¿Qué es una radio comunitaria?

¿Qué hace que una estación de radio sea comunitaria? La mejor manera de responder a esta pregunta quizás sea a través de las palabras de los miembros de AMARC (la Asociación Mundial de Radios Comunitarias).

Radio comunitaria, radio cultural, radio rural, radio cooperativa, radio participativa, radio libre, alternativa, popular, educativa… Si las estaciones de radio, las redes y los grupos de producción que constituyen la Asociación Mundial de Radiodifusores Comunitarios, se refieren a sí mismos por medio de una variedad de nombres, sus prácticas y perfiles son aún más variados. Algunas son musicales, otras militantes y otras musicales y militantes. Se localizan tanto en áreas rurales aisladas como en el corazón de las ciudades más grandes del mundo. Sus señales pueden ser alcanzadas ya sea en un radio de un kilómetro, en la totalidad del territorio de un país o en otros lugares del mundo vía onda corta.

Algunas estaciones pertenecen a organizaciones sin ánimo de lucro o a cooperativas cuyos miembros constituyen su propia audiencia. Otras pertenecen a estudiantes, universidades, municipalidades, iglesias o sindicatos. Hay estaciones de radio financiadas por donaciones provenientes de su audiencia, por organismos de desarrollo internacional, por medio de la publicidad y por parte de los gobiernos.

“Ondas para la Libertad”. Informe de la Sexta Asamblea Mundial de los Radiodifusores Comunitarios.Dakar, Senegal, 23-29 de enero de 1995

Cuando una radio promueve la participación de los ciudadanos y defiende sus intereses; cuando responde a los gustos de la mayoría y hace del buen humor y la esperanza su primera propuesta; cuando informa verazmente; cuando ayuda a resolver los mil y un problemas de la vida cotidiana; cuando en sus programas se debaten todas las ideas y se respetan todas las opiniones; cuando se estimula la diversidad cultural y no la homogeneización mercantil; cuando la mujer protagoniza la comunicación y no es una simple voz decorativa o un aviso publicitario; cuando no se tolera ninguna dictadura, ni siquiera la musical impuesta por las disqueras; cuando la palabra de todos vuela sin discriminaciones ni censuras, ésa es una radio comunitaria.
No se someten a la lógica del dinero ni de la propaganda las emisoras que así se denominan. Su finalidad es distinta, sus mejores energías están puestas al servicio de la sociedad civil. Un servicio, por supuesto, altamente político: se trata de influir en la opinión pública, de inconformar, de crear consensos, de ampliar la democracia. En definitiva – y por ello, el nombre- de construir comunidad.

“Manual urgente para Radialistas Apasionados”. José Ignacio López Vigil. 1997

Históricamente la filosofía de la radio comunitaria es la de permitir expresarse a los que no tienen voz, de servir de portavoz de los oprimidos (se trate de una opresión racista, sexista o de clase social) y, en general, de ofrecer una herramienta para el desarrollo. (…)
La radio comunitaria es definida a partir de tres aspectos que la caracterizan: se trata de una actividad con fines no lucrativos, la comunidad tiene el control sobre la propiedad y está caracterizada por la participación de la comunidad. (…)

Es necesario que sea claro que el objetivo de la radio comunitaria no es el de hacer algo por la comunidad, es, más bien, el de dar una oportunidad a la comunidad para que haga algo por ella misma, como por ejemplo, poseer el control de su propio medio de comunicación.

“What is Community Radio”. AMARC Africa y Panos Africa Austral. 1998

Existen en América Latina aproximadamente mil radios que se pueden considerar comunitarias, educativas, populares o ciudadanas. Se identifican por sus objetivos políticos de transformación social, de búsqueda de un sistema justo, con vigencia de los derechos humanos, con acceso y participación de las mayorías en el poder. Se reconocen también por no tener fines de lucro. Esto no les impide crecer, intentando una inserción en el mercado.(…)

La radio comunitaria y ciudadana se define por la comunidad de intereses compartidos que representa y por los objetivos político-culturales, comunicacionales y empresarios coherentes con esos mismos intereses. (…) La radio comunitaria y ciudadana incorpora nuevos lenguajes, nuevos formatos, otros sonidos, músicas, voces. Son otras formas de hablar, nuevos tratos con los oyentes, formas de preguntar y de responder, formas de demandar, de peticionar a las autoridades.

