Celebrados los cultos en honor a la Santa Cruz y a los Dolores de la Virgen María

Varias de nuestras hermandades celebraron las festividades de la Santa Cruz y los Dolores de la Santísima Virgen María el pasado fin de semana del 14 y 15 de septiembre. En unos calurosos días, el mes de septiembre pareció convertirse en una repentina Cuaresma en el que las imágenes bajaron de sus camarines para recibir las oraciones de sus devotos.

En honor a la Cruz de Nuestro Señor, la Hermandad del Santo Entierro ofrecía una misa al Triunfo de la Santa Cruz, exponiéndola con un velo negro pendiendo de sus brazos donde aparecía, a cada lado, el sol, la luna y varias estrellas. La Hermandad de la Vera Cruz hizo lo propio con su titular cristífero, enmarcado en un favorecedor dosel color verde y luciendo potencias doradas. Al término de su misa, los nuevos hermanos se impusieron sus cruces de madera.

Las hermandades que celebraron los Dolores gloriosos Virgen María, coincidieron en los montajes de sus altares en la colocación de una cruz y en el exorno floral usando nardos. Como novedad, la imagen de María Santísima de la Soledad de la Hermandad de la Humildad y Paciencia, fue expuesta por primera vez en besamanos en esta fiesta. Junto a su capilla, se levantó un bello altar presidido por una cruz arbórea que el grupo joven procesionó el pasado mes de mayo.

Otra novedad fue el besamanos de Nuestra Madre y Señora de la Quinta Angustia. Si bien todos los años esta corporación le rinde culto, el besamanos tenía un carácter extraordinario por el Año de la Fe. 

 Fue una ocasión única al poder acercarse a esta sobrecogedora imagen, ataviada con un gusto refinado y exquisito. También, pudieron contemplarse los lienzos de San Arcadio, la Anunciación, San Jerónimo y San Matías, restaurados durante los últimos meses en la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla y vueltos a colocar en su capilla. Simultáneamente, la parroquia de la Victoria acogía también el tradicional besamanos a Nuestra Madre y Señora de los Dolores, de la Hermandad Servita. La Virgen, recibía en su capilla la visita de muchos hijos de Osuna que la consideran la Madre de nuestro pueblo.

Las hermandades de Nuestro Padre Jesús Caído y del Santo Cristo de la Paz, presentaron otras novedades.

En el caso de Nuestra Señora y Madre de los Dolores, su besamanos se realizó por primera vez en el monasterio de las mercedarias descalzas, su nueva sede provisional. Con un vistoso montaje en el que se montó el palio con sus varales, la Virgen volvía aparecer con las manos sueltas.

La Hermandad de la Paz, por su parte, con la celebración del triduo a María Santísima del Mayor Dolor, abría los actos por el centenario de la hechura de su titular mariana. Ante tal efemérides, su Virgen recuperaba, muy acertadamente, la iconografía primitiva con las manos cruzadas sobre su pecho. En este sentido, cabe recordar las fotografías inéditas que dio a conocer El Pespunte el pasado mes de marzo en las que se le podía ver así. Al término de la función principal, se descubrió el cartel conmemorativo obra del ecijano Agustín Martín de Soto, realizada con acrílicos sobre tabla y el programa de actos hasta el próximo mes de febrero.

 
Informa: Antonio Morón Carmona
 
Fotografías Hdad. Jesús Caído y Vera-Cruz: Ángel Cuevas García
Fotografía Virgen de los Dolores (Servita): David García García
Resto de fotografías: El Pespunte
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)