Agustín Andrades abogó por la unión, la valentía y la humildad en su Pregón de la Juventud Cofrade

La tarde del sábado 14 marzo será difícil de olvidar. En la acogedora Ermita de San Arcadio se daban cita todos los cofrades ursaonenses que no querían perderse la vigésima edición del Pregón de la Juventud Cofrade de Osuna. Todos sabíamos que sería un gran pregón pues ya en las diversas entrevistas que hemos podido escuchar y leer a su protagonista nos daba buena muestra de lo que sería y, por supuesto, el joven Agustín Andrades no ha defraudado.

Una ermita a rebosar de público oía cómo de forma puntual se daba comienzo al acto con la oración inicial por parte del Consiliario del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Osuna, el Rvdo. P. D. Mariano Pizarro Luengo.

Parejo y Cañero Intermedio fijo

A continuación fue el turno del presentador, Francisco Jesús Aguilar, quien hizo un repaso por la vida y sensaciones del pregonero, su compañero de piso y amigo y del que destacó su pasión por el mundo cofrade y su implicación desde muy pequeño en el seno de las hermandades.

Tras su presentación fue el turno de escuchar el esperado pregón. Agustín Andrades tras el atril y su pasión por Osuna y sus hermandades frente a él, en aquellas líneas escritas con esmero y sentimiento que transmitiría a los allí presentes en una hora que ha durado su pregón.

Ha sido un pregón de líneas clásicas, haciendo un repaso de cada uno de los días de la Semana Santa en Osuna de forma cronológica y transmitiéndonos sus sensaciones sobre cada una de las hermandades de penitencia de nuestro pueblo. Escrito en prosa y verso, ha sabido llegar al corazón de los allí presentes con una magistral exposición digna de este gran pregón.

A pesar de la timidez de Agustín en el día a día, no ha querido esquivar ninguno de los temas candentes de la actualidad y ha aprovechado su atalaya para rechazar las injusticias y las actitudes de odio y rencor. En este sentido, Agustín, ha rechazado abiertamente la violencia de género ensalzando la figura de la mujer como pilar de la vida. Ha dado una puntada sobre la necesidad de, como San Arcadio, tener la valentía para defender nuestros ideales y amor a Dios sin violencia. Y ha dado un toque de atención a aquellos cofrades que critican, menosprecian y guardan odios y rencores a hermanos suyos de su propia Hermandad o del resto de cofrades ursaonenses.

Las sorpresas y la originalidad dentro de su pregón ha venido por parte de una pequeña que se acercó al pregonero justo cuando éste recordaba la estación de penitencia de la hermandad que abre nuestra Semana Mayor, la Borriquita, y mientras la cogía en brazos valoró la inocencia y la felicidad de los más pequeños que nos dan día a día lecciones de humildad, sabiduría y perdón.

Otro de los momentos más llamativos de su pregón ha sido al finalizar cuando pidió que todos los allí presentes se levantaran y se dieran las manos unos con otros y de esa forma quiso simbolizar la necesidad de insistir en la unión de todos, en el perdón y en la importancia de ayudarse y apoyarse pues para eso estamos en las hermandades y ése debe ser uno de los objetivos de las mismas.

Un pregón para la reflexión, para la unión y el perdón. Una tarde para recordar las enseñanzas y lecciones que nos ha dado este joven ursaonés que con tan sólo 21 años ha puesto en pie a toda la Ermita de San Arcadio con la sensación de la necesidad de mirarnos los unos a los otros, de apoyarnos y no odiarnos, y conseguir hacer de todas las hermandades de nuestro pueblo una sola bajo el mandamiento principal de Jesús “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *