Códigos OBD2: claves para un correcto diagnóstico de los problemas del motor

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Los códigos OBD2 son de suma importancia para el diagnóstico adecuado ante un determinado fallo del coche, que mantienen la luz de check encendida para revisar todo tipo de fallos. Si bien no es factible determinar con exactitud la pieza que necesita un cambio o reparación, estos códigos proporcionan una idea mucho más clara de lo que puede estar ocurriendo y, por supuesto, todo esto facilita el diagnóstico y la reparación.

El problema aparece cuando no sabemos lo que significa un determinado código, y es que hay muchísimos códigos, los cuales están compuestos por caracteres alfanuméricos. De ahí la importancia de saber interpretarlos correctamente y de tener acceso a plataformas tan útiles como www.codigosobd2.wiki, donde será posible encontrar fácilmente el significado del código que necesitas, y lo mejor es que las soluciones están en español.

Alfasol Energía

Los códigos más comunes

Hay muchos códigos OBD2 que se pueden generar, e incluso, ante un determinado problema, el lector puede arrojar más de un código. Por eso es importante saber interpretarlos correctamente, porque de ello dependerá una rápida resolución del problema.

En general, los códigos se clasifican en dos tipos: activos y pendientes. Los activos son aquellos errores actuales que mantienen la luz de check encendida. En algunas ocasiones, aunque la luz esté apagada, esto no significa que el error haya desaparecido, sino que no se han generado las condiciones que activan el error.

Por otro lado, los códigos pendientes son los que aparecen cuando el sistema de monitorización ha fallado en el proceso de control de emisiones una vez, y si este vuelve a fallar,  la luz de revisar el motor se volverá a encender, transformando ese código de pendiente a activo.

Además de saber si el código es activo o pendiente, también generará otro tipo de números y letras, de forma que cada uno de esos elementos tendrá una razón de ser. Por ejemplo, la letra de inicio del código hace referencia a la parte del sistema que está fallando.

Si comienza con la letra C, por ejemplo, se refiere al chasis; mientras que si comienza con la letra P, está haciendo referencia a ‘Powertrain’, lo cual comprende todo lo relacionado con la transmisión automática y el motor en general.

Por otro lado, el número que aparece después de la primera letra hace referencia al tipo de código; mientras que el número que le sigue, se refiere al subsistema, que puede ser combustión, velocidad del vehículo, emisión auxiliar, ignición y encendido, entre otras.

Finalmente, los últimos dos dígitos del código hacen referencia a la descripción del fallo. El conjunto de este código es el que permite hacer un diagnóstico mucho más certero de la situación. Sin embargo, es importante destacar que el código no necesariamente indicará cuál es el componente que está dañado.

El código solo indica que un componente tiene problemas, pero no indica de forma específica el mismo, aunque sí arroja suficientes pistas para encontrarlo de forma más sencilla. El código se puede referir a una pieza, un circuito e incluso al control de vacío.

Relación entre fallos y códigos OBD2

Generalmente, cuando buscamos un código OBD2 es porque la luz para revisar el motor se ha encendido. Sin embargo, es importante destacar que en algunas ocasiones, al momento de hacer la lectura se pueden generar varios códigos de partes que están en perfecto funcionamiento, pero que simplemente están un poco desgastadas.

Es, justamente por lo anterior, que no resulta tan sencillo interpretar este tipo de códigos y también la razón por la que es de tanta utilidad tener acceso a una guía completa sobre los mismos.

Por ejemplo, puedes revisar tu vehículo y entre varios códigos, el lector puede arrojar tres o más códigos en sistemas que no presentan ningún fallo. Entonces, ¿qué significa esto? Definitivamente, no significa que haya un fallo en esa área, sino simplemente, se generan cuando el alternador o la batería están un poco desgastados.

Contar con una guía de códigos OBD2 en español es muy importante para que podamos hacer una lectura correcta sobre los problemas del coche. Recuerda que de la correcta interpretación de los mismos dependerá obtener un diagnóstico general con los síntomas.

Comentarios

WhatsApp El Pespunte

AUTOR

Quizás también te interese…