Carta abierta a la señora alcaldesa en relación a la obra del teatro

Sra. Alcaldesa:

Soy ursaonense, nací en Osuna y viví en Osuna hasta terminar mis estudios de Bachillerato, hace ya unos cuantos años. Luego, las circunstancias hicieron que mi vida se desarrollara lejos de mi pueblo. Pero nunca perdí el contacto con Osuna, tanto por razones familiares como de amistad; siempre he encontrado durante todos estos años un motivo para volver al pueblo y siempre, siempre, he declarado a cuantas personas he ido conociendo mi orgullo de ser de uno de los pueblos más hermosos de la provincia de Sevilla.

Go Soluciones Técnicas
Qualy Intermedio
Yello Muebles
Parejo y Cañero

Por ello, cuando hace unos días (diez días exactamente) un amigo de Osuna, al ver en mi perfil de Facebook que tenía una imagen de la Colegiata desde la Plaza Mayor (perdone, pero para mí siempre será la Alameda), me escribió diciéndome que esa imagen iba a ser historia y me adjuntó las fotos de la obra de reconstrucción del Teatro Álvarez Quintero, me entró algo malo. Cuando vi esos pilares que se elevan amenazantes y que, cuando estén unidos por su correspondiente muro, taparán de la vista una parte importante del monumento más emblemático de Osuna, la Colegiata, no me lo podía creer.

Creo firmemente que entre sus  tareas se encuentra la defensa del interés general en la protección, conservación, enriquecimiento, fomento, investigación y difusión del patrimonio histórico y que la protección de nuestro legado arquitectónico es uno de los pilares fundamentales para construir el futuro de nuestro pueblo.

La protección del patrimonio arquitectónico es un reto que en la actualidad se encuentra recogido en todas las legislaciones autonómicas de nuestro país, siendo las administraciones públicas quienes deben velar por la defensa de nuestra herencia cultural. El patrimonio cultural tiene un valor universal para la sociedad. Es importante preservarlo y transmitirlo a las generaciones futuras y es por ello que debe ser considerado bien de interés general.

La misma Constitución Española así lo recoge en su artículo 46, estableciendo con claridad que todos los poderes públicos están obligados a intervenir para garantizar la conservación y promover el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España, así como de los bienes materiales que lo integran. Pero además es evidente que, en un Estado compuesto como el nuestro, en el cual la propia Constitución proclama en su Preámbulo, que uno de los fines del Estado es proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, no cabe duda de que las Comunidades Autónomas, como poderes públicos, y los Ayuntamientos deben ser actores importantes a la hora de llevar a cabo esta tarea de protección y promoción del patrimonio histórico.

Todas las medidas de protección y fomento que la ley establece sólo cobran sentido si, al final, conducen a que un número cada vez mayor de ciudadanos pueda contemplar y disfrutar las obras que son herencia de la capacidad colectiva de un pueblo. Porque en un Estado democrático estos bienes deben estar adecuadamente puestos al servicio de la colectividad en el convencimiento de que con su disfrute se facilita el acceso a la cultura y que ésta, en definitiva, es camino seguro hacia la libertad de los pueblos».

Es por ello que me decidí a organizar la petición de firmas a través de la plataforma change.org. Lo hacía con la intención de dar la voz de alarma ante lo que considero una barbaridad y un atropello al patrimonio de Osuna. A día de hoy son ya 840 las personas que apoyan esta petición, muchas, muchas de Osuna y las que no lo son lo hacen porque les gusta Osuna y aman su rico patrimonio histórico artístico.

Creo, Sra. Alcaldesa, que todavía se está a tiempo de evitar esta barbaridad, me consta que se le hizo llegar una modificación del proyecto que iba precisamente en este sentido. Sé que es posible hacer las modificaciones que hagan falta para que Osuna recupere su viejo Teatro Álvarez Quintero sin que por ello tenga que ser tapada a la vista parte alguna de la Colegiata. Más de 800 personas así se lo piden y confían en que sea usted sensible a esta demanda que no puede ser más justa y que sólo busca lo mejor para Osuna: que tanto sus vecinos como cuantos la visitan a diario puedan seguir gozando de una de las más hermosas vistas que uno pueda imaginar.

Seguro de que tendrá en cuenta esta justa petición, le envía un cordial saludo este ursaonense orgulloso de su pueblo, aunque no tenga la suerte de vivirlo día a día.

Juan Antonio Quirós Acejo

Sevilla, a 2 de septiembre de 2019

 

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

Comentarios

AUTOR