Primera victoria del Bote de esta temporada

El Osuna Bote ha conseguido su primera victoria de esta temporada en la segunda jornada del campeonato venciendo 1-0 en el estadio Raúl Carroza al equipo del Viso en un partido que supo dominar la mayor parte del tiempo el equipo ursaonés.

El gol que le dio el triunfo al Bote fue obra de luismi quien supo aprovechar error del portero del Viso para darle el gol de la victoria a nuestro equipo.
Durante el encuentro le fue correctamente anulado un gol al equipo visitante.

Las gradas del Raúl Carroza no estaban lo suficientemente llenas de público como se hubiese querido pero poco a poco seguro que los ursaonenses se animan a asistir a este tipo de encuentros que ya se vió al final de la temporada pasada el buen ambiente que allí se creaba entre los aficionados.
Continuar Leyendo

La herencia y la pena de muerte.Ventura Medina I

Se recomienda que se escuche mientras se lee este relato la música adjunta aquí.

La abundante herencia que nos dejó mi madre se cifra en carpetas… ¡qué digo carpetas!… maletas y maletas atestadas de cuadernos de distintas formas y tamaños. Conocimientos y acontecimientos de la familia, vecinos, y de todos los que se rozaron por ella narrado a su estilo. Documentos a puño y letra de una gran carga emotiva anudadas con fervor religioso y momentos históricos.

Es pronto para leer objetivamente sus letras, intuyo que en éste caso, por lo que me toca, la objetividad la tengo a buen recaudo en la batidora. En el fondo creo que jamás seré capaz de leerlas con la dosis de distancia que requiere la imparcialidad. De todas formas, me llamó la atención el relato de un acontecimiento impactante que conmocionó a todo el pueblo de Osuna. Este acontecimiento concretamente se recoge en el libro de pastas verde y páginas blancas, en cuya portada cuidadosamente escrita dice:

Recuerdos de toda una vida
Mª de los Ángeles Gómez Cifuentes

Destaco el prólogo, a modo de introducción, escrito a tinta negra por mi hermano Alberto (octavo y último de sus hijos):

Llena este libro, Madre, sin reparos por tu caligrafía, ni por tus faltas, ni porque algunos episodios de tu vida afloren sabores a hiel. Llénalos, Madre, que los que te queremos sólo deseamos leer tus historias, tus anécdotas, tus leyendas…
Como lo vamos a leer con el corazón, nada importa: ni que estén desordenadas, ni que las dejes a medias ni que sean o no totalmente ciertas.
Ve dejando, hoja a hoja, tus recuerdos plasmados en este libro en blanco, para que como una fotografía, nos transporte a lejanos tiempos que ni siquiera hemos vivido.
Háblanos de tus antepasados, de tu niñez, de todo aquello que nos enriquezca y, tal vez, que nos prevenga en los avatares de la vida.
No te dejes nada en el tintero.
Tu hijo:
Alberto

Sin más, paso a transcribir el suceso que no tiene pizca de desperdicio del que sólo he corregido faltas ortográficas y cuya lectura me ha servido para roer bibliotecas, reflexiones que anotaré bajo esta página porque sé que ella, mi madre, era amante de fechas justas (o aproximaciones), y veracidad histórica.

Trascripción
Sería por el año 1904 en Osuna, estaba llena de gente como no se había conocido nunca.
¿Qué sucedía para que hubiera tal gentío? En El Lejío de Osuna se había levantado un patíbulo, pues iban a ajusticiar a un delincuente.
Se llamaba Ventura Medina y este hombre tenía una posada en el pueblo vecino del Rubio, perteneciente a la jurisdicción de Osuna.

Sucedió que cierta tarde llegó a la posada un hombre con dos hermosos caballos llenos los cerones de buenas piezas de paño, y se hospedo en la posada. Ventura tenía mujer joven y una hija pequeña.
De madrugada, Carmen despertó sobresaltada, su marido no estaba en la cama. En la habitación donde dormía había una pequeña ventana, sin encender la luz se asomó por ella. Quedó horrorizada: su marido llevaba el cuerpo sin vida del pañero hacia una cuadra que tenían vacía.
Sintió golpes en la tierra haciendo un hoyo para enterrarlo. Muerta de miedo, con el corazón palpitante, sintió que su marido había dejado de dar golpes, se acostó y se hizo la dormida.
¿Carmen, Carmen?, ¡Qué quieres! contestó la mujer, ¿Tú no has sentido ruido abajo?, ¡Yo no he sentido nada! ¿Por qué, Nada sigue durmiendo. Y él se acostó con ella.

Por la mañana, la mujer hizo el desayuno y cuando creyó que era la hora, cogió el canasto para ir a la plaza. El marido estaba bromista y ella le siguió la broma y le dijo: Dale una vuelta a la niña qué está dormida.
El marido se quedó en la puerta viéndola marcharse, pero cuando ella volvió la esquina corría al cuartel de la Guardia Civil.
Llegaron tres civiles fusiles en mano y Ventura les dijo: ¿Qué traéis de bueno por esta casa?, los civiles lo encañonaron y le dijeron, ¡Cava en la cuadra!, cuando llevaba un rato dijo Ventura, todos los trabajos merecen un cigarrillo, le apuntaron muy serio, Siga cavando o le damos un tiro.
Al poco salió el cadáver.
Lo trajeron preso y el juez lo condeno a la horca.


Decía mi padre que nunca se había conocido en Osuna más gente con coches de caballos y toda clase de vehículos, los trenes llenos hasta los topes para ver ajusticiar a Ventura Medina.

* * *

Ni que decir tiene que si mi madre nació en 1923 y tomando como fecha la de 1904 en que sitúa los acontecimientos arriba reseñados implica que no los vivió en primera persona como bien aclara en el último párrafo cuando escribe: “Decía mi padre que nunca…” por lo que me llevó a calcular posibles errores de fechas, nombres, o circunstancias, así que, basándome en la certeza de la ejecución en Osuna de Ventura Medina, puse manos a la obra; ojeé todo lo que obraba en mi poder, Tiempos de Historia, libros relacionados con la pena de muerte, artículos de periódicos viejos, boletines políticos locales de la época de la transición, documentos en Internet y un largo etcétera tropezando con aquella tirada corta de la nueva versión de El Paleto que se llamó 2ª EPOCA –el paleto-. Periódico mensual que comienza a editarse en Diciembre de 1979, cuyo nombre evoca “El paleto” originario impreso en Osuna en la Imprenta de M. Ledesma Vidal en el siglo XIX.

Si de algo tiene que vanagloriarse la humanidad entre tantas beligerancias, ofensivas y guerras fraticidas es (además de otras artes) de la conquista de la escritura.
Bien común sin distinción de bandos, religiones, ni ideologías, y aunque, aún vetada a millones de ciudadanos, el testimonio de nuestras raíces y conflictos se hallan en buena medida recogidos en esos signos que otros alcanzaron a dejar por el mero hecho de compartir, ya fuese su rebeldía, o aceptación del transcurrir de sus días, de sus fechas y sus tiempos que les tocó vivir de la misma forma que ahora hacemos los que vivimos, conformando ese gran puzzle multidisciplinar y sin tiempo como si de un único ser se tratara: La humanidad.

Gracia a estas fuentes, tanto podemos conocer que en 90 países aún se sigue aplicando la pena de muerte (3.797 personas ejecutadas en el año 2004 – Amnistía Internacional-), como que Ventura Medina fue ejecutado en Osuna el 1 de Octubre de 1889 en El Lejío. Información recogida ésta última en el 2ª EPOCA – el paleto – Nº 2 Enero 1980, pág. 9, donde se homenajeaba al periodista D. Manuel Ledesma Vidal que no pudo ver en vida la abolición de la pena de muerte aprobada por la Constitución Española de 1978.

Homenaje consistente en un artículo en el que Mariano Zamora, además de reproducir literalmente la hoja “OSUNA AL DÍA. NUMERO EXTRAORDINARIO. 1º DE OCUTUBRE DE 1889” (lanzada como señal de repulsa por Ledesma horas después de la ejecución de Ventura Medina), como decía, además nos desgrana Mariano Zamora los espeluznantes métodos y la trayectoria de ejecuciones españolas desde 1600 hasta 1974.

Así mismo el artículo recoge que Ventura Medina Rodríguez fue un posadero de Badolatosa que mató de tres porrazos a un quincallero ambulante que vendía lencería y encajes por los pueblos, que enterró el cadáver en la cuadra, y que Isabel, la mujer que vivía con el posadero, por los ruidos, el ir y venir, el talante de Ventura, la tierra removida de las cuadras y quién sabe qué más, cogió miedo y huyó a la mañana a casa de sus parientes. Siendo en la mañana del 1 de Octubre de 1989 cuando Ventura Medina fue agarrotado en medio de un gentío inmenso.

