¿Ustedes no almorzáis?

Parejo y Cañero Intermedio fijo

El pasado dia 7 de diciembre mientras paseaba con unos amigos por la Carrera les dije, -“¡mira!, ¿parece que hay ambientillo?”-  a lo que me repuso de inmediato uno de ellos -“¿pero quién lleva bolsa? ¡nadie!”-, y es verdad, la cosa está más triste que el aliño de un hospital, en las arcas públicas no quedan más que yogures de coco que son los que “to” el mundo les da de “lao” y a más de uno, la situación le está poniendo los ojos vueltos como a las pijotas de Sanlúcar.

A pesar de todo, el andaluz que tiene más tiros “daos” que la furgoneta del equipo A, siempre ha llevado su sempiterna situación económica de mínimos, con mucha  dignidad y un alto sentido del humor; somos asi, llevamos la pena como las folclóricas  llevan las batas de cola, que aunque pesonas las mueven con ritmo y brío.

Y es que el andaluz lo tiene claro, hay que huir de quien no sabe reir y por eso aquí se rie mucho y bien, lo que conlleva que seamos más felices por naturaleza, para envidia eterna de nuestros vecinos. Como decía un amigo mio alemán, aquí se hace mucha filosofía tanto como en Alemania, lo que pasa que aquí se hace en los bares y no se escribe, normal, ¿con este solecito quién se va a encerrar en casa?; pero eso es un cosa, y tacharnos de flojos como lo ha hecho el aragonés metido a abanderado del Catalanismo Duran i Lleida (paradojas de este pais) es otra cosa, porque le recuerdo al bocazas Duran, que Cataluña le debe mucho, muchísimo a Andalucía y a otras regiones de España, de no haber sido asi, otro gallo cantaría.

El mundo del flamenco y la tauromaquia, están llenos de anécdotas que constatan la sabiduria y creatividad del andaluz; como muestras, dos ejemplos, en cierta ocasión le dijeron a Joselito el Gallo tras una corrida en Bilbao que pasara alli la noche pues se habia hecho tarde y Sevilla estaba muy lejos, a lo que contestó el diestro- “Sevilla está donde “tie” que estar, lo que está lejos es esto”-, y la segunda anécdota que se me viene a la cabeza, sucedió en Madrid, le ocurrió al padre de un famoso cantaó durante la Guerra Civil, circunstancias de la vida, a aquel gitano le pilló uno de los primeros bombardeos a la Capital; muerto de miedo se metió en medio de tres colchones y alli permaneció durante toda la mañana y viendo que el ataque no cesaba se armó de valor, a eso de la de las 5 de la tarde salió a la azotea y le dijo a los aviones a grito “pelao” -“¡¡¡¡¡¡¿pero ustedes no almorzáis?!!!!!!-, pues eso misnmo le digo yo a los especuladores que tienen a la prima de riesgo española con un dolor de parto de quintillizos -¿ustedes no almorzáis?-.

P.D. Como la Merkel y el Sarkozy no pongan la epidural, en Europa va a pasar fatiguitas de parto hasta “el potito del alba”.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

4 comments

  1. Estoy de acuerdo con Vd. en lo del Sr. Duran, pero creo que hemos de ampliar la información ya que cosas muy similares a las dichas por Durán fueron expresadas en su momento por Juan José Lucas, Esperanza Aguirre, Carmen Nebrera y Ana Mato, sólo tiene que buscar en las hemerotecas y lo encontrará.. Supongo que ha tenido Vd. un lapsus, y para mi es un placer subsanarlo.

    Por otra parte, me hace gracia su postdata. Ahora nos acordamos de Merkel y Sarkozy, hace unos meses, semanas incluso, todo era culpa de Zapatero y ahora resulta que no, que las soluciones no están en la mano, ya que los problemas no son cercanos, sino globales.

    Curioso, muy curioso, sin duda.

    Un saludo.

  2. Enhorabuena Javier, una columna digna de un buen “andalú”.
    Dejando a parte las opiniones vertidas por el Durán, la Aguirre, Ursaonita, Mato, la Merche y el bajito francés, es decir, el personal que calienta los asientos en los despachos, te indico que has dado en el clavo con la situación actual del “andalú” y la solera de nuestras raíces andaluzas. El humor no se ha perdido, a pesar de la maltrecha economía de muchos andaluces. Por eso siembre digo “Andalú valiente mientras el sol caliente”. Un abrazo.

  3. Ciudadano, de estómago agradecido nada de nada, eso lo puede dar por seguro.

    Como damos por seguro que es Vd. un maleducado por dirigirse a mí en esos términos cuando yo he expresado mi opinión con total respeto al columnista. Además lo que comento son hechos que puedo demostrar.

    Pero eso de no saber estar en desacuerdo sin perder las formas no es nada nuevo. Ciertos tics no se pierden nunca, que vamos a hacerle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *