Que venga el Duende

Hace unos años tuve la suerte inmensa de colaborar y participar en un merecido y emotivo homenaje que se le tributó en un local conocido como “Los Amigos del Duende” a un ilustre guitarrista flamenco y luthier, hijo del pueblo, El Lele. Aquí en España los homenajes se suelen rendir a los muertos. Con su plaquita de alpaca a la familia y la retórica bienoliente de un político. Es lo convencional. Los Amigos del Duende preferían la originalidad y la disidencia y les dispensaban los reconocimientos a los vivos con todo el cariño. Brindaban con el vivo, abrazaban al vivo, tocaban al vivo, se reían con el vivo y lloraban de emoción con el vivo y a lo vivo. Y el vivo más vivo que nunca sacaba a relucir su corazón joven, que tenía seis cuerdas y caderas femeninas y lo tocaba porque sonaba a música y agradecimiento. Supongo que en eso, en parte, consiste lo de experimentar el Duende y lo diferente: en llevar las flores a la vida y en cerrarle la boca a la puñetera muerte para cuando también las pida, la muy envidiosa.

Continuar Leyendo

Eduardo J. Pastor: “Siempre me han gustado los artistas que abanderan la diferencia, que son distintos a los demás, que aportan contradicciones a lo establecido”

  • La última obra de Eduardo J. Pastor, Fernando Villalón: Centauro de pena, fue publicada en octubre del pasado año.

Hoy os traemos la charla que mantuvimos recientemente con Eduardo Javier Pastor Rodríguez, autor de Fernando Villalón: Centauro de pena, sobre su última obra, en la que nos intentamos adentrar para conocer mejor al protagonista y su intérprete.

Continuar Leyendo