Aprender, defender y educar en femenino

En estos momentos tan duros que vivimos es cuando más debemos apreciar el verdadero significado de la historia y la enseñanza de la cultura. Dos grandes características pedagógicas que se deberían reivindicar más a menudo, ya que en los últimos tiempos se ven relegadas al bloqueo, asedio, y por último su fulminante desaparición por gran parte de las reformas educativas que tenemos en nuestro país[1].

Unas disciplinas que comparten características con las ciencias sociales y las humanas porque nos muestran el verdadero valor de lo que defendemos siempre cuando se trata de compartir nuestras ideas, opiniones y  costumbres con los demás. Esto hace responsables a jóvenes y mayores sobre cuál es el verdadero carácter que defendemos  como ciudadanos y ciudadanas, a través de la relación entre el pasado y el presente más cotidiano.

Y es que a lo largo de toda la Historia de la Humanidad lo que hemos aprendido sobre el surgimiento de los duros enfrentamientos y los resultados que traen consigo, en muchas ocasiones, se pueden enmendar a través de la sabiduría del tiempo. Una medicina que tarda en sanar, pero que con educación y buena enseñanza, pasará a convertirse en una nueva lección más con la que aprender y convivir para no volver a repetir, al menos, no en mucho tiempo.

Desgraciadamente, quienes han defendido a la Democracia y su historia cuando están siendo atacadas, en muchos casos, no llegamos a conocerlos del todo. Esto es un hecho, pues casi nunca se educa a través de la voz del testimonio histórico si se cuenta en femenino. Una verdadera equivocación puesto que hay muchos nombres y apellidos de mujeres que arriesgaron su vida para recuperar el valor y defensa de la libertad. Sin embargo, muy pocas terminan siendo admitidas en los “pedestales” más altos de la  Historia. Hablamos del invisible protagonismo femenino, herencia y tradición que seguimos manteniendo en nuestra memoria, y al contrario de lo que debería ser ilustrado y comprendido en libros de texto.

Es curioso como muy pocos conocen sus grandes hazañas, siendo para la mayoría de los mortales “una leyenda”, puesto que no se las ha relacionado con el “papel protagonista” que demostraron verídicamente. De hecho, algunas de estas son el reflejo más antiguo de las modernas heroínas que encontramos hoy en las carteleras de los cines y los contenidos streaming  dirigidos por Marvel o DC.

Un primer ejemplo, lo tenemos con el valeroso acto en defensa de la ciudad gallega de A Coruña personificado con la enérgica juventud de María Pita[2], la portentosa actitud con la que actuó la barcelonesa Agustina de Aragón[3], en contra de las tropas francesas, y con ello, la tremenda fe con la que combatió la madrileña Manuela Malasaña[4], o el desconocidísimo gobierno militar que potenció la reina de Zenobia[5] en el siglo III d.C., contra el inconmensurable poder geopolítico del Imperio Romano, en los antiguos territorios que constituyen Siria hoy en día.

Mujeres de distintos periodos históricos que fueron y son testimonios auténticos de su tiempo, durante los que por su “condición”, “casuística natural” y “particularidades femeninas”, no debían hablar en público, empuñar un arma, ni dirigir la política de su país. No obstante,  al encontrarse en tiempos de durísimas crisis históricas, dominaron y conquistaron con absoluto éxito las impenetrables barreras de la ignorancia, pese a que algunas de estas siguen existiendo en muchos manuales académicos, corrientes historiográficas y libros de texto, todas ellas rompiendo moldes, revelándose así, contra aquello que las oprimía, luchando codo con codo por su libertad, la defensa de sus derechos y el arraigo a su cultura, creencias y tierra que las protegió, educó y alimentó.

Valores y enseñanzas que no siempre podemos elegir democráticamente, ni tampoco se podrán manifestar abiertamente, mucho menos compartir libremente en las redes sociales, por lo que estamos conociendo en la actualidad. Una actitud que debe ser valiente por todos los que busquen proteger la libertad, el respeto y la tolerancia como ciudadanos, unos deberes y derechos que debe ser constantemente reconocidos, a través de la defensa de la educación y el papel de la enseñanza. Aunque sea un momento muy complicado el que nos haya tocado vivir. Siempre debemos defender los testimonios e influencias históricas de quienes buscaron defender su honor con justicia. Afortunadamente, gran parte de la actividad literaria se ha encargado durante siglos de promulgar estos importantes valores clásicos. Especialmente, señalamos el protagonismo de grandes escritoras como la inglesa J.K. Rowling, quien nos explica lo que venimos refiriendo a lo largo de este pequeño articulo personal pues “son nuestras decisiones las que muestran quiénes somos realmente, más que nuestras habilidades”.

José David Lorite Jurado

Natural de la localidad de Canena (Jaén) se ha graduado en Historia por la Universidad de Granada y también es profesor opositor de la especialidad Geografía e Historia, mientras compagina sus estudios con el Máster universitario en Estudios Avanzados en Patrimonio Cultural: Historia, Arte y Territorio en la Universidad de Jaén desde 2021.

 

[1]Para más información consultar el siguiente enlace periódico digital: https://www.larazon.es/cultura/20211227/ceamm6bzwfbnzf7j2lzv47uh3q.html

 

[2]Para conocer la figura histórica de Maria Pita consulte el siguiente enlace:  https://www.abc.es/historia/abci-maria-pita-gallega-irreductible-humillo-enemigo-mas-perfido-historia-espana-201902050230_noticia.html

 

[3]Para aprender más sobre la valerosa aragonesa Agustina le animo a que consulte el siguiente enlace de periódico digital:  https://www.lavanguardia.com/historiayvida/historia-contemporanea/20211214/7924324/resistencia-zaragoza-mas-agustina-aragon.html

 

[4]Para conocer más sobre el testimonio histórico de Manuela Malasaña consulte el siguiente enlace de periódico digital: https://www.abc.es/historia/abci-secreto-peor-guardado-historia-espana-mujeres-guerreras-punal-guardado-liga-201510290311_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

 

[5]Para aprender más sobre la vida de la reina Zenobia de Palmira consulte el siguiente enlace digital: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/palmira-capital-reina-zenobia_7117

 

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)

Suscríbete a la información más cercana.
Recibe la información más importante en tu email y permanece informado de todo. (Servicio gratuito)