El ser y la Covid-19

El ser y la nada se ha transformado por ensalmo en El ser y la Covid-19. Un microorganismo venenoso ha invadido y ocupado el inmenso espacio de la nada y le ha usurpado el nombre. Nada quedaba más estético y “profundo”. COVID-19 suena a cápsula espacial para explorar Marte y no a microbio impertinente que te escanea la fisiología para empeorarla. Y siendo terriblemente insignificante ha conseguido tener género ambiguo como las grandes magnitudes de este planeta: el mar, la mar; el calor, la calor; el Covid, la Covid. Y además está tomando hechuras de era histórica: a.C y d.C empiezan a significar antes del Coronavirus y después del Coronavirus.

Continuar Leyendo