Catalina García agradece el compromiso de instituciones y hermandades para cardioasegurar la Semana Santa en Sevilla

  • En 2023 los desfibriladores fueron utilizados en cuatro ocasiones, siendo decisivos para salvar la vida de tres personas
  • Los servicios de emergencias realizaron 376 asistencias

El Centro de Emergencias Sanitarias 061, perteneciente al Servicio Andaluz de Salud de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, cardioasegura los recorridos procesionales de la Semana Santa en Sevilla un año más con la colaboración de Ayuntamiento de Sevilla y del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla. Esta iniciativa ha sido presentada este miércoles por la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, en un acto celebrado en la capilla del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla.

Catalina García ha estado acompañada por la viceconsejera de Salud y Consumo, María Luisa del Moral; la delegada territorial del ramo en Sevilla, Regina Serrano; el director gerente del Centro de Emergencias Sanitarias, Fernando Ayuso; el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez; la delegada de Salud y Protección Animal del Ayuntamiento de Sevilla, Silvia Pozo, y el director provincial del 061 en Sevilla, José María Villadiego, entre otras autoridades.

Las hermandades que procesionan por la ciudad desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección estarán dotadas de desfibriladores semiautomáticos, ubicados en el interior de los pasos, con la finalidad de que estén a disposición de éstas y de los miles de personas que se concentran en torno a ellas durante su recorrido. Esto va asociado a la puesta en marcha de servicios sanitarios propios en las diferentes hermandades, para que actúen como primeros intervinientes en situaciones de emergencias hasta la llegada de los recursos del sistema público de salud.

Del mismo modo, unas 400 personas no sanitarias pertenecientes de las diferentes hermandades, junto a capataces, costaleros y miembros de las bandas de música han recibido formación en técnicas básicas de reanimación cardíaca a lo largo de seis jornadas celebradas durante los meses de febrero y marzo. De la mano de 40 profesionales sanitarios, que han colaborado de forma voluntaria, los miembros de las hermandades han sido entrenados en cómo actuar e intervenir en primer lugar ante una situación crítica mientras acuden los servicios de emergencias. Este año, por primera vez, se ha abordado también la formación de los integrantes de las bandas de música, así como de capataces y costaleros.

Desde el comienzo de esta iniciativa en 2015 se ha proporcionado formación en técnicas de reanimación y uso del desfibrilador a más de 18.000 personas dentro de esta iniciativa de ‘Semana Santa Cardioasegurada’.

Este año, al igual que en ediciones anteriores, se distribuirán un total de 40 desfibriladores entre las setenta hermandades que procesionan por la ciudad, a los que se sumarán este año otros 15 desfibriladores fijos que serán ubicados en establecimientos, quioscos e iglesias situadas en zonas de mucho tránsito de personas, estando identificadas en su exterior como ‘Zona Cardioasegurada’. Para ello se ha contado con la colaboración de las fundaciones del Real Betis Balompié y del Sevilla F.C., de la agrupación provincial de Cruz Roja y de la empresa Almas Industries.

Este es el séptimo año que Sevilla va a contar con una Semana Santa ‘Zona Cardioasegurada’. El año pasado fue necesario el uso de los desfibriladores en cuatro ocasiones para la atención personas que sufrieron una parada cardiorrespiratoria durante el recorrido procesional. En todos los casos, previa a la llegada de los equipos sanitarios, se contó con la actuación de un primer interviniente no sanitario aplicando las técnicas básicas de reanimación y se utilizó el desfibrilador más cercano disponible, contribuyendo así de manera decisiva a salvar la vida de tres personas que fueron dadas de alta hospitalaria sin presentar secuelas.

Durante la Semana Santa del 2023, los equipos de urgencias y emergencias realizaron un total de 376 asistencias. Entre los principales motivos de atención, los mareos y desvanecimientos englobaron el 45% de las asistencias, seguidas de traumatismos, caídas y tropiezos con el 14% y los cuadros gastrointestinales con un 4,3%.

Las emergencias sanitarias representaron un 3,6% destacando las cuatro situaciones de parada cardiorrespiratoria, un traumatismo cráneo encefálico, tres infartos agudos de miocardio y cuatro arritmias cardiacas.

Dispositivo sanitario especial

El Centro de Emergencias Sanitarias 061 establecerá un dispositivo sanitario especial el Domingo de Ramos, Jueves Santo y la Madrugada. Este dispositivo estará dotado de una UVI móvil del 061 con médico, enfermero y técnico de emergencias, situada estratégicamente en la ciudad para una rápida intervención en caso de necesidad y la ubicación de un operador de sala en el CECOP del Ayuntamiento para la coordinación de los recursos sanitarios habituales de que dispone el sistema sanitario público de Andalucía. Durante la Madrugada, el dispositivo especial se completará con un vehículo de apoyo logístico del 061 preparado para la atención a múltiples víctimas en caso de necesidad.

Lee también

Además, durante toda la Semana Santa, se sumarán al dispositivo 2 equipos móviles de cuidados avanzados de urgencias (EMCAs), se hará un refuerzo médico en los puntos fijos de atención urgente de los centros de salud de Ronda histórica y Cachorro y se incorporarán 5 gestores más al centro coordinador de urgencias y emergencias para la atención de las llamadas. A todos estos recursos, se unen los habituales del Servicio Andaluz de Salud para la atención a las urgencias y emergencias en la capital: 4 equipos de emergencias sanitarias, 2 equipos de coordinación avanzada y 1 equipo de soporte vital básico, todos ellos del 061, 6 equipos móviles del servicio de urgencias de Atención Primaria (SUAP) y 7 ambulancias de la red de transporte urgente.

Actuación en caso de parada cardiaca

Cada una de las hermandades cuenta con personal sanitario y miembros entrenados por el 061 para actuar de forma inmediata en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria en su cortejo procesional, sumando así sinergias a la posterior asistencia por parte de los equipos de emergencias sanitarias, con la finalidad de disminuir la mortalidad y secuelas a través de una excelente actuación inicial. Estos equipos sanitarios serán los primeros intervinientes, identificando las situaciones de riesgo vital frente a las urgencias más leves que en su gran mayoría serán resueltas por ellos mismos.

La correcta atención a la parada cardiorrespiratoria consiste en la aplicación precoz de una serie de acciones conocidas como cadena de supervivencia que incluyen, por este orden, el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias sanitarias, el inicio inmediato de las maniobras de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado.

Ante una parada cardiorrespiratoria, es fundamental la rapidez con que se inicie la maniobra de reanimación cardiopulmonar básica, por parte de las personas presentes, mientras llegan los servicios de emergencia. Las recomendaciones internacionales indican que, una de las estrategias dirigidas a disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria, es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)