Los entresijos de la historia, de todas las historias y de nuestro pueblo merecen ser contados, conocidos y transmitidos de generación en generación. Conocimientos que brinda a salir de los cajones si son escritos, o de las memorias si son recuerdos. Lo que hoy nos asusta o reprime mañana cautiva, seduce.

Y como ni puedo, ni quiero dejar en el olvido las reflexiones acerca de la pena de muerte que en 1889 D. Manuel Ledesma Vidal nos dejó al pueblo de Osuna para la posteridad, para no extenderme, las transcribiré literalmente en mi próximo artículo “La herencia y la pena de muerte. Ventura Medina II”.

Inma Valdivia

Continuar Leyendo

Visita a Osuna de la diputada provincial de juventud y deportes

La aplicación del nuevo Plan Director de Juventud y del nuevo Proyecto de Infraestructuras deportivas que va a aplicar en los municipios la Diputación provincial de Sevilla, ha llevado a la responsable de estas áreas, la diputada Beatriz Sánchez, a visitar las localidades de la provincia para explicar las características de estos proyectos y para «realizar un estudio de valoración de las carencias y de las deficiencias que presentan las instalaciones deportivas y de juventud en los municipios para priorizar las necesidades de actuación en cada uno de ellos», ha manifestado en su visita a Osuna.
Aquí ha declarado que su estancia en Osuna y en el resto de municpios «es necesaria para realizar un muestreo de las condiciones en las que se encuentran estas instalaciones para llevar a cabo la firma de convenios que se adecuen a cada municipio para, de esta forma, compensar las carencias que presentan».
Por su parte, la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar, ha destacado la importancia de estos nuevos convenios para los municipios por cuanto que «de los proyectos que la Consejería de Juventud y Deportes apruebe para Osuna, ahora se incluye una nueva subvención que aporta la Diputación de un 25% del presupuesto, de tal manera que del 50% que habían de abonar los municipios, con esta nueva participación, la aportación se reduce a la mitad, es decir, a otro 25%., lo que supone un importante ahorro para las arcas municipales.»
Además la alcaldesa de Osuna ha señalado que, en el tema de las infraestructuras deportivas, se está elaborando un proyecto que «recoja la modernización de las mismas, por cuanto que, aunque se han ido manteniendo, se están quedando obsoletas, a la vez que se está diseñando un proyecto que impulse la creación de nuevas instalaciones dada la alta demanda de deporte base de la dispone Osuna, para la que necesitamos tener buenas infraestructuras que incentiven la buena práctica del deporte.»

En cuanto al área de Juventud, Beatriz Sánchez ha reconocido que «la política de juventud no está bien perfilada por lo que es necesario hacer una política de juventud específica que satisfaga realmente las necesidades de los jóvenes, aunque de manera transversal haya que contar con otras áreas como cultura o deportes.»
La creación de una Casa de la Juventud en Osuna, que actualmente de lo que dispone la localidad es de una Oficina de Información Juvenil, ha sido una de las instalaciones más necesaria de la que se carece, una deficiencia que ha podido comprobar la propia diputada en su visita a esta oficina, al igual que ha valorado las mejoras y reformas en infraestructura deportiva que son necesarias con su visita al polideportivo municipal de Osuna, desde donde ha animado a hacer proyectos sólidos y atractivos con ideas que efectivamente puedan ser ejecutadas para paliar tanto la falta de espacios como la ampliación de los mismos.

Fuente: Gabinete de Prensa del Ayto. de Osuna
Continuar Leyendo

Ayer y hoy de Osuna en fotografíasCalle La Cruz

Continuamos con esta sección sobre fotografías de ayer y hoy de Osuna con 2 imágenes. La primera de ella corresponde a la citada calle en septiembre de 1966, fotografía de Cristobal Martin y que aparece en la Guía Turística de Osuna de Manuel Rodríguez-Buzón Calle; y la segunda fotografía, como se puede comprobar, corresponde a la actualidad y se observa perfectamente el paso de algo menos de 50 años por nuestro pueblo con esa magnífica fotografía.

Agradecemos a Paco Delgado su colaboración y a Cristóbal Martín su atención.

