Cervantes sí estuvo aquí

La Casona de Calderón

Estos últimos días nos han dejado otra publicación de interés. Se trata del documento que demuestra la estancia de Miguel de Cervantes en Osuna, hecho que Rodríguez Marín, a pesar de su tesón y su longevidad, no alcanzó a probar, quizá por no tener a su disposición la digitalización de los archivos. El documento, como ya se sabe, fue hallado por el investigador José Cabello Núñez, Archivero Municipal de La Puebla de Cazalla, Secretario de la Junta Rectora de la Asociación Provincial Sevillana de Cronistas e Investigadores Locales (ASCIL) y estudioso de mérito. Los pormenores de su investigación, y la transcripción del documento, aparecen publicados en el último número de la prestigiosa revista Anales Cervantinos bajo el título «Miguel  de  Cervantes  Saavedra,  comisario  real  de  abastos  en  la  villa  ducal  de  Osuna  (1593)». La publicación es accesible para cualquiera vía Internet. Su lectura ayuda a conocer los modos de aprovisionar a finales del siglo XVI la llamada Flota de Indias y el mundo de intereses económicos creado a su alrededor. Puede que la publicación de este valioso trabajo sirva de acicate a los munícipes ursaonenses para mejorar la lápida que acompaña el busto de Rodríguez Marín, iniciador de los trabajos que estudiosos como Cabello Núñez prosiguen y culminan en la actualidad. Su estado es lamentable. El texto de la inscripción a día de hoy reza como sigue: O   NA / A    H    / PRED  E TO / FRAN    O / RO R   EZ MAR N /  V  X / M  X    . Teniendo en cuanta la antigüedad de la lápida, cinco años —no es obra de romanos—, da la impresión de que el consistorio pudo ser más generoso al sustituir la antigua, que había desempeñado su papel informativo durante más de seis décadas. La importancia de Rodríguez Marín merece algo más duradero.

Esta semana se han cumplido varias efemérides importantes. Un 10 de diciembre de hace un siglo nació Clarice Linspector (1920-1977), la notable novelista brasileña representada por la siempre ubicua Carmen Balcells, agente literaria que ayudó a muchos autores de mérito a defender sus derechos. La última novela de Linspector, La hora de la estrella (1977), obra de inquietante profundidad, tuvo su correspondiente reseña en estas páginas hace unos meses. También un día de esta semana, el 8 de diciembre, dejó su guitarra para siempre el delicado compositor Antonio Carlos Jobim (1927-1994). Como muchos lectores saben, a su creatividad, y a la del letrista Newton Mendonça, se debe el tema Desafinado, la más afinada y tierna de las canciones, versionada por muchos pero llevada a su mejor estado por la unión de la cantante Astrud Gilberto y el saxofonista Stan Getz. Existe una grabación del tema interpretado por los dos en el LP Starportrait (1971), un clásico imprescindible del jazz latino. Hablando de excelentes músicos, hace unos días se ha publicado el último disco del saxofonista y flautista Jorge Pardo, músico madrileño que ha contribuido a la renovación del flamenco mediante grabaciones con Camarón, Paco de Lucía, Chano Domínguez , Carles Benavent y otros muchos. En esta ocasión se trata de un trabajo de delicados aires jazzísticos firmado a medias con el pianista y acordeonista estadounidense Gil Goldstein. Su título: Brooklyn Sessions.

Se cumple ahora igualmente el aniversario de la colocación de la primera piedra del Puente de Isabel II, el mismo que tantas veces hemos recorrido para ir de Sevilla a Triana, las dos, presumidas, mirándose en el río. El acto tuvo lugar el día 12 de diciembre de 1844, durante la época de estabilidad política y social que siguió al Abrazo de Vergara, acto de fraternidad, de unión de los españoles, que tuvo lugar al acabar la Primera Guerra Carlista. El primer proyecto de puente fijo para unir los dos lados del río había sido impulsado por el ursaonense José Manuel de Arjona y Cubas (1781-1850) durante los años en los que ocupó la asistencia de la ciudad sevillana. El asistente Arjona dejó su huella en muchos ámbitos de la ciudad hispalense, algunos, como este, poco conocidos para los que no acudan a las obras de Alfonso Braojos o de mi admirado profesor José Manuel Ramírez Olid. De Ramírez Olid existe un interesante artículo sobre Arjona en los Cuadernos de los Amigos de Osuna, accesible, por supuesto, en Internet.

 

José Cabello Núñez, «Miguel de Cervantes Saavedra, comisario real de abastos en la villa ducal de Osuna (1593)», en Anales Cervantinos, 52 (diciembre de 2020), págs. 21–34.

Clarice Linspector, La hora de la estrella, Madrid, Siruela, 2014; 96 páginas. [A hora da estrela, 1977]. Traducción de Ana Poljak.

Alfonso Braojos, «Apuntes para la vida de Sevilla (1828-1829)», en Archivo Hispalense, LII-LIII (1970).

José Manuel Ramírez Olid, «Arjona en Sevilla», en Cuadernos de los Amigos de los Museos de Osuna, 18, 2016, págs. 33-36.

Imagen: Carles Benavent, Tino Di Geraldo y Jorge Pardo durante una actuación de noviembre de 2019 en Madrid (Fotografía de Álvaro López).

 

Víctor Espuny

 

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

Comentarios

AUTOR