“Gestión de la radio comunitaria y ciudadana”. Claudia Villamayor y Ernesto Lamas. AMARC y Friedrich Ebert Stiftung. 1998

La radio comunitaria se ha convertido, con el pasar de los años, una herramienta indispensable para el desarrollo de las comunidades. Las personas pueden reconocer-se, identificarse y, además, comunicarse entre ellas. La radio comunitaria es un difusor cultural adaptado perfectamente al contexto de la francofonía canadiense. Sus ondas reflejan la realidad cultural: canciones, música, escritura, de la población francófona a la que sirven. Las radios comunitarias son los mejores estandartes de nuestra cultura. (…)
Cada radio comunitaria tiene su tonalidad bien modulada con la imagen de aquellos que la escuchan. Lo importante es la búsqueda de la diferencia.

La radio comunitaria es un factor de acercamiento, un puente, un paso hacia el otro, no para que el otro se convierta en los que nosotros somos, sino para que el pueda ser lo que es. No se trata de tener más, sino de ser, esa es la verdadera misión de las radios comunitarias en Canadá. ¿No es el sentido más profundo de la cultura el de hacer tomar conciencia a la personas de la grandeza que existe en ellas?

Alliance des radios communautaires du Canada, ARC. Canadá

Emisoras que ejercen la radiodifusión como un servicio a la comunidad y la comunicación como un derecho de todas las personas. Que buscan construir un camino común para apoyarse y fortalecer la comunicación de nuestro pueblo.
Radiodifusoras que se reconocen parte integrante de la comunidad en la que participan. Y como medio desarrollan una comunicación pluralista y participativa, abierta a la necesidad de expresión de los sectores sociales y culturales con menor posibilidad de acceso a los medios con fines exclusivamente comerciales. Que ejercen el derecho a la comunicación y, en especial, el derecho a la información. Que ejercen la radiodifusión como un servicio y no como una simple actividad comercial – lucrativa.

Federación Argentina de Radios Comunitarias, FARCO. Argentina

En el sistema de medios dominado comercialmente, radio comunitaria significa radio en la comunidad, para la comunidad, acerca de la comunidad y por la comunidad. Existe una amplia participación de los miembros regulares de la comunidad en el manejo y producción de programas. Esta participación de miembros de la comunidad las distingue del medio dominado por lo comercial en Filipinas, los cuales están operados por el lucro, la propaganda, el poder, la política, los privilegios, etc. Servir la gente, el público, es más bien una posición principalmente para justificar la existencia en la burocracia gubernamental de procedimientos de licencias. (…)

Estaciones operadas colectivamente por las personas de la comunidad.

Estaciones dedicadas al desarrollo, la educación y el fortalecimiento de las personas.

Estaciones que adhieren a los principios de democracia y participación.

TAMBULI – Communication Project. Filipinas

Radios libres, independientes, laicas, consagradas a los derechos del hombre y atentas al medio ambiente.
Ellas son plurales y pluralistas

Ellas se niegan a la comunicación mercantil.

Ellas respetan escrupulosamente la deontología periodística y amplían el ámbito cultural al permitir la más extensa expresión de artistas y de su canal de escucha.

Ellas tienen un estatus asociativo, un funcionamiento democrático y una financiación coherente con el hecho de que no tienen fines lucrativos.

Ellas son solidarias entre ellas y constituyen comunidades de trabajo que permiten a cada una cumplir con su misión.