Continuar Leyendo

Negro Solano

Quién no hizo en algún momento acopio y después uso de algún refrán popular de entre los cientos que recopiló el ilustre hijo de Osuna D. Francisco Rodríguez Marín y facilitar el diálogo dentro de una comunicación. En los primeros años de la década de los 70 recuerdo uno que decía: Para atrás ni para coger impulso. Este proverbio engrosó el léxico de buena parte de andaluces, entre ellos, ursaonenses que alimentaron la sangría de la emigración en la campiña.

En uno de esos encuentros casuales que nos brinda la vida, en el interior de estas tierras de acogidas conocí a uno de los responsables de avivar el citado refrán y de darle sentido a este artículo. Uno de tantos que alinearon los sentimientos en otra dirección y dejaron de nutrir la memoria, esclavo de una cultura obsoleta y poco dado a mitificar su infancia.
Tras un saludo educado me espetó con una frase muy usada: – Hace mucho tiempo que no tengo familia allí, paisano.
Con gesto de incredulidad discrepó conmigo por el concepto que tengo yo de la Osuna que me tocó vivir de sotanas, pleitas de espartos y burgueses señoritos sin señorío. No entendió que le abriera el portón de par en par y me recreara en los tiempos que no vuelven. Una vez conseguí convencerle de que con las palabras se derrota el olvido, le agité la memoria con algunos gratos recuerdos y decidió relatarme una infancia ya lejana.
La misma fue devorada por la posguerra en la parte alta de la calle Farfana a finales de los 50. Me imagino esa zona de montículos prehistóricos de carbón y cisco, donde no había aceras, adoquines ni donde confesar las injusticias.
¡Lo siento mucho! prosiguió con una retahíla ensayada, nunca vislumbré con claridad momentos felices que merecieran ser evocados de esta etapa de mi vida, debido a oscuras sombras que oscurecieron ese tiempo pasado. Recordar la Osuna de entonces me suponía dar un paso atrás y pérdida de tiempo, para mí era un triunfo consumir a tragos largos la hojas del calendario y alejar de mi memoria los turbios recuerdos que me persiguieron procedente de esa herida sangrante y oculta que Osuna tuvo durante mucho tiempo en su costado izquierdo, como entonces era este barrio de negro solano, mocos y lágrimas confundidas.
Continuó con expresiones muy negativas que me sirvieron de fuente de conocimientos de primera fila y que no es necesario narrar. Ese día aprendí que la definición de la palabra “pobre” no sólo significa carecer o estar privado de lo necesario para vivir, también se incluye la humillación, consideración del poder social y vivir al filo cada día de la dignidad personal hasta sentirse marginado.
Sin embargo, mientras se esforzaba en rememorar situaciones y derribar el muro infranqueable que él mismo construyó una vez rompió amarras, observé en él un halo de curiosidad por explicarme y saber de su origen. Pero ya era tarde, había extraviado los recuerdos, nunca debió poner fecha de caducidad a las primeras lecciones. El subconsciente se convertía en su peor enemigo y no le permitía expresar sensaciones, síntoma de que sus raíces se habían secado como rastrojo de tierra calma. Lo que le quedaba junto a los paredones era un barrio vacío de recuerdos físicos, con rastros de ancestros que hoy reposan a la sombra de cipreses en la carretera de Écija o, quizás, en fosas comunes no muy lejos del lugar. Después de oírle, entendí que negarle a este Ursaonés el derecho a la razón en su tesis particular sería carecer de cierta sensibilidad, a sabiendas de que todavía sigo cayendo en el ingenuo error de creer que el sentir del emigrante tiene para casi con todos las mismas connotaciones en el pensamiento. Hoy sigo convencido de que la historia de las personas y pueblos siempre fue la secuencia repetida de conflictos y circunstancias, pero, también de reconciliaciones, y ésta no llegó a producirse.
No es que las vivencias de mi infancia estén asociadas a colchones de plumas ni camas niqueladas ¿Quién no archiva en su interior alguna que otra sombra oscura de esos años llenos de incertidumbre y precariedad casi generalizada? ¿Qué ursaonés alejado de su noble cultura no iba a tener una mínima dosis de resentimiento escondido en el arrinconado baúl? Pero también nos visitó la bobalicona edad del pavo y nos idolatramos con momentos, situaciones o personajes fantasiosamente. Incluso, haciendo realidad ese primer beso quinceañero entre las piedras mudas de la Colegiata con Osuna a tus pies. Por esto, bien sabe este enmascarado ursaonés que, efectivamente, me llegó al alma su dolor silencioso y lento como el deshielo (a partir de entonces en mis argumentos siempre habrá excepciones como la suya) aunque tras una reflexión concluyente, reconocí que el alma no me la consiguió romper. Nunca comulgué con aquellos que hicieron del olvido su mejor compañía al cerrar las puertas del pasado y desconchar la memoria por el portazo.
Siempre creí a pies juntilla que en este árbol humano donde le crecen durante la infancia las ramas de maneras y conductas, primero fue sometido a un lógico proceso natural de maduración, alimentado por una sabia semilla como base directriz que tomó cuerpo en la raíz del útero materno.
Antonio Moreno Pérez
Fotografía: Paco Delgado
Continuar Leyendo

