Adolfo Bellido, diploma paralímpico: «Para mí ha sido un gran sueño desde que di la primera pedalada»

El ciclista estepeño ha obtenido la sexta plaza en Persecución individual clase B de 4.000 metros

Tremendo mérito para el ciclista paralímpico de Estepa, Adolfo Bellido en Tokio al conseguir la sexta plaza en la prueba de persecución individual clase B, lo que le hace merecedor de un diploma olímpico.

En compañía de Eloy Teruel marcó un tiempo de 4:13.238 sobre la pista del Velódromo de Izu a solo 8 de entrar en la final por la medalla de bronce.

Estos son los primeros juegos del estepeño, que lleva practicando el ciclismo de manera profesional desde hace 8 años. Aunque la bicicleta siempre ha estado presente en la vida de Adolfo, ya que es su medio habitual de transporte. «Tengo una deficiencia visual, entonces la manera que tengo de moverme más rápido es con una bicicleta» comenta.

Pero todavía le quedan muchas pedaladas en estos Juegos tanto en el fin de semana que ya se acerca como en la semana que viene, con alguna opción de medalla, por lo que desde El Pespunte estaremos pendientes del trabajo del ciclista estepeño en Tokio.

Adolfo Bellido

El estepeño comenzó a interesarse por profesionalizarse en este deporte, por lo que empezó a ir a marchas cicloturistas. A raíz de ello profundizó en la competición en el ciclismo adaptado, donde el seleccionador español le incluyó en el equipo de la selección. Gracias a ello empezó a ir a la Copa del mundo y a más campeonatos hasta lograr llegar a Tokio 2020. En estos juegos compite en ciclismo en pista y en ciclismo en carrera.

A pesar de vivir en Dos Hermanas desde hace ya varios años, Adolfo siente el apoyo de su pueblo natal, Estepa. En declaraciones exclusivas a El Pespunte, nos comenta que «allí todos los ciclistas me conocen y desde el momento en el que se supo todos me han dado ánimos, tanto por parte de Dos Hermanas como de Estepa». En este último pueblo estuvo dedicado a la venta del cupón durante varios años, por lo que los estepeños le tienen un gran respeto como persona.

«Aquí se echa de menos la familia, las amistades y el pueblo, todo el cariño que te ofrecen en el día a día. Cuando estás en un país diferente y con la dificultad de la vista añadida» declara a nuestro medio. «Viene de lujo que te sigan y te manden fuerza desde tan lejos».

Para cualquier deportista paralímpico llegar a participar en los Juegos es todo un honor. «Para mí ha sido un gran sueño desde que di la primera pedalada» señala el ciclista. La dura preparación durante el ciclo olímpico y el esfuerzo le han llevado a este gran evento.

Marta Lara García

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)