Charte de la Confédération Nationale des Radios Libres, CNRL. Francia

En primer lugar, la radio comunitaria está caracterizada por la activa participación de la comunidad en los procesos de creación de noticias, información, entretenimiento y material culturalmente relevante, y ello con un énfasis en temas y preocupaciones locales. Con capacitación, productores locales pueden crear programas usando sus voces locales. La comunidad puede, igualmente, participar en el manejo de la estación y opinar en la programación y contenido de los programas.
En segundo lugar, es esencial que sea una empresa sin fines de lucro. En estos días de alta comercialización de la radiodifusión, el carácter de la radio comunitaria lo constituye su independencia y responsabilidad en el servicio a la comunidad, no al anunciante. Como la estación es de propiedad de la comunidad, se mantiene cierta responsabilidad en el manejo de la estación.

En tercer lugar, la programación de la radio comunitaria es designada por la comunidad para mejorar las condiciones sociales y la calidad de su vida cultural. La comunidad misma decide cuáles son sus prioridades y necesidades en términos de la provisión de información.

VOICES. India

Continuar Leyendo

Objetivos | El Pespunte Radio Osuna

EL PESPUNTE RADIO OSUNA es una emisora comunitaria/cultural perteneciente a la extensión cultural de El Pespunte, la Asociación Juvenil Cultural “Tres Girones”.

La existencia de esta emisora de radio tiene como fines:

1. Formar parte de la Asociación Juvenil Cultural “Tres Girones” como una actividad cultural y social más de la misma que la acoge siendo la entidad jurídica de la emisora de radio ursaonense y de cuantos medios de comunicación del Tercer Sector (TSC) pudiesen crearse al amparo de esta asociación, tal y como ya existen tanto El Pespunte Digital como El Pespunte impreso.

2. Promover la cultura en Osuna a través de programas cuyos contenidos versen sobre aspectos culturales de Osuna o el resto del mundo.

3. Fomentar y potenciar los valores patrimoniales, turísticos y culturales de Osuna a través de los programas de radio o de las actividades que se organicen fuera del estudio.

4. Potenciar el protagonismo público de las personas y sus colectivos sociales, el compromiso social y ciudadano, la pluralidad, la gestión participativa y eficiente, la formación en valores democráticos, de convivencia, de paz y desarrollo sostenible, el análisis de la realidad y su comprensión y la divulgación.

5. Conseguir que el Estado de Derecho y los poderes públicos garanticen el derecho a comunicar de las personas integradas en medios de comunicación comunitarios o del Tercer Sector de la Comunicación sin discriminación en las vías de financiación ni en el alcance de sus mensajes. Inspirándose en el documento “Principios para un Marco Regulatorio Democrático sobre Radio y TV Comunitaria” (AMARC, 2008) y en la Resolución del Parlamento Europeo, de 25 de septiembre de 2008, sobre los medios del tercer sector de la comunicación (TSC) (2008/2011(INI)), se definen como:

a) Actores privados que tienen una finalidad social.

b) Gestionados por organizaciones sociales de diverso tipo.

c) Orientados a satisfacer las necesidades de comunicación y a habilitar el ejercicio del derecho a la información y libertad de expresión de las personas integrantes de comunidades, ante las cuales son responsables.

d) Abiertos a la participación lo más amplia posible respecto la propiedad del medio y el acceso a la emisión, así como a las diversas decisiones de programación, administración, operación, financiamiento y evaluación.

e) Que no tienen fines de lucro

f) Que su objetivo no es realizar proselitismo.

6. Trasformar, a través de los medios de comunicación social, la realidad desde la participación ciudadana como un modelo de organización distinto de planificación y de participación en el desarrollo de Osuna.

