Leyendo ahora
Andalucía aumenta un 50% la contratación de profesionales para la I+i en la sanidad pública en los últimos 5 años

Andalucía aumenta un 50% la contratación de profesionales para la I+i en la sanidad pública en los últimos 5 años

  • El SSPA cerró 2023 con más de 2.100 contratos activos para el desarrollo de la I+D+i en salud, un 3% más que 2022, lo que convierte al sector en generador de empleo y dinamizador de la economía
  • Estos profesionales son esenciales para avanzar en la investigación que se desarrolla en los centros sanitarios públicos y aplicar sus resultados al conocimiento y tratamiento de las enfermedades

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha aumentado la contratación de profesionales para la I+i en la sanidad pública andaluza casi un 50% en los últimos 5 años, según los datos aportados por la Fundación Progreso y Salud, adscrita a la Secretaría General de Salud Pública e I+D+i en Salud.

Así, el año 2023 cerró con un total de 1.932 contratos activos para la práctica científica biomédica y en Ciencias de la Salud en el seno de la sanidad pública andaluza, a través de la Red de Fundaciones Gestoras de la Investigación. Esta cifra constata una trayectoria ascendente en el número de contrataciones a lo largo de los últimos 5 años, ya que en 2018 eran 1.291 los contratos activos.

Además, a estos 1.932 profesionales se unen los 192 que investigan en el ámbito clínico contratados por el Servicio Andaluz de Salud en diferentes programas (intensificación de la práctica científica, Nicolás Monardes, etc.), sumando más de 2.100 profesionales trabajando en investigación e innovación en salud, un 50% más que hace 5 años, cuando apenas superaban los 1.300. Hay que destacar que las contrataciones de recursos humanos para el desarrollo de la I+D+i biomédica y en Ciencias de la Salud se han materializado en todas las provincias andaluzas.

En palabras del secretario general de Salud Pública e I+D+i en Salud, Isaac Túnez, “estas cifras son indicativas de la consideración de este sector como generador de empleo y dinamizador de la economía, promoviendo un empleo científico y técnico de alta cualificación enfocado a la generación del conocimiento sobre las enfermedades”.  “El incremento de contratos es fruto de la apuesta de la Consejería de Salud y Consumo por la I+i en Salud como eje fundamental para la sanidad pública de Andalucía”, ha indicado Isaac Túnez, quien ha señalado que, como se indica en la Estrategia de I+i de la propia Consejería, “nuestro sistema sanitario tiene incluido en su esencia la generación de conocimiento traslacional biomédico que mejore la actividad asistencial”.

En este contexto, el impulso de la investigación a través de los recursos humanos, la retención y captación del talento y la captación de fondos, es una las prioridades de la Estrategia de Investigación e Innovación en Salud 2020-2023.

Hay que destacar que esta estrategia I+i en Salud se enmarca en el Horizonte Europa 2027 y está concebida para generar investigación e innovación en la comunidad autónoma andaluza de alto valor a nivel nacional, europeo e internacional.

Programas o acciones de intensificación de la investigación

Existen diversos programas que, a través de diferentes convocatorias, refuerzan la investigación a través de recursos humanos. Uno de ellos es el programa para la intensificación de la práctica científica, conocido como Acción A y destinado a la intensificación anual de la actividad investigadora de personal facultativo o de enfermería (con una modalidad específica para los profesionales de Atención Primaria). En los últimos 5 años, un total de 88 unidades de gestión clínica se han beneficiado de la contratación de personal mediante esta modalidad, con una inversión total de 6,37 millones de € por parte del SAS.

Lee también

Del mismo modo, existe también un programa, conocido como Acción B, para la incorporación de profesionales asistenciales con trayectoria y formación específica reglada en investigación que hayan finalizado (o estén cursando el último año) los programas Río Hortega o Juan Rodés del Instituto de Salud Carlos III o programas equivalentes. En total, son 24 Unidades Clínicas del SAS de los hospitales de referencia de las provincias de Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, las que se han beneficiado de esta acción de refuerzo de su actividad investigadora desde la puesta en marcha de esta convocatoria en 2018. Estos profesionales están desarrollando su actividad clínico-investigadora en áreas tan variadas como alergología, enfermedades infecciosas, oncología, y endocrinología y nutrición, entre otras.

Finalmente, la Acción C, ‘Programa Nicolás Monardes’, es una convocatoria única de sus características en el territorio nacional. Su objetivo es incorporar a las unidades clínicas de la sanidad pública de Andalucía a investigadores a tiempo completo que han concluido otros programas posdoctorales, como el programa Miguel Servet del ISCIII, y que centran su actividad científica en la solución a problemas de salud. Y es que, transferir el conocimiento biomédico a la práctica clínica y, por consiguiente, a la calidad de vida de los pacientes, es una prioridad de la Consejería de Salud y Consumo.

Concretamente, en el periodo comprendido entre 2019 y 2022, un total de 22 investigadores, la mitad de ellos mujeres, se han incorporado a este programa en 14 unidades clínicas en hospitales de referencia en las provincias de Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, realizando su actividad investigadora en los 5 institutos de investigación sanitaria que se tienen en estas provincias (INIBICA, IMIBIC, IBS Granada, IBIMA e IBIS). Son investigadores e investigadoras, con más de 8 años de experiencia posdoctoral, que están liderando sus propias líneas de investigación en áreas tales como cardiología, endocrinología y nutrición, medicina interna, alergología, oftalmología, neurología, salud mental, genética clínica, anatomía patológica, enfermedades infecciosas y microbiología.