“Lifting” de muslos o brazos: ¿de qué se trata?

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Todos hemos oído hablar de la liposucción, que es una de las técnicas de cirugía estética más solicitadas en España, y también del “lifting” o estiramiento facial, que es otra intervención que se realiza con frecuencia. Pero pocos saben que se puede realizar estiramiento de otras zonas del cuerpo, como los brazos o los muslos. Estas intervenciones se denominan dermolipectomía o “lifting” de brazos o muslos, o técnicamente braquioplastia o cruroplastia, respectivamente.

¿En qué se diferencia la liposucción de los muslos, por ejemplo, del “lifting” de dicha zona, o crural? En que la primera elimina la grasa sobrante situada debajo de la piel, pero no reduce ésta, sino que cuenta con que se adapte al nuevo volumen gracias a su elasticidad. Sin embargo, cuando la piel es muy flácida, y ya no le queda elasticidad residual, es necesario eliminar una porción de ésta, y en eso consiste la dermolipectomía o “lifting” de la zona, que consigue, además de disminuir el volumen, alisar la superficie y tensar la piel. La operación consiste en realizar una incisión en la piel, situada lo más discretamente posible, despegar una porción sobrante de piel y eliminarla, suturando después.

En el Centro de Cirugía Estética Prada se realizan todos estos tipos de intervenciones, ya sea en los muslos como en los brazos o en la cara. Son candidatas a este tipo de cirugías las personas que han perdido elasticidad y turgencia en la piel por distintos motivos, como pueden ser la edad o una pérdida de peso importante, que hace que la piel se descuelgue. En estos casos, la realización de una cruroplastia (muslos), una braquioplastia (brazos), una abdominoplastia (vientre) o un “lifting” facial puede devolver la firmeza y la tersura a la piel de la zona correspondiente.

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), las dermolipectomías o “liftings” de las distintas zonas corporales son procedimientos bastante seguros y con un alto porcentaje de éxito, aunque no estén totamente libres de complicaciones, como ocurre con cualquier cirugía, sobre todo dependiendo de la calidad de la cicatrización del paciente. Por lo tanto, los recomiendan para las personas con problemas de piel colgante.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *