discapacidad intelectual gravemente afectada y con alto grado de falta de autonomía y en ella se prestarán todos los servicios adecuados para la asistencia y el desarrollo de estas personas.

Habrá 80 plazas residenciales distribuidas en 36 habitaciones dobles y 8 sencillas, dotadas de las últimas tecnologías al servicio de los residentes y 14 estancias diurnas, donde se prestarán servicios de convivencia y tiempo libre.

Se dispondrá además de servicios de atención especializada con personal médico, neurólogos, psicólogos, trabajadores sociales, fisioterapeutas y enfermeros destinados al cuidado y apoyo personalizado.

Fuente: Gabinete de Prensa del Ayto. de Osuna

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *