¿Cómo nos ve el pueblo a las Hermandades desde fuera?

¿Habéis pensado alguna vez qué imagen tienen las personas que no pertenecen a ninguna Hermandad sobre nosotros? La verdad que es una reflexión muy compleja, es una reflexión que muy pocos cofrades podemos llegar a hacernos debido a nuestro bajo grado de empatía. Porque si, a pesar de que en Osuna tengamos cofrades ejemplares que predican con el ejemplo, con el verdadero significado de la palabra Iglesia, otros tantos cofrades se dedican a “mirarse a su propio ombligo” pensando simplemente en sus propias conveniencias, su ego, el querer llegar a tener mayor poderío y ser el más y mejor recordado.

Las Hermandades debemos ser fiel reflejo del alma de Dios, un espejo donde las personas que no pertenecen a ninguna Hermandad nos miren y vean a Jesucristo, vean a Dios. En nuestros hechos, nuestras actitudes, nuestra ayuda al prójimo. Todo esto escribirlo es muy fácil y nos creemos que luchando por la paz en el mundo, por la pobreza y por tantas otras desgracias que los hombres hemos creado, vamos a solucionar algo, cuando esto se empieza por la persona más cercana que tenemos: Nuestro hermano, nuestro familiar, vecino, amigo, conocido… ¿Nos hemos preguntado si necesitan ayuda? ¿Hemos salido a la calle, hemos visto a un mendigo y le hemos dado un bocadillo? ¿Hemos separado una pelea, intentado poner calma entre dos personas o unir a dos enemistades?

Continuar leyendo...

Juventud, divino tesoro. Juventud perdida

img_9559Hasta donde el recuerdo me alcanza, hasta donde recuerdo el fin de la inocencia, el principio de la madurez, los días de convivencia, los días de Hermandad. Hasta donde recuerdo, siempre he recordado a la juventud como un divino tesoro, una juventud que nunca fue perdida.

Entre los jóvenes de mi quinta, aquellos con más edad, aquellos con menos también, una “camá” de juventud que oscila entre personas nacidas en el 1980 y 1995 aproximadamente, unos 15 años de diferencia entre unos y otros. Yo no sé ustedes, jóvenes cofrade, pero ¿alguna vez estos jóvenes os hemos hablado de las convivencias entre Hermandades y entre Grupos Jóvenes? ¿Os hemos hablado de aquellas convivencias de Calderón? ¿De aquellas convivencias en el Calvario, en Casas de Hermandad, en el Instituto Rguez Marín, convivencias en la Romería, en una formación con nuestro Párroco, en una noche de verano o simplemente de un rato por la tarde de charla sentados alrededor de una mesa con chocolate, churros y juegos populares? Ahí se forjaban las amistades, la herencia, la unión y sobre todo, se forjaba la Hermandad.15

Continuar leyendo...