Antonio Cuevas: «Lo que peor estoy llevando de Masters de la Reforma es el aislamiento»

Osuna cuenta con una más que digna representación en el nuevo talent show de Antena 3. Antonio Cuevas, natural de la Villa Ducal aunque residente en Sevilla, probó suerte junto a su novia Elisa, ecijana de nacimiento, en los castings del programa y, disfrutando cada «minipasito», como él mismo dice, están viviendo una gran experiencia. En El Pespunte hemos hablado con él para que nos cuente qué les llevó a enrolarse en esta aventura y cómo se sobrelleva un programa de este tipo. Estamos acostumbrados a ver desde casa los talent show que tan abundantes son en la televisión hoy en día, pero en el interior, y conforme pasan las pruebas, se crea una atmósfera de competición y rivalidad en la que imperan otras leyes distintas. Frente a eso, Antonio, de la mano de Elisa, pondrá a prueba su temple y carácter para llegar lo más lejos posible en Masters de la Reforma.

Pregunta: Si no me equivoco, ya no vives en Osuna, ¿dónde resides y qué te ha llevado hasta allí?

Phone House

Respuesta: De Osuna salí con 18 años, como muchos jóvenes, para estudiar Arquitectura en Sevilla.
Estuve durante los 6 años de carrera viviendo allí, aunque cada fin de semana aprovechaba la oportunidad de volver con mi familia a Osuna. Justo antes de entrar a ‘Masters de la Reforma’, y desgraciadamente con la poca salida profesional, mi pareja y yo nos implicamos en buscar trabajo de cualquier profesión en la capital para independizarnos completamente. Finalmente acabamos trabajando de ingenieros.

P: Salir del pueblo quizá te haya facilitado acceder al concurso, ¿cómo surgió la idea de presentarte? ¿Han tenido algo que ver tus estudios en arquitectura?

R: La verdad, salir del pueblo no es precisamente el factor que ha facilitado entrar en el concurso, más bien han sido mis estudios como Arquitecto y la ilusión por ejercer de ello. Y, por supuesto, ese tópico que acompaña al arquitecto que nunca se mancha las manos en la obra, cosa que siempre me ha fascinado.

La idea de apuntarme no fue mía, no supe de la existencia del casting hasta que mi pareja me llamo por teléfono tomando café y diciendo que su amiga le había hablado de este programa y que nos había apuntado. Así, sin pensarlo, no tuve opción jaja. Para nosotros fue una vía de escape hacia nuestra profesión, algo que siempre nos quemaba por dentro, no poder ser arquitectos.

P: ¿Cuáles eran tus expectativas antes de entrar? ¿Cómo fue el proceso hasta formar parte del elenco del programa?

R: Sinceramente, mi pareja y yo éramos ya felices por disfrutar del casting de este programa. Nos hacía tanta ilusión y cada vez que pasábamos a la siguiente fase para nosotros era una experiencia magnífica.
El camino hasta que por fin eres ‘peón’ lo disfrutamos muchísimo, ya te digo que cada ‘minipasito’ lo contábamos como grandes experiencias.

P: ¿Qué te ha impresionado más al entrar en el mundo de la televisión? Teniendo en cuenta que hablamos de una gran producción como Masters de la reforma, que ha utilizado incluso más recursos en montaje que otros programas como “La Voz” o “Tu cara me suena”.

R: Parece que vives en una burbuja, eso sí tienes que ser una persona muy activa porque el ritmo no es para nada parecido a cualquier otra cosa que hayas hecho antes.

P: ¿Qué te está suponiendo a nivel personal y emocional participar en el programa?

R: Creces tanto personal como profesionalmente, mejoras muchos aspectos como tomar decisiones, atreverte con cosas que no sabías que eras capaz de hacer pero que siempre has querido hacerlas, realmente lo más importante es que pierdes el miedo.
Eso sí, emocionalmente no es nada fácil. El aislamiento es lo que peor estoy llevando, no saber de tu familia ni del exterior es duro, la presión y tensión que se vive entre los concursantes se puede cortar con cuchillo y aunque ni a Elisa ni a mí nos gusta entrar en una dinámica de discusiones la emoción en algunos casos te pasa por encima.

Tengo que decir aquí que lo más importante es ir al programa con alguien que te complemente, que esté muy arriba cuando tu estas abajo y viceversa, creo que es lo que mejor estamos haciendo en el programa.

P: ¿Cómo ha sido la experiencia en el programa hasta el momento?

R: Te respondería fácil, vendría un año tras otro a participar jaja, a quien le gusta este mundo disfruta como un bebé, con cada prueba cada localización, hemos estado en sitios impresionantes de nuestro país que ni siquiera conocía, el castillo de Gormaz es alucinante, casi tanto como el frío que hacía y, por ejemplo, pequeños detalles como en Rascafría que fue la primera vez que viví en un lugar con tanta nieve, dormir en caravanas en las mejores localizaciones es espectacular a la vez que duro.

Eso sí, aunque los buenos momentos compense los malos, los malos son bastante duros. Hay compañeros que no dudan en atacar a otros por pura competición y a mí eso a veces me ha superado, siempre he dicho que no hay que apoyarse en nadie para hundirlo si no para ayudarte a levantarte, y eso hay compañeros que no saben hacerlo, mucho pique y mucha competitividad, sana y no tan sana.

P: Antonio, ¿cuáles son tus aspiraciones a corto plazo? ¿Piensas seguir formándote o buscarás salida laboral como arquitecto?

R: Me encantaría que este programa nos diera la oportunidad de darnos a conocer tanto a Elisa como a mí, cumplir nuestro sueño de montar un estudio de diseño y arquitectura juntos, con mucha ilusión y ganas de hacer lo que nos gusta. Ese sería el mayor premio para mí y mi pareja. De hecho, antes de entrar siempre trabajábamos en los ratos libres en ello. Encontrar un nombre que definiera nuestro perfil tan opuesto, seguramente “a dos aguas” sea el definitivo.

P: ¿Cuáles son tus aficiones? ¿En qué te gusta gastar tu tiempo libre?

R: Adoro la actividad, cualquier deporte y por supuesto cualquier actividad que genere adrenalina, cada vez que hago algo así me siento nuevo y soy capaz de pensar y vivir mejor.

A pesar de esto he de decir que mi mejor hobby es pasar tiempo con los míos, aunque sea en casa, hablar con mis padres y divertirme con mis hermanos es, para mí, la mejor fuente de energía.

Masters de la Reforma, programa 3, prueba de habilidad en el monasterio del Palmar, Rascafría. Shine Iberia – Atresmedia

Elías Gutiérrez

Comentarios

AUTOR