Aniversario

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Normalmente, los aniversarios se conmemoran en periodos de 25, 50, 100, etc. años. No obstante, para el 125 aniversario que quiero celebrar falta todavía un año y eso es demasiado tiempo para una edad nonagenaria, amenazada de lances azarosos y contingentes. Y como esto va de aniversario he decidido que vale más un aniversario conmemorado que aventurado. Por esta razón tomo licencia para alterar la normalidad y conmemorar el 124 natalicio de D. Alfredo Malo Zarco.

Como el caballero andante, nació en un lugar de La Mancha D. Alfredo, un hombre bondadoso, sabio y esforzado que, pasado el tiempo, llegó a la excelencia en su magisterio, impartido con generosidad y sabiduría como el gran maestro que fue.

Diego Díaz Hierro, profesor de latín en el IES La Rábida de Huelva, periodista e investigador onubense y alumno de D. Alfredo, escribió sobre él: «… pero nadie como don Alfredo Malo Zarco para hacernos amar y cultivar la literatura…»

Su nacimiento acaeció el 30 de marzo de 1897, en San Lorenzo de la Parrilla, provincia de Cuenca.

Hombre de dotado de una relevante inquietud intelectual, después de recibir formación primaria en su pueblo natal y secundaria en Cuenca, estudió filosofía y letras en Salamanca, donde, a la sazón,, enseñaba D. Miguel de Unamuno, de quien fue alumno.

Como docente tuvo su primer destino en Morón de la Frontera y en 1926 ganó una cátedra en el IES La Rábida de Huelva. Sus inquietudes profesionales e intelectuales lo determinaron a fundar una biblioteca y una revista para estudiantes y otras muchas actividades académicas y culturales.

En Huelva conoció a doña Aquilina Aragón (familiarmente, Lina) con quien contrajo matrimonio, del que nacieron cuatro hijos: Alfredo y Juan Ramón, nacidos en Sevilla. José María, nacido en Huelva, así como su hermana melliza que murió a los pocos meses de nacer. Y Aurora, nacida en Osuna.

Estudió varios idiomas y participó en cursos de verano en diversas universidades nacionales y extranjeras. Tuvo destino en el Instituto Escuela de la ILE en Sevilla y, terminada la Guerra Civil, un tribunal del nuevo régimen dictó laudo condenatorio por su vinculación a la ILE y fue confinado en Osuna, donde residió y los ursaonenses tuvimos el privilegio de recibir sus inestimables lecciones hasta 1950.

Tras pasar por Valladolid, volvió a Sevilla en 1956 al Instituto San Isidoro, en el que fue alumno suyo Felipe González Márquez, expresidente del Gobierno. En este destino realizó numerosas actividades docentes y culturales. Murió en esta ciudad el 11 de noviembre de 1963.

Para completar este homenaje personal, he compuesto el vídeo que adjunto y, como nota curiosa, inserto un C.e. de su hijo Alfredo, quien me facilitó fotos e información.

El 4/4/2018, a las 10:50, Alfredo Malo Aragón <alxxxxx@gmail.com> escribió:
>
> Amigo Antonio; Como te prometí, te mando la historia de mi padre.

La primera noticia de ella fue la conferencia en Canarias, que encontré en Internet y, como me sorprendió, localicé a Algora que me dijo que estaba preparando un libro sobre la ILE y que en los archivos había encontrado datos sobre mi padre que le habían hecho investigar sobre él. Luego salió el libro que, prácticamente, dice lo mismo.

No sé si habrás visto las placas que pusieron de D. francisco y de mi padre.

Y la foto de mi familia está flanqueada por D. José Guerrero Lobillo, que fue discípulo de mi padre y posteriormente catedrático de Arte en la Universidad de Sevilla y cuya historia guarda similitud con la de mi padre, pues también quedó huérfano de un peón caminero y su madre trabajando de asistenta y viviendo en la casilla del peón, que O.P. le permitió seguir ocupando. Pudo estudiar, a los que mis padres también ayudaron.

El otro flanco lo ocupa mi prima Conchita, que también quedó huérfana y a quien mis padres criaron. También fue profesora en el Instituto (antes lo había sido en Écija) de química.

Un abrazo

Alfredo” (Sic)

 

Antonio Palop Serrano

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…