7. Potenciar la igualdad de género y promocionar la comunicación y el lenguaje no sexista.

8. Dar a conocer las voces de las personas y los colectivos sociales que más dificultades tienen para conseguir espacios en medios distintos a los del Tercer Sector, así como mantener los espacios y tomar las medidas para que la difusión de ideas, opiniones e informaciones sea eficaz, siempre que los ciudadanos traten temas de interés público, ya sean culturales, vecinales, políticos o de ocio, que fomenten la participación y promuevan la educación de la ciudadanía en valores de igualdad, solidaridad, respeto y derechos humanos.

9. La promoción de los derechos recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y otras declaraciones de Naciones Unidas, el Derecho Comunitario, la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

10. El fomento del asociacionismo y la integración de los ciudadanos no asociados en procesos de decisión pública y participación vecinal.

11. Respetar la pluralidad de voces democráticas existentes en la sociedad y servir como punto de encuentro entre distintas posturas a fin de facilitar todas las claves de los debates sobre los temas de interés público.

12. Difundir a aquellos artistas y creadores que se encuentran al margen de los circuitos comerciales al uso, teniendo presentes a los ya asentados en estos canales de promoción.

13. Cubrir las carencias de alfabetización, educación sanitaria y otros ámbitos, mediante los mensajes que difunda y los programas de radio específicos que se desarrollen sobre estos temas.

14. Formar a los ciudadanos en comunicación para que puedan ejercer su derecho a comunicar de forma veraz y que sus mensajes sean entendidos y atractivos.

15. La diversidad de vías de financiación y la independencia financiera de la asociación y sus actividades, de forma que ninguna entidad ajena pueda condicionar las decisiones que la emisora deba tomar. El Pespunte Radio Osuna no cambiará su idiosincrasia y razón de ser por exigencia de sus patrocinadores.

16. Promover el diálogo de la diversidad de movimientos sociales, personas con diversidad funcional, razas, etnias, géneros, orientaciones sexuales, de edades, religiosas y políticas o de cualquier otro tipo, en sus medios.

17. El apoyo a las iniciativas de economía social, la pequeña y mediana empresa y la investigación y el desarrollo aplicado al bienestar de la ciudadanía y la paz.

Continuar Leyendo

¿Cómo ser socio protector?

Quizá no tengas tiempo para hacer un programa de radio. Quizá tampoco para formar parte de la Asociación Cultural Juvenil “Tres Girones”. Pero quizá sí te gustaría ayudar con un pequeño gesto económico. Puedes hacerte Socio Protector de EL PESPUNTE RADIO OSUNA. Para ello debes rellenar la ficha de solicitud de Socio Protector, donde se incluye un apartado para que te cobremos la cuota de Socio Protector (12 euros al año, o lo que es lo mismo 1 euro al mes) a través de una domiciliación bancaria (si quieres otra forma de pago, contáctanos en radio@elpespunte.es ).

Progresivamente los órganos de EL PESPUNTE y la Asociación Cultural Juvenil “Tres Girones” irán desarrollando derechos para las personas que adquieran el compromiso de ser socios protectores.

Incluso aunque tu Asociación forme parte del equipo de EL PESPUNTE RADIO OSUNA y esté participando en este proyecto, tú podrías comprometerte como socio protector a título personal.

Mantener la independencia financiera y, por ende, ideológica, de un medio de comunicación es muy complicada pero es importantísima y mucho más para una Radio Cultural como es la de EL PESPUNTE RADIO OSUNA. Al no poder incluir cuñas publicitarias comerciales sólo nos queda el recurso de los patrocinios de programas y sobretodo el aporte económico de participantes en la radio, socios protectores, socios de la asociación y donantes. Colabora con nosotros.

Para hacer una donación para nuestro proyecto puedes hacer un ingreso o transferencia bancaria a la cuenta de LA CAIXA: ES39 2100 8369 6102 0002 6511 En el concepto del ingreso debes poner: “DONACIÓN [y tu nombre, si quieres]”. Cualquier cantidad donada es importante para el desarrollo de este proyecto por lo que será bien recibida cualquier cantidad.

Continuar Leyendo