Finaliza la Velá de Consolación con una respuesta bastante buena por parte del pueblo

Con la actuación del grupo «Cosa de Dos» terminó la tradicional Velá de Consolación tras varios intensos días de numerosas actividades que por parte de la Hermandad de nuestra Patrona y del Ayuntamiento se han organizado y que también el pueblo ha sabido colaborar.
Ya desde el día 2 de septiembre comenzaron las actividades con el campeonato de pesca deportiva, el campeonato de petanca, diversos juegos para los niños en las plazas aledañas a la Iglesia, la proyección cinematrográfica de una película infantil, concurso de graffiti y las actuaciones en la Plaza del Duque de Tridente, Evaristo Cuevas, Juan Cuevas y el ya citado grupo Cosa de Dos.
Fericampo también se ha hecho coincidir con estas fiestas patronales y que le ha dado también cierto realce a las fiestas consiguiendo que el pueblo saliese a la calle. Y el domingo, también tuvo lugar la novillada con picadores y que se consiguió hacerla coincidir con el día que solicitaba mucha gente, el 9 de septiembre como al final fue, pero no hubo la respuesta de público esperada.
Cabe destacar que este año el público tanto en la procesión como en estas actividades ya citadas ha sido mayor que el de años anteriores a pesar de la segregación de personas entre la Plaza del Duque, la Plaza de Consolación con los «cacharritos» y la Plaza de Arcipreste Govantes.
Es de agradecer también que la Hermandad del Dulce Nombre haya vuelto este año también ha hacerse cargo del servicio de barra del improvisado bar que cada año tradicionalmente se abre en la Plaza del Duque y que desde muy temprano todas las mañanas de las fiestas patronales están al cuidado de esta barra para que no falte nada.
En resumen, numerosas actividades para unas fiestas patronales que años anteriores parecían caer en el olvido pero que este año se han vuelto a recuperar y hemos visto un buen ambiente que seguro irá a más en los próximos años. Felicitamos desde El Pespunte a todos los que haya hecho posible todas estas organizaciones de actividades.
Continuar Leyendo

Osuna, referente de la Energía Eólica

Según el diario ABC, Osuna dará a principios de este otoño la banderola de salida hacia las energías limpias o renovables, cuando el primer parque de aerogeneradores, el de “La Valdivia” empiece a evacuar energía a la red eléctrica.
Según el director de expansión de Aldesa Energías Renovables, Javier Ortiz, el emplazamiento de este primer parque es debido a que el mismo se encuentra en una zona de buen recurso eólico. El parque de “La Valdivia” se estrenará en la primera quincena de octubre, ha sido promovido por Aldesa Energías Renovables (antigua Becosa), compañía madrileña perteneciente al Grupo Aldesa. Los aerogeneradores son de Acciona Windpower, socio tecnológico de Aldesa en este parque, y la obra civil ha sido desarrollada por la constructora sevillana Detea.
La inversión de esta primera planta se eleva a los 31.5 millones de euros. De 28 megavatios (MW) de potencia instalada, está provisto que produzca unos 70.000 MW/hora al año y que abastezca a unos 14.000 usuarios, el 80% de la población de Osuna. El parque tiene una extensión de 637 hectáreas y cuenta con 19 aerogeneradores.
Otros dos promotores han elegido también Osuna para desarrollar sus proyectos eólicos: Gamesa, que tiene ya en ejecución el parque “La Gomera” de 22 MW y Desarrollos Eólicos, que promueve un tercer proyecto bautizado como “Cantalejos”, de 14 MW.

Fuente: ABC

Continuar